Copán Álvarez: "Si yo fuera amigo de Costly le diría que se va a arrepentir”

El periodista hondureño de NBC Deportes habla acerca del tema de Costly a la selección de Honduras.

Copán Álvarez

Cada vez que se acerca una convocatoria, la gente, la prensa, los dirigentes y el mismo jugador saca el tema a discusión. Otra vez el tema 'Costly', otra vez la negativa antes de conocer la lista y otra vez el clamor popular por un jugador que cuando le tirás la camiseta de la Selección sabe qué hacer con ella. No le pesa, todo lo contrario, lo potencia, se enciende y se divierte.

Si yo fuera amigo de Costly, le diría que seguramente se va a arrepentir cuando sea mayor y su cuerpo no le permita jugar más a la pelota. Si yo fuera amigo de Costly le diría que va a añorar que todo un pueblo futbolero como el nuestro le pida que se ponga la H en el pecho, perdón, en el corazón. Si yo fuera amigo de Costly le diría que cuántos de nosotros quisiéramos estar en su lugar y pagaríamos lo que fuera por entrenar con la Selección. Y si yo fuera amigo de Costly lo llevaría donde Pinto diciéndole que reserve la 13 para este brother que traigo acá.

Pero como no soy amigo de Costly y soy periodista me toca hablar sin la camiseta con la H en el pecho sobre este recurrente tema.

LAS OPCIONES DE PINTO EN OFENSIVA TRAS LA LESIÓN DE CHOCO

Siempre he dicho que los jugadores hacen mal en retirarse oficialmente de la Selección. La selección de cada país se ha convertido en algo sagrado porque sobretodo en nuestros países le pertenece a la gente, a la gente que le gusta el fútbol, a la que goza y sufre.

El jugador debería de retirarse de la selección cuando ya no lo convoquen más o cuando este decida decirle adiós al fútbol por completo. Si te llaman tenés que ir, no podés decirle que no y si le decís que no a la Selección por un tema personal o porque te cae mal el técnico, déjalo de lado, amarrate la boca, aguantá y sacá toda tu rabia en la cancha defendiendo los colores de tu gente.

Yo sé que a ningún jugador le gusta ir al banco en un partido, también sé que a ningún jugador le gusta entrenar a doble turno y menos cuando cada uno dura cuatro horas como dice 'El Cocherito'. También entiendo que es difícil trabajar con un entrenador tan exigente como Pinto pero tampoco lo hacés todos los días como para decidir no jugar más por la Selección.

No es el fin del mundo ni es tán sacrificado. Sacrificado es el albañil que se rompe la espalda por dos pesos bajo el sol sabiendo que mañana tiene que ir a buscar otro jefe que gana tres pesos y que le va a exigir que se rompa más la espalda por los mismos dos pesos y eso si tiene la suerte de encontrar un trabajo.

Dice Carlo Costly que se encontró a Jorge Luis Pinto en el ascensor y limaron asperezas. Si usted es amigo de Costly, llévelo al mismo ascensor hasta que llegue Pinto y que se arreglen de una vez por todas como gente de fútbol que son y le den una oportunidad más a la gente de ver a este muchacho con la H en el corazón.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias

En Portada