¡Increíble! Las inusuales reglas de Wilmer Cruz en el Honduras Progreso

El entrenador les permite a sus jugadores tomar cervezas en el camino a casa si ganan de visita.

Wilmer Cruz permite algunas situaciones que son  prohibidas en otros clubes
Wilmer Cruz permite algunas situaciones que son prohibidas en otros clubes *
Allan Bu

"Tiene métodos que no usa otro entrenador", nos dice su hijo Javier y realmente Wilmer Cruz es un entrenador con poco precedente. Hemos recopilado algunas de las reglas que rigen el campamento del Honduras Progreso.

Son realmente sorprendentes, van desde tomar cerveza hasta esposas de jugadores pasando las noche en el hotel de concentración. Esto cuando es fuera de la ciudad, pues en El Progreso no hace concentraciones.

Estas son las insólitas del "Pájaro" Cruz.

1. Concentraciones
El Pájaro Cruz abolió las concentraciones en sus equipos. En el Atlético Municipal decidió que sus jugadores pasarán con sus familias previo al juego. De hecho en el juego ante Olimpia, las esposas de los futbolistas durmieron en el hotel donde estaban hospedados.

2. Minutos
Las llegadas "tarde" se pagan caro en el Honduras. Si un jugador llega cinco minutos antes de la hora indicada ya está tarde. Puede ser que se vaya de regreso a su casa o de paso salga de la lista de convocados.

3. Cerveza
Si el Honduras Progreso gana de visita los jugadores que gusten pueden tomar cerveza de celebración en el camino regreso a casa. "Pero si perdimos ni comida nos quiere dar", nos confiesa uno de los futbolistas con más tiempo en la plantilla.

4. Modelar
En todos los entrenamientos hay recreación con juegos competitivos. Los ganadores tienen una recompensa, pero lo que pierden tienen que modelar en un pasillo armado por sus compañeros haciendo ademanes muy delicados.

5. Apuestas
Hay días de prácticas que se hacen juegos apostados. Antes de los jugadores ponen 10 o 20 lempiras, el equipo que gana se lleva todo el billete. Todo es impulsado por el timonel progreseño como parte de la motivación.

6. 60 segundos
¡Sorprendente! Nos contaron en el campamento del Honduras Progreso que la charla técnica de Wilmer previo a los partidos solo dura un minuto. ¿Solo un minuto? y un jugador contesta "es que más lo atrasan a uno con tanta cosa, mejor".

7. Invitación
El técnico oriundo de Choloma invita de vez en cuando a sus jugadores. "A veces nos daba hambre y mandaba a traer Coca Cola y semitas", nos cuentan. Los pollos chucos, baleadas y todas esas cosas no son prohibidas en el Honduras Progreso. Imagine usted.

8.Sin vigilancia
Al técnico progreseño no le preocupa la vida privada de sus jugadores. No vigila. Insiste porque rindan en los entrenos y partidos, si no lo hacen están en problemas. Brinda una confianza total a sus muchachos.

9. La derrota
En la derrotas los jugadores saben que se terminan todos los beneficios y consesiones. No es raro que los convoque a entrenar a las 5:00am para que corran de 10 a 12 kilómetros. Aunque en las conferencias de prensa aparece tranquilo los muchachos saben lo que les espera.

10. Látigo y abrazo
Convence a los jugadores de sus capacidades. Les da látigo y abrazos "si se equivocan, los putea", nos revelan. Después, abraza al mismos jugador reprendido y le dice "vos podés" y brinda una confianza absoluta.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias

En Portada