Reynaldo Clavasquín: “Fue difícil oír que no servía, pero he callado bocas"

El técnico del Platense se sincera y cuenta lo que tuvo que cambiar en el equipo para conseguir el éxito.

Clavasquín ahora ya conoce a su rival en semifinales (Real España) y espera dejarlo en el camino.
Clavasquín ahora ya conoce a su rival en semifinales (Real España) y espera dejarlo en el camino. *
Jenny Fernández

Para Reynaldo Clavasquín, en Platense inició todo, primero fue como jugador y 14 años después de su retiro, busca consolidarse como entrenador al ser el estratega revelación en el Apertura 2016.

Lea más: Olimpia-Motagua y Platense-Real España; las semifinales en Honduras

El club selacio fue uno de los equipos más regulares del presente certamen al sostener un alto rendimiento y compitiendo de tú a tú y hasta desplazando a equipos de mayor inversión económica.

Hasta la fecha logró mantenerse invicto 11 jornadas, ganaron en Juticalpa, una plaza donde no habían podido sumar desde el ascenso de los pamperos y lograron por primera vez una clasificación directa a semifinales donde se medirán al Real España.

Antes del primer pulso de las semifinales, “Clavas” habló con DIEZ sobre cómo ha hecho para callar bocas.

¿Ya enfocado en semifinal?
Sí, estamos trabajando duro para esos duelos, sabemos que estamos a 180 minutos de jugar una final y que esta es la etapa más importante del torneo. Esto no fue producto de la casualidad, sino del arduo trabajo que comenzamos hace cinco meses, con mucha fe, no solo de mi persona, sino también de los jugadores, ellos se merecen todo el reconocimiento, pero sigo insistiendo, el equipo continúa estando en un proceso de consolidación.

Siendo sinceros, nadie creía que Platense clasificaría directo a semis…
Así es, nadie creía en el equipo, nadie creía que íbamos a tener un torneo tan regular como el que logramos, creo que al inicio de la primera vuelta estuvimos entre el tercer y cuarto lugar, de ahí el resto del torneo estuvimos peleándole de igual a igual a Real España y Olimpia, desplazando hoy en día a equipos como Marathón, Real España y Motagua, sabemos que el dinero sí es importante para invertir en los equipos, pero son los jugadores y el talento humano lo más importante, hoy por hoy Platense tiene un buen grupo de jóvenes con gran potencial.

¿Dónde se ven como equipo?
Lo más lejos que sea posible, primero queríamos clasificar directo a semifinal y lo hicimos, ahora queremos llegar a la final, ya estando ahí buscaremos ser campeones.

¿Están conscientes de que en esta instancia no siguen siendo favoritos?
Ante cualquier rival, sabemos que no somos ni seremos favoritos, entonces este es un equipo que no tiene la presión que los otros tres semifinalistas, con el respeto que se merecen.

¿Siente que ya ha escrito su historia en Platense como técnico?
Aún no, porque así como los jugadores quieren consolidarse, yo también quiero consolidar mi carrera, si bien es cierto hace 14 años me retiré y aunque siempre he estado ligado al fútbol, nunca me habían dado de inicio un equipo de Primera División y afortunadamente Dios me ha brindado la sabiduría para tomar buenas decisiones.

En esta etapa como entrenador, ¿ahora se siente recompensado?
Yo estoy recompensando al fútbol y el fútbol a mí, yo me retiré cuando tenía 32 años de edad, y fue aquí en Platense donde comencé a dar mis primero pasos, porque tras mi retiro yo pedí un permiso para quedarme como acompañante de un asistente técnico, luego Primi me convocó para ser su asistente en Motagua, de 2005 a 2013 estuve ligado a Motagua, donde aprendí muchísimo como entrenador, luego estuve de asistente de Juan de Dios Castillo en la Selección, entonces de cada uno aprendí mucho, he estudiado y me he preparado también.

¿Ve y analiza mucho fútbol cuando no está entrenando?
Sí, un día normal mío es ver mucho fútbol, no tanto videos, pero sí observar partidos y analizar a nuestros rivales; uno entre más ve, va conociendo las virtudes y debilidades de su oponente, esa era una práctica que he tenido desde que era futbolista, como yo jugaba de defensa izquierdo, me ponía a analizar qué jugador hacía los recorridos por ese lado y miraba sus movimientos, eso me ha ayudado ahora.

En 14 años en el fútbol le han salido más canas que las que le pudieron haber salido en otra profesión…
Sí, por el desgaste que uno tiene, yo digo que un año en esta profesión, son como cuatro o cinco en cualquier otra, en estos cinco meses que llevo dirigiendo al equipo he sentido la presión, el cansancio y el estrés, pero como es lo que decidimos hacer, lo hacemos con mucha pasión y entrega.

Tomar el cargo de técnico de Platense no fue fácil para usted…
No, para mí fue difícil escuchar comentarios en mi puerto de que yo no servía, que no iba a poder con el equipo, que por qué a mí me habían dado las riendas del equipo, y sin soberbia se lo digo, he callado bocas, todo lo que me dijeron me entró por un oído y me salió por otro. Ahora, en mi barrio muchos se me acercan y me dicen: ‘has callado bocas, la mía principalmente’.

¿Hay camaradería entre cuerpo técnico y jugadores?
Mire, yo tuve entrenadores cuando fui jugador que no aceptan bautismos, cumpleaños, bodas ni nada, ellos solo eran el entrenador y punto, pero yo soy distinto, sé que hay ocasiones donde uno tiene que hablar con el jugador, escucharlo, tratar de conocerlo...

SOBRE EL CAMBIO DEL EQUIPO

Este Platense de hoy, ¿en qué cambió con relación al Tiburón de hace 5 meses atrás cuando iniciaron los trabajos?
Cambió mucho porque había que dar un giro y uno de 180 grados porque caíamos en el mismo lugar, en el mismo hoyo, si queríamos nosotros ser protagonistas necesitábamos de una transformación, primero teníamos que dar cambio hacia la institución, lo primero que les dije fue: Si queremos que la institución nos respete, debemos de respetarla nosotros también, tanto a directivos, aficionados y entre nosotros mismos, la puntualidad fue otro de los pequeños cambios que dio el equipo, antes los jugadores llegaban una semana tarde o quince días después a la pretemporada, este torneo todos llegaron el mismo día y no hubo excepciones, nosotros comenzamos a trabajar con el 90% de este plantel, el camino no ha sido fácil, pero las pequeñas cosas que hemos mejorada han ayudado a un mayor rendimiento del equipo.

Las acertadas decisiones en las posiciones de jugadores

>>Roby Norales: El haberlo conocido hace más de seis años con Motagua fue una ventaja, yo lo conocí como centrodelantero, un jugador que presiona bien a los defensores y no se cansa, pero sentía que necesitaba un poco más de espacio en la cancha, entonces lo hicimos jugar como extremo y fue una decisión acertada.

>>Edgar Álvarez: Pues con su trayectoria y su edad necesitaba un cambio, con 37 años no es fácil jugar a este nivel, entonces fue con el primero que hablé y le dije que mi idea era que jugara por dentro y dosificara más su energía, hicimos un equipo que lo rodeara a él, eso le hizo sentir más cómodo y rendir más, él nos ha dado el equilibrio que necesitábamos, un jugador que lleva siete asistencias y tres goles en este torneo y que tenía como 14 años de no anotar un gol.

>>Jorge Cardona: El jugador necesita ser escuchado y estimulado, en el caso de él es una persona nacida aquí en el Puerto, con una formación de vida dura desde su niñez, entonces, él necesitaba ser escuchado y darle la confianza de acercarse a uno, creo que a sus 26 años aún tiene muchísimo que darle al fútbol de Honduras, solo necesita cambiar algunas cosas, él era un jugador que lo expulsaban tres o cuatro veces por torneo, este solo tuvo una expulsión, queríamos que se fuera invicto para reconocerle el avance que ha tenido.

LO DIJO:

"Yo siento que ahora el jugador se cuida un poquito mejor, porque ahora ya no es por chisme, que allá vi a fulanito y ya creíamos, ahora no, los ven haciendo cosas indebidas y ya les toman una foto o video y lo suben en las redes".

"Este equipo tiene una combinación de dos cosas, los futbolistas juegan por amor a la camiseta y por su dinero".

"No les impuse un régimen de esclavitud, sí les pedí que se enfocaran en el fútbol, les dije que también había que divertirse, pero sin que eso afectara el rendimiento e imagen del equipo".

"Si el equipo sale o no campeón, creo que se ha hecho un gran torneo, y el gran patrimonio que tenemos es que en este grupo hay 15 ó 17 jugadores jóvenes de la reserva que pueden destacar".

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias

En Portada