Rolin Peña: “Jamás he pedido dinero para llevar un jugador a Marathón”

Rolin Peña, hombre fuerte en la cueva verde, se confiesa con el Loco de Limber. Pide que en la selección tomen en cuenta a los jugadores de su equipo.

Limber Pérez

Rolin Peña pasó la prueba. Le tiramos preguntas picantes al pecho y nunca amagó. Se fue de frente y respondió sin tapujos... El gerente general de Marathón sí demanda algo y justo: que sus jugadores regresen a la Selección Nacional de Honduras. Hoy no tienen a ninguno, ni para la Copa Oro.

También pide que se valore el título de Copa Presidente que ganaron en la temporada anterior.

Rolin, hace varios años nadie te conocía y de repente un día sin hacer fila ni bulla apareciste como gerente deportivo de Marathón. ¿Caíste ahí como por arte de magia?
No, ¿pero cómo así que sin hacer fila? Claro que tuve que hacerla, yo en el fútbol estoy desde los 11 años y después jugué liga mayor y segunda división a los 14 años, y a los 33 ya no pude continuar jugando y apareció la oportunidad de ir a Marathón, obviamente ya tenía un antecedente con respecto al fútbol, aunque en el Marathón no me conocían, yo sé que de repente vieron una cara nueva, jocosamente como vos decís, sin hacer fila, pero ya tenía un recorrido con algún conocimiento, no tanto en lo administrativo, pero sí en lo futbolístico.

Normalmente ese cargo que ostentas le cae a alguien que ha tenido un vínculo con el equipo, por eso es que ha sido extraño, vos nunca estuviste vinculado al Marathón.
Efectivamente, no tuve ningún grado de afinidad, pero fue todo por recomendación, me acuerdo que por esos tiempos se andaba buscando un gerente en el Monstruo, una persona con conocimiento administrativo deportivo y en eso me recomienda el señor Alberto Chedrani a varios dirigentes y así fue como no hice la fila, yo entré, me fui formando y me fui fortaleciendo día con día.

¿Cómo fue la aceptación, llegaste parado como lo gatos?
Vos sabés que el Marathón es un equipo difícil y obviamente no tenía tanta experiencia, no me di cuenta de si llegué bien parado o con algún anticuerpo, pero finalmente lo hice porque me gustaba el fútbol, en ese momento tenía la necesidad de trabajar y todo se fue dando, fui convenciendo poco a poco con mi sacrificio a los dirigentes, a la misma afición y después todo se tornó muy fácil, pero esto se debió a un aproximado de 16 a 18 horas trabajando, aunque siempre hay personas que no estén de acuerdo con uno.

¿Porqué Marathón es considerado un equipo grande y tiene los problemas económicos de un equipo extremadamente chiquito?
Marathón más que considerarse grande lo es, porque se lo ha ganado a pulso, un equipo grande debe poseer una afición grande, tiene que tener una historia de jugadores exitosos y este equipo está dotado de ellos, siempre se habla de la trinca infernal, yo siempre digo: ‘Pero la trinca nunca ganó nada’, pero daba espectáculos, era el verdugo de los equipos extranjeros, es grande porque ha ganado títulos, ha representado a Honduras dignamente en torneos internacionales, con problemas económicos, siempre han existido y no creo que sea tan al extremo como los equipos chicos, pero sí hemos pasado crisis enormes, difíciles, como hace dos años y medio. Pero hay mucho que hacer todavía, yo creo que vamos por el camino correcto buscando que en algún momento este equipo pueda ser autosostenible.

¿Era dimensional esa crisis económica de hace dos años? ¿Llegó un momento en el que lo más conveniente era hacerse a un lado porque creíste que esto era algo insostenible?
Sí, pero nunca lo hice, entonces por eso yo siempre di la cara en los buenos y malos momentos, di la cara por agradecimiento a la institución, a los dirigentes y porque soy un hombre de convicción, en los momentos difíciles nos tocaba hablar con los jugadores, juguemos, hay que hacer frente, no nos echemos para atrás y los jugadores con enormes problemas y todos teníamos las mismas dificultades porque muchos piensan de esa manera, en la forma en que muchos se aferran a la institución y eso no es correcto.

NR- Rolin Peña Marathón 4(800x600)

Rolando Peña habló con el Loco de Limber en una extensa entrevista.

¿En ese instante de crisis económica te rebajaste el salario?
No me lo rebajé, es que no cobré y ahí consta, solicité un permiso de un año, en eso la situación se agudizó y regresé en ese año, yo no cobré ni un salario al club por agradecimiento y porque sabía que si continuábamos trabajando podíamos mejorar, entonces yo no pude irme y dejar al equipo sufriendo, viendo cómo podía desaparecer.

Los gerentes deportivos al final solo un pequeño sector los quiere y el resto los odia, pero nunca son queridos por todo mundo porque dicen que son unos cabrones. ¿Qué tipo de gerente has sido vos?
No soy tan cabrón, yo pienso que nosotros somos la cara de los clubes y puede ser que unos nos quieran y otros no, y no nos quieren los de los otros equipos.

¿Por qué? Porque nosotros peleamos por los intereses de la institución, peleamos por los intereses de todo lo que representamos dentro del equipo, pero en tal sentido yo creo que tampoco somos tan malos; eso sí, vamos a defender el club, vamos a pelear con los árbitros, vamos a pelear con los federativos, con la Liga, con quien sea necesario para hacer valer los intereses del equipo, en ese sentido yo estoy bien claro, tengo una buena relación con los dirigentes deportivos de los clubes, pero a la hora de defender mis intereses no me interesa quién está en frente.

Hiciste alguna mandracada alguna vez como gerente deportivo, adulteraste algún contrato de algún jugador? Casi nadie cree en los gerentes deportivos...
No, sí creen, pero parece que antes había un mal concepto sobre los gerentes, decían que éramos de todo, pero a medida que todo va evolucionando el que se deja fregar es que se deja, no es que lo van a fregar, y como el director deportivo ha agarrado tanta beligerancia, ahora está a la par del técnico, entonces cuando ocurre un error a quien culpan es al gerente; cuando hay algo bueno es la directiva y cuando hay algo malo es al gerente, pero no somos mandraqueros.

No, no, no me hables de los otros, el caso tuyo. ¿No te consideras un gerente mandraquero?
No, nunca tuve problemas con un jugador, el único impasse que tuve fue con Nahúm Güity, que le firmó a Marathón y a Olimpia y el del “Puma” Grant, que hizo lo mismo con todo mundo, pero ese problema no lo tuve yo, sino el jugador que cometió el error, obviamente que se sometieron a las leyes deportivas y recibieron su castigo, pero generalmente yo tengo una buena relación con el jugador y lo que hace que la relación sea buena es que yo les digo las cosas en privado tal y como son, y a la hora de apoyarlo siempre voy a estar con él y a la hora de decirle que se está equivocando se lo digo en su cara, ellos lo saben totalmente bien, pero eso sí, no sacamos las cosas a la luz pública, sin señalar de una mala manera a nadie, porque al final son seres humanos y en esto todos nos equivocamos.

A los dirigentes que están involucrados en las cosas del fútbol. ¿No les preocupa que Marathón no tenga a un jugador con las competencias necesarias como para ser convocado a una Selección mayor?
Si nos preocupa enormemente porque para que un equipo sobreviva necesita sacar jugadores y la mejor vitrina es la Bicolor, si nosotros no tenemos un jugador que se esté dando a conocer en la Selección Nacional, es muy difícil que podamos exportar futbolistas, como en su momento lo realizamos, pero lo hicimos con jugadores de gran calidad, que siempre que fueron a la H dieron un alto rendimiento, entonces es así como los llamaban y nosotros podíamos exportar.

Eso da una pauta que Marathón no tiene jugadores para la Selección. ¿Están trabajando mal ustedes o crees que podría haber una pugna de poder?
Yo creo que no hemos trabajado como se debería, porque uno profesionalmente sabe que no se está trabajando al 100%, por limitaciones económicas, falta de logística y otras razones, pero yo creo que sí tenemos jugadores para la Selección Nacional; claro, no voy a decir que son bastantes, pero hay, porque cuando tú ves el nivel de jugadores en la Bicolor y luego ves a los tuyos y despojados del fanatismo que tiene tu equipo te das cuenta que presentan condiciones. ¿Entonces qué pasa?, esa es la pregunta que nosotros los maratones nos hacemos. ¿Cuál es el problema?, o es que a nivel de la cabeza dice que no tomen en cuenta a los jugadores o es que los dirigentes de arriba dicen que Marathón no cae bien ahí, entonces no los llamemos y así quedamos bien con el jefe, esas preguntas nosotros nos las hacemos y hemos hablado con el técnico y al final ellos te justifican de una manera que no tiene peso.

NR- Rolin Peña Marathón 17(800x600)

Rolando Peña habló sobre la situación que ha vivido en Marathón y los beneficios obtenidos en traspasos.

Pero ustedes no han protestado, se han quedado callados, a mí me parece que esto es una campaña. ¿Como es posible que un equipo grande como Marathón no tenga un jugador en la Sub-17, en la Sub-20, Sub-23, tampoco tenga un jugador ahorita para la Copa Oro?
Pero lo hemos hecho, y algunas veces a nivel de medios, pero también se los hemos dicho a los federativos que están actualmente, porque nosotros estamos pensando en un proyecto. Marathón va a crear su Sub-17, vamos a tener que estar por todo Centroamérica haciendo partidos porque en la Bicolor no tenés oportunidad, vamos a tener que buscar recursos para hacerlo, pero en Selección Nacional no entiendo qué es lo que miran.

¿Por qué me voy a los técnicos de la Sub-17 y Sub- 20? Porque ellos son los que continúan con la misma metodología de trabajo y con la misma forma de armar selecciones. Yo te voy a decir algo, todos esos muchachos del Vida ya estaban hablados por los directivos de otros equipos grandes, los iban a arreglar y a todos los llaman a la Selección, y es que el Vida, que es un equipo del cual todos dicen que no trabaja bien, ahí sí lo hizo, solo escucho eso y arreglo a unos jugadores para que no se los llevaran, esa es la base de la Sub-17 ahora, qué te quiero decir con esto, que van a malpensar, porque cómo es posible que continúen tantas leyendas urbanas que dicen: ‘Y qué equipo tenés, si querés estar aquí tenés que arreglar todo’, son cosas que se mencionaban, lamentablemente no tenemos las pruebas contundes para decir: ‘Este dijo esto y esto’.

¿Entonces así es como se dan las cosas hoy en día en las selecciones menores?
A mí me dijo un técnico, cuando trajimos a Wilmer Fuentes para Marathón, él me dijo que quería estar ahí porque los papás son grandes maratones, pero que le dijeron en la Selección que si no arreglaba con otro equipo él quedaría fuera, entonces yo hablé con alguien y le dije que lo iba a denunciar por lo que me dijo el muchacho, ahí sí Wilmer Fuentes pudo arreglar con Marathón y continuar en la Selección, no te doy el nombre de la otra persona por ética y porque ya es pasado, eso se tenía que hablar en su momento, ahora ya no tiene sentido mencionar nombres.

¿Vos cobrás, agarrás algo por el fichaje de un jugador?
No, uno en las instituciones, bueno, yo hablo en mi caso, tampoco voy a justificar de qué manera trabajo yo o cuáles son los arreglos que hago con la junta directiva, uno establece por ética y cuestiones su forma de trabajar y sus convenios laborales con la institución, que te quiero decir, que si yo estoy en la institución y te vendo un refresco, te vendo una carne asada, te vendo publicidad, si yo te exporto un jugador, yo tengo un beneficio, ese es mi trabajo, yo soy un profesional y para eso tienen que existir convenios laborales entre el club y mi persona, como respuesta a tu pregunta, jamás he pedido o aceptado dinero para traer un jugador a Marathón.

RS219225_26082320110224(800x600)

Rolando Peña fue el hombre de confianza en la presidencia de Yankel Rosenthal.

¿Te han ofrecido?
Sí, pero no solo dinero, te preguntan cuanto calzas, te ofrecen muchas cosas, pero eso no lo puede alejar a uno de donde viene, de la cuna humilde donde lo criaron los padres y también hay una ética profesional que tenes que mantener, porque en este trabajo lo que es mantenerse 18 años con Marathon no es fácil, y vos estuviste aquí como jugador, pero solo estuviste como dos o tres años y de repente te fuiste, no sé porque pero te fuiste, pero estar aquí no es fácil.

En el tiempo de las exportaciones de jugadores a China, que por cierto era muy bueno para el equipo, ¿Vos casi siempre te quedabas con una gran parte del convenio?
¿Una gran parte? Como ya te dije, yo tengo mis convenios, todo es negociado, si vendo publicidad y exporto jugadores tengo un porcentaje, esas son mis condiciones contractuales, las cuales hago respetar cuando cumplo con mi trabajo.

Lo que tienen los gerentes deportivos es que a veces tienden a ser ladrones, ¿Has llegado vos a ese extremo?
Mira, yo me considero una persona que cree en las causas justas, y defiendo al jugador a muerte, muchas veces la gente dice que yo defiendo mucho al futbolista, yo lo defiendo cuando se lo merece y se lo ha ganado, ahora hacerlo que firme un documento sabiendo que lo están dañando, sabiendo que no es lo correcto y que mañana o dentro de tres años esa persona te va a ver en la calle y va a decir: 'Aquel jodido me fregó, me adulteró un contrato y me hizo esto', jamás y tú lo vas ver si han habido comentarios de jugadores de que yo les he hecho algo así, jamás, eso no lo voy a hacer nunca, porque todo eso se revierte y no soy de esas personas.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias

En Portada