lo mas leído en este momento

07/02/2013 05:17PM Futbol de Primera

La historia del ex futbolista hondureño “Pacharaca” Bonilla en EUA

En nuestra sección "Qué fue de..." te presentamos la historia con el ex jugador del Marathón quien ahora trabaja en EUA.

por: Christian Giron
  • "Llevo 27 años viviendo aquí, esta ahora es mi realidad”, dice Pacharaca Bonilla. /
  • Encontrar a Bonilla no fue fácil, es esquivo, no quería dar la cara o simplemente prefería no mostrar lo que hace o es actualmente. /
  • “Pacharaca” Bonilla dejó el fútbol hace muchos años, su realidad ahora es distinta. /

En el pasado fue un ídolo de Marathón, los que le conocen lo describen como uno de los jugadores más letales de su época. Arturo Torres, conocido como “Pacharaca” Bonilla, dejó el fútbol hace mucho, su realidad ahora es distinta, siempre ama a este deporte, pero se dedica a la construcción, limpieza y reparación de barcos en Estados Unidos.

Su historia está llena de éxitos, pero también de tropiezos inesperados a causa de una de sus aficiones: “echarse de vez en cuando sus traguitos”.

“Ya estoy viejo, es un honor que vengan a buscarme, le mando un saludo a todos los aficionados de Marathón, llámeme don, señor o Pacharaca, por mí está bien”, comienza diciendo el ex goleador del Monstruo.

Encontrarlo no fue fácil, es esquivo, no quería dar la cara o simplemente prefería no mostrar lo que hace o es actualmente.

Tras tres días de insistencia, “Pacharaca” accedió a atendernos en Pompano Beach, su lugar de residencia y afirmó estar listo para abrirse con nosotros y dar detalles sobre su vida después de su retiro de la actividad profesional.

“Aquí hay mucho trabajo para sobrevivir, yo la paso bien en todos los aspectos. Llevo 27 años viviendo aquí, esta ahora es mi realidad”, agregó.

Arropado en una camiseta azul vieja, sucia y manchada de pintura, un short roto y unos tenis viejos, Bonilla suspira, toma aire y nos revela cuáles fueron los motivos por los que abandonó Honduras y emprendió un viaje a Estados Unidos, que por ahora no tiene retorno.

“Un jugador retirado es olvidado en nuestro país, entonces para subsistir hay que emigrar”, dice mientras se truena los dedos de sus manos, esas que reflejan mucho sacrificio, dolor y uno que otro cayo que aún tiene su huella.

De aquel enorme futbolista que brilló con la camisola verdolaga no queda nada, el atrevimiento que mostraba en la cancha, ahora se ha convertido en timidez frente a nuestras cámaras.

SU LLEGADA A ESTADOS UNIDOS Y SUS DISTINTOS TRABAJOS

La vida se encargó de poner en orden muchas cosas en la existencia del gran “Pacharaca”. Su camino después del fútbol no ha sido fácil, pero dice mantener aún las fuerzas suficientes para luchar, salir adelante y no rendirse.

“Vine aquí el 14 de agosto de 1985, me he desempeñado en muchas cosas, en construcción, ahora mismo laboro en la industria de los yates”, dice con tono apenado.

Arturo Torres Bonilla declara no ser lo suficientemente fuerte para definir si hasta ahora todo ha valido la pena, y le deja esa tarea al destino, a los momentos vividos con su familia y a la vida misma.

“Hay que sacrificarse para tener lo que se tiene, no poseo lo que deseo, no gano muy bien, no tengo casa propia, rento, pero estoy bien con mi familia”, sigue contando.

De pronto la charla se vuelve amena, la rigidez y hasta cierto punto dureza de sus respuestas, ceden y sin pensarlo comienza a soltar sonrisas, eso sí, nos insiste que no puede llevarnos a su lugar de labores porque le da “pena”, usa herramientas viejas y “baratas”.

Las afueras de la casa de habitación de un familiar suyo sigue siendo la sede de esta entrevista. “Si le muestro como trabajo, se burlarán de mí y no quiero”, indica.

AÚN LE QUEDABA CUERDA

Casi sin pensarlo y con apenas 32 años de edad, el famoso “Pacharaca” decidió abandonar el fútbol e igualmente irse de su tierra.
“Cuando un futbolista se retira debe hacerlo de forma definitiva, en mí había cuerda de sobra, cuando vine a Miami jugué cinco años más en buenas condiciones”, expresó.

“Con el sueldo que uno ganaba antes era imposible comprar casa, además, pasaron cosas como falta de apoyo de parte de directivos, quedé relegado como muchos”, continuó.

“Cuando llegué aquí lo hice legal, con mucha alegría, solo estuve 20 días sin trabajar, aparte venía con un dinero y la hermana de mi señora nos ayudó mucho”, indicó Bonilla.

MALDITO ALCOHOL

Aunque para muchos es un defecto ingerir bebidas alcohólicas, para “Pacharaca” Bonilla no lo es, según expresa, es una forma de disfrutar de su trabajo.

“Yo ganaba bien en un trabajo anterior, una vez recibí el sueldo de toda una semana, me fui a beber y cuando salí de ese lugar solo tenía 75 dólares, me reventaron”, explicó.

“Me gusta echarme mis traguitos todo el tiempo, me gusta y siempre va a ser así. Una vez un amigo me insultó diciéndome borracho, pero las palabras se las lleva el viento”, argumenta.

Aún hoy en día muchos afirman que la carrera de Torres Bonilla se comenzó a venir a pique por culpa de su afición por las cervezas y al guaro, él mismo dice que no fue así.

“Yo siempre fui sano, ahorrar aquí cuesta un poco, divertirse no es malo, yo lo hice siempre y lo continuaré haciendo, no tiene nada de malo”, finalizó.

Así, “Pacharaca” Bonilla se despidió de los que lo admiraron. “Espero que no se rían de mí, pero I Love you Honduras...”.

ADEMÁS:

¿La Selección?
“Estuve en la preselección que fue a Haití rumbo a Alemania 1974, me dejaron fuera porque era muy joven. Me dolió”.

¿Chelato Uclés?
“No hubo problemas, pero detalles futbolísticos de un entrenador contra un jugador. No éramos amigos, pero no le parecía mi estilo”.

¿Alguna Promesa incumplida?

“Marathón no me dejó salir, tenían miedo que fuera a Real España. Me prometieron casa, pero parece que la
siguen construyendo o no encuentran el lugar je, je, je. No tengo resentimientos con el equipo, yo jugué con ellos por amor, no por dinero”.

¿Sus momentos más difíciles?
Las muertes de mi papá y mamá, no tengo ningún cargo de conciencia, aunque no estuve presente al fallecer mi viejita.

¿Por qué le dicen pacharaca?

“A mi hermano le pusieron el “Ruso” y a los
menores nos decían Pacharaca, no se por qué me lo pusieron la verdad”.

PERFIL

Arturo Torres Bonilla

Nació en: barrio San Francisco, El Progreso, Yoro

Fecha de nacimiento: 23 de enero de 1953.

Edad: 60 años.

Esposa: Isabel Torres.

Hijos: Virna, Gianni, Daysi, Nadia y Tania.

Debut en el fútbol: a los 15 años.

Retiro: a los 32 años en 1985.

Equipos en Honduras: Lenca, Morelia, Honduras de El Progreso y Marathón. Con los verdes: Formó parte de la Sinfonía Verde, que se coronó campeón en 1979.

Trabajos en EUA:
Construcción, reparación de techos y actualmente repara y elabora cobertores de sombras y asientos para yates de lujo.

Calificación actual

Tabla de juego

¿Qué es esta barra?

Es una nueva funcionalidad de Diez.hn que te permite compartir aquello que más te gusta con tus amigos y conocidos e interactuar con ellos.

Para aprovecharla al máximo accede con tu usuario Diez.hn o tu usuario de Facebook.

Si no tienes usuario de Diez.hn te puedes registrar cuando quieras. Es totalmente gratis.