Héctor "La Perra" Castellanos: "El partido tenía que haberse detenido"

Héctor 'La Perra” Castellanos relata lo feliz que se siente en motagua y cree que ya se merece un llamado a la selección. recuerda el trágico domingo de la final

El jugador del Motagua, Héctor Castellanos, cuando le cuenta su historia al periodista de DIEZ, Limber Pérez. Fotos Ronal Aceituno
El jugador del Motagua, Héctor Castellanos, cuando le cuenta su historia al periodista de DIEZ, Limber Pérez. Fotos Ronal Aceituno *
Limber Pérez

Es uno de los jugadores que muerde toda la cancha, un todoterreno y una pesadilla para cualquier futbolista que quiera superarlo. Carlos Castellanos, uno de los principales motores del Motagua, sigue con el pecho inflado por el bicampeonato que acaban de lograr y ya sueña con el tri.

¿Castellanos, qué tanto ha costado ser campeón en este certamen con Motagua?
Bastante, este torneo fue bien complicado para quedar campeón, tú lo has vivido y sabes que es difícil, pero la verdad que tuvimos partidos en los que dejamos que nos sacaran puntos en el último instante como el empate en el minuto 96 contra Real España, Olimpia nos igualó en el 94. Nosotros hubiéramos quedado en una posición más tranquila, en ese aspecto nosotros después nos arrepentíamos. Soy de los que cree que Real España y Motagua éramos los equipos que mejor jugábamos y la preocupación de nosotros fue contra la realeza, sí lo mirábamos difícil con ellos.

¿Esta llave contra Real España. Creías que de ahí podía salir el campeón del fútbol nacional?
Sí, porque éramos los dos mejores equipos, a nosotros nos hubiera gustado enfrentarnos más en la final, pero en la semi, de los dos iba a pasar uno; entonces, sabíamos que había que rifárnosla ahí.

¿Pero eso al final nunca se expresó. Sabían ustedes que el pulso se medía en la semifinal contra Real España para tener todas las posibilidades de quedar campeón?
Claro, ese era nuestro termómetro, sabían de nuestra capacidad, nosotros sabíamos el equipo que teníamos anteriormente, también había un buen técnico, pero por ahí nosotros entramos y empezamos, ahí nosotros estábamos atacando, bien unidos.

¿Tuviste que acomodarte a la ciudad, normalmente a los jugadores que vienen de la zona norte les cuesta bastante?
En todo, desde la alimentación, porque en la costa vos no ves esto, en la costa tenés playa, entonces a los que venimos de allá nos hace falta el mar, pero es muy diferente, aparte yo estuve mucho tiempo en Victoria, que es un equipo al que yo quiero mucho, pero no es lo mismo tener la camisa de la Jaiba que la de Motagua.

Después de jugar dos años consecutivos con el Victoria como titular, llegas aquí y ya no actuabas. ¿Qué tan duro fue eso?
Fue bastante difícil, yo sabía que así iba a ser, pero vos sabés que como jugador uno se la rifa y yo creo que los cobardes a esto no llegan, yo deseaba jugar en un equipo grande; es más, yo sentía que ya había terminado mi ciclo en Victoria, a pesar de que aquí tengo uno de los mejores sueldos, pero yo había jugado bastante, pienso que si me hubiera quedado ahí mi rendimiento hubiera bajado mucho y mejor me vine para acá. Venía de hacer siete torneos, jugué una final con Victoria y llegar a esa instancia con un equipo pequeño es complicado, también competí en Concachampions, cosas importantes, luego me vine para aquí, había que mostrarles mi capacidad a los técnicos y todo eso, por ahí fueron ellos los que me trajeron, pero sí me costó, aquí había jugadores que son muy buenos y mantienen el nivel alto, ya ellos habían sido campeones.

¿Se pelearon para que vinieras aquí al Motagua? A veces los dirigentes se oponen, a veces cuando un jugador no controla la pelota con pinta, no hace goles de cocina, como que al dirigente no le gusta, entonces vos sos un jugador que tiene todas las características de no gustarle a los directivos. ¿Alguien se interpuso?
Cuando vine, llegué con todo el visto bueno de Diego, él ya había hablado con ellos, entonces desde el principio el que sí daba el visto bueno para mí era Eddie Atala, él y Juan Carlos Suazo, pero más don Eddie y hasta la vez él conmigo va a full, pero ahí como que varios le dijeron que me miraran, pero yo ya no era jugador para estar viendo, yo ya estaba probado en primera división.

¿Entonces querían que vos dejaras la capitanía en el Victoria y te vinieras a hacer una prueba al Motagua para ver si te contrataban?
Quizá no como prueba, pero sí que me vieran un par de días, que Diego terminara de darme el visto bueno, pero él ya lo había hecho, lo que pasa es que creo que uno o dos no estaban seguros, pero eso se solucionó rápido, el cuerpo técnico lo resolvió, por eso estoy aquí, porque el cuerpo técnico mostró bastante interés en mí, entonces yo miré eso y me vine para aquí.

WebPerraLoco2.1(800x600)

El volante Héctor Castellanos cuando celebraba el título que ganó con Motagua al Honduras.

¿Se puede pensar en el tricampeonato con este Motagua?
Claro que sí, te lo digo y 100% seguro que sí, es más, ahorita en una reunión que tuvimos después del campeonato empezamos a mencionar el tri, tanto jugares como técnicos y directivos, ahorita estamos como que celebrando, sabes que esto se tiene que disfrutar, porque no todos los días se gana un bicampeonato. Motagua nunca ha ganado un tri y pues como jugador yo quiero ser parte de esa historia.

Hay gente que por ratos quiere criticar el bicampeonato de Motagua porque fue contra Platense, contra Honduras Progreso, creyendo que si los rivales hubieran sido Olimpia y Real España no tuvieran los dos.
No, pero vos sabés que Platense tiene un nivel altísimo, Honduras Progreso igual, sabemos que los equipos grandes poseen esa casta de campeón, pero sabemos que con la convicción que teníamos íbamos a zumbar al que se nos pusiera enfrente, el equipo mentalmente está muy bien,

¿Cuál fue la clave para resolver la final contra el Honduras Progreso en la cancha de ellos?
Taparle dos que tres jugadores, que es por donde nosotros creíamos que pasa el fútbol de ellos y la verdad acertamos, liquidamos la banda izquierda de ellos, también al Camellito, que hace muy buena producción, pero entre Mayorquín y yo lo eliminamos, esa era la misión que nos dieron. Todo rebote que nosotros agarrábamos teníamos que tener a “Burrito” Elvir y a Andino. Es más, nosotros teníamos la orden que hasta sin ver debíamos lanzar la pelota para allá.

¿Sentís que al final de todo fue una final bastante fácil? Fueron seis goles de diferencia.
Para el segundo partido no veníamos relajados, eso nunca porque inconscientemente uno tiende a relajarse como jugador, pero sí sabíamos de la ventaja que traíamos, el partido en El Progreso fue clave.

Un campeonato manchado por el dolor, por sangre, cuatro muertos justo cuando se realizaba la final, ¿Crees que ese partido debió haberse detenido?
Creo que sí, pero nosotros los jugadores no nos dábamos cuenta de lo que estaba pasando hasta que terminó el partido; si te soy sincero, creo que se tuvo que haber detenido, no realizarlo otro día, porque había dos muertos dentro del estadio, nosotros como jugadores estábamos metidos al 100 en el partido, yo solo miré a mis compañeros y a los otros once rivales más, pero ahora todo pasó. Hay una imagen en la que el Honduras Progreso estaba haciendo un tiro de esquina y ya había dos muertos embolsados, eso creo que no debió pasar. Las personas dolidas que estaban ahí llorando a su familiar en la pista y nosotros jugando un partido. Nosotros metemos un gol y el estadio retumba al celebrar, eso es feo, unos festejando y otros llorando. Nosotros lo sentimos muchísimo porque vos sabés que Motagua tiene la afición más noble, por lo menos conmigo, ellos me quieren mucho y me han tratado bien desde que llegué.

¿Se han puesto a las órdenes de los parientes de las personas que perdieron la vida por ir a ver al equipo coronarse en el bicampeonato?
Sí claro, estamos a las órdenes tanto los jugadores que estamos aquí como la directiva. Nosotros hablábamos con Wilmer y “Chino” y la verdad que duele, porque nosotros nunca jugamos solos, donde vayamos ellos están ahí.

WebPerraLoco3.1(800x600)

Esta es la imagen de la que habla Castellanos cuando se jugaba el partido junto a los muertos.

¿Qué onda con la Selección, Héctor, has tenido cuatro años muy buenos con el fútbol, pero llaman a todo mundo a la Bicolor menos a vos?
La verdad no sé a qué se ha debido, pero sí, los temas de la Selección casi no los toco con nadie, pero ayer estaba hablando con un compañero de eso, pero te voy a ser sincero, este es un tema que no toco, pero uno por momentos se desmotiva de la Selección. Vos sabés cuando andás en un buen momento y viendo que estás ganando cosas importantes, somos bicampeones...

¿Has esperado una oportunidad en la Selección?
No te voy a negar, como todo jugador una de las metas es jugar en la Selección y salir al extranjero, pero te voy a ser sincero, viene la Copa Oro, siempre hay oportunidades para todos.

¿Esperas tener una oportunidad en la próxima Copa Oro que se va a jugar en Estados Unidos?
La verdad que sí, creo que sería una bonita oportunidad, pero como te digo, yo respeto los jugadores a los que llaman, pero la Copa Oro será una bonita oportunidad. Cerramos bien y espero empezar bien el próximo torneo. Si nos llaman vamos a estar, siempre vamos a estar con las mismas expectativas.

¿No te parece que deberías cambiar tu estilo de juego como para tener un cierto grado de posibilidades dentro de la Selección? También veo que por ratos te dejas llevar por el ímpetu y por la fuerza pudiera llegar a ser negativo.
Podríamos cambiar en ciertas cosas, pero cambiar mi estilo de jugar creo que sería un error mío porque ese es mi fuerte, mi naturaleza, pero sí puedo tratar de cambiar eso que no me suma, que es por algo con lo que yo he luchado desde que estoy en Victoria, es mi carácter. Vos acertaste con eso, esa es una lucha que yo siempre he tenido, eso me lo han recalcado siempre, antes tenía un carácter horrible, entonces cualquier cantidad de gente habla bastante conmigo de eso, pero créeme que he mejorado bastante con eso y yo he entendido que si yo ando con esas tonteras en un equipo como Motagua el recorrido no me va a durar mucho, entonces debo ser inteligente.

AL PECHO

¿Cuántos goles llevas, has anotado?
Uno, lo mío es marcar, pero solo uno he hecho.

¿Cómo has sabido manejar esto del éxito, a veces esto marea a uno y lo sube demasiado, vos cómo lo has llevado?
Yo creo que lo que ayuda es la crianza que uno ha tenido, soy de los que siempre han tenido a sus papás ahí, soy de una familia humilde, luchadora.

Ya que tocaste el tema de la humildad, prometiste que le ibas a construir la casa a tu mamá, pero qué pasó, ¿promesa de niño bueno para quedar bien con la gente o promesa de hijo que le va a cumplir a la madre?
A mí la verdad lo que la gente diga me vale, eso no me interesa, hay gente que habla bien y hay otros que no. La casa ya va avanzada, ahorita solo falta terminarla. Comenzamos hace como un mes y medio y ahorita pues le vamos a seguir dando, primero Dios la terminemos.

¿El caso Vergara pudo haber afectado el rendimiento después de la enfermedad que se le diagnosticó o esto más bien les sirvió de inspiración para darle una esperanza más a este muchacho?
Nos sirvió de inspiración porque fue un solo golpe, yo me acuerdo cuando vi la noticia, me quedé helado, pero no te voy a negar que perdimos a un gran jugador por ahora, era un gran futbolista que aportaba demasiado al equipo en el mediocampo, era como un rottweiler que era darle a todo y luego solo se la tenía que mandar al animalito ese, porque él era un animal con la pelota en los pies, entonces en ese aspecto estábamos bien definidos.

¿El apodo de la “Perra” de dónde sale?
Por la marca, llegó a La Ceiba al Victoria.

¿Entonces vos llegaste con el sobrenombre de la “Perra” a La Ceiba y luego a Motagua?
Sí, es un apodo de niño que me pusieron en el barrio, vos sabés que ahí no te van a poner un apodo bonito, te van a poner uno feo para que la gente se ría, pero de ahí salió el mío, por mi manera de jugar, porque soy rápido, agresivo, antes era más violento, pero como te digo, hemos ido cambiando esas cositas.

Lo dijo Castellanos: "Hay una imagen en la que el Honduras Progreso estaba haciendo un tiro de esquina y ya había dos muertos embolsados, eso creo que no debió pasar”.

"El vecino se va a enfocar en coronarse o en no dejar que nosotros nos coronemos con el tri porque vos sabés cómo es la rivalidad”.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias

En Portada