Ariela Cáceres: "Yo soy coqueta, le coqueteo a mi marido todos los días"

La polémica periodista de HCH se sentó en La Silla Eléctrica de Limber Pérez y concendió una amplia entrevista sobre su vida periodisítica y privada.

Limber Pérez

Polémica, directa, sin pelos en la lengua, así es Ariela Cáceres, nuestra invitada de hoy en la Silla Eléctrica.

La periodista de HCH recuerda todos los sacrificios que hizo cuando estudiaba, ya que sus papás no tenían mucho dinero. Asegura que sabe cocinar y es aficionada del Olimpia.

Ariela, tu vida como periodista ¿cómo es? Te formulo esta pregunta porque hasta donde tengo entendido vos sos una comunicadora 24/7.
Correcto, hace algún tiempo me metí en los medios de comunicación; en HCH, que es un canal de 24/7, cuando uno es periodista debe ser así, 24/7.

¿Siempre estás dispuesta y con ese optimismo? Porque hay periodistas que a veces se van, apagan todo y regresan hasta el día siguiente.
Ese es el tipo de periodista que no puede trabajar en HCH. Yo siempre estoy después, recordá que el periodismo es parte de nuestra vida, es una pasión, es algo con lo que nacemos, nosotros no decidimos ser periodistas, nacemos siendo periodistas y eso nos permite estar pendiente de todo lo que pasa y desempeñarlo de la mejor manera, hacerlo con alegría.

¿Qué tanto te ha transformado el periodismo, Ariela?
El periodismo ha realizado todo en mi vida, siento que me ha hecho madurar y crecer, ya que entré muy niña a los medios, ha cambiado mi conducta y mi perspectiva de la vida.

LAS 15 FOTOS DE ARIELA CÁCERES QUE DEBÉS VER

Cuando te metiste a esto, ¿te apoyó tu familia o tuviste tus peros por lo que representa ser periodista en el país?
Mis padres me apoyaron mucho, mi papá me motivó, a mi madre a veces no le gustaba porque el periodismo que se hace en Hable Como Habla es muy fuerte y yo ingresé haciendo periodismo de opinión; entonces, ahora comprendo a mi mamá, a ella le dolía que me trataran mal, había días en los que la encontraba llorando, porque quizás alguien me llamaba y me había dicho algo fuera de lugar, alguna estupidez, yo le decía que se tranquilizara, ella me respondía que ya no fuera.

En aquellos tiempos eras joven, cuando eras una niña en el periodismo de opinión recuerdo que opinabas demasiado.
Y me quedé opinando, ja, ja, ja. Es algo complicado, porque recuerdo que yo entré como un personaje de la radio, con un personaje del periodismo como el Lic. Eduardo Maldonado, una persona con un vasto conocimiento, entonces eso me compromete a pasar en constante aprendizaje y reinventándome porque estar con él y que hable de algo que yo no manejo, quedaría en ridículo.

ariela2.3(800x600)

Ariela Cáceres junto a Limber Pérez, ex futbolista y ahora periodista de DIEZ.



Tengo entendido que sos de mecha corta porque cuando tenés que decir las cosas de frente las decís.
Yo tengo un carácter tranquilo, pero no me gusta la hipocresía, prefiero que me hablen de frente, a veces las personas que somos muy directas no caemos bien, pero prefiero que me digan las cosas en la cara.

Don Eduardo Maldonado también es un hombre de frente. ¿Han chocado alguna vez?
No, él es mi jefe, fuera del programa él es mi jefe y somos compañeros de programa, no hay un límite dentro de la tv, pero uno debe saber qué papel le corresponde.

¿HCH es la mejor formación periodística que vos has recibido?
Yo he recibido dos formaciones, una en la universidad y otra en la práctica, que son dos cosas totalmente diferentes, y no hay una mejor escuela que HCH, el que viene aquí y no es haragán aprende a trabajar.

¿Si es haragán?
Se va, la gente se ríe porque creen que los corrieron, pero aquí no se le corre a nadie, la gente se va sola.

Yo estoy feliz donde trabajo, estoy plena, me siento bien, tampoco es que sea una persona sin aspiraciones y sueños, pero si en lugar tenés todo lo que soñaste...”
Ariela Cáceres

LEER: LA INCREÍBLE CONFESIÓN DE ELSA OSEGUERA LIMBER PÉREZ

¿Qué tan peligroso es ejercer el tipo de periodismo que vos desempeñás en Honduras?
Hay una autorregulación, gracias a Dios a mí nunca me han dicho que no puedo hablar de algo, pero una sabe de las condiciones en las que se vive, se sabe que hay temas delicados que es mejor no tocarlos o con cautela he informado, pero la verdad que yo nunca he tenido algún tipo de inconveniente.

¿Cuál ha sido la peor ofensa que has recibido en el periodismo, esa por la que llegaste a casa y encontraste a tu mamá llorando?
A mí todo lo que me digan me da igual, no hay algo que me puedan decir que a mí me moleste, ¿por qué? Yo soy una mujer muy recta, no hay nada que me digan y que pueda ser motivo de vergüenza para mis padres.

¿Pero en tu momento cuando venías comenzando?
Ya ni me acuerdo, eso fue hace un montón de años, en ese entonces sí me dolió porque era una inexperta en un mundo complicado, para las mujeres el mundo del periodismo es difícil.

LAS 15 FOTOS DE ARIELA CÁCERES QUE DEBÉS VER

¿Por qué sentís que para la mujer el mundo del periodismo es complicado?
Fijate que hay más retos porque el hombre tiende a decir: ‘Esa está ahí porque…’. o pasan diciendo que lo va a entrevistar porque tiene algo con fulano de tal, entonces a la mujer periodista la toman mucho así, siempre están queriendo ensuciarle la dignidad.

Lo que pasa es que se han filtrado informaciones que demuestran que la mujer siempre ha tratado de sacarle provecho a ciertas posiciones en el ámbito periodístico.

ariela3.3(800x600)

Ariela Cáceres es una de las presentadoras de TV más populares en Honduras.



¿Alguna vez llegaron hacia Ariela propuestas indecentes que pudiste haber dicho que eso no iba con vos?
¿Cómo que una propuesta indecente?

¿Que alguien te haya querido dar una primicia por algo extraperiodístico?
No, yo no doy pie a nada de eso, es que depende mucho del comportamiento de una mujer y cuando a una la ven seria y formal saben que no hay espacio para eso.

¿Qué tipo de periodista sos, Ariela?
No me gusta hablar de mí, me gusta que la gente pueda hablar de mí, pero puedo decir que soy una periodista con ética y clara, hacer las cosas de la mejor forma, apegada a la realidad aunque la verdad a veces es muy subjetiva, depende el ángulo o cómo lo veas, pero procuro ser una persona equilibrada.

Las amenazas a los periodistas son constantes, ¿alguna vez sentiste que alguien te amenazó o que pudieron haber puesto en juego tu carrera?
Mi carrera no, pero en varias ocasiones sí fui víctima de amenazas, hubo un tiempo en el que anduve con seguridad, pero no, la verdad que yo salgo de mi casa con mi conciencia tranquila, siempre me encomiendo a Dios, encomiendo a mi familia y sé que hay un Dios que está en el cielo que cuidan de mi vida.

¿Esa vez que tuviste que optar por una seguridad, creíste que eran reales las amenazas?
Sí, eran reales, lo que ocurre es que a veces hay periodistas a los que medio les tiran un cohete y arman tremendo escándalo y otros que interponemos la denuncia y seguimos trabajando, el que no trabaja no come.

¿Serías empleada del gobierno? Muchas veces los periodistas aprovechan las coyunturas o posibilidades.
Es que a mí no me gusta cerrar puertas, yo no te puedo decir no o sí, porque te repito, aquí me siento en casa, me siento a gusto y disfruto lo que hago, pero no sé, la vida va cambiando.

¿Qué equipo sos, Ariela?
Olimpia.

¿Qué tan Olimpia sos, llorás, vas al estadio, te entristecés cuando pierde?
Bueno, antes iba al estadio, ahora ya no porque es peligroso, claro que me da tristeza cuando pierde el Olimpia.

¿Alguna vez te llamó la atención algún deportista, admiraste a alguien?
A Pavón, no lo conozco, pero yo le cuento a mi esposo que hasta pegaba los posters, siempre que salía del colegio compraba los recortes de Pavón.

¿Qué tanto admirabas de Pavón, el cabello, el color de piel, los ojos, las oreja, la forma de jugar, los goles?
Cómo jugaba, los goles que metía, era algo niña, pero como te digo, nunca lo he tenido enfrente, no lo conozco, nunca me interesó conocerlo.

¿Algún día te gustaría estrecharle la mano y tomarte una fotografía con él? Fue tu ídolo en su momento.
Bueno, no es que me voy a morir por hacerlo, ya no, pero uno reconoce el gran futbolista que fue, entonces sí lo haría.

Tanto que pasas ocupada, ¿qué ondas con tu vida matrimonial, a qué hora sos esposa?
Todo el día, yo soy esposa todo el día, lo que ocurre es que ambos tenemos profesiones que a pesar de que trabajamos juntos no pasamos todo el día así, pero yo soy madre y esposa todo el día.

LAS 15 FOTOS DE ARIELA CÁCERES QUE DEBÉS VER

¿Cuando llegás a casa vas a sentarte y ver televisión o a dar órdenes?
No, cuando llego a mi casa me baño y me cambio y voy a agarrar a mi hijo, me pongo a jugar con él, platico con mi mamá, espero que mi esposo llegue del trabajo para cenar juntos, después preparo a mi hijo para dormir, hacemos pepes, lo acostamos, platicamos un rato con mi esposo y después a dormir.

¿Cuando eras soltera te gustaba que te piropearan?
Fíjate que yo creo que a todas las mujeres nos gusta, pero yo nunca he sido coqueta, yo fui de amigos, de salir, nunca me ha gustado ser muy codiciada, sí me enamoraban, pero hasta ahí no más.

Pero dicen que la sensualidad de una mujer es la coquetería, ¿qué onda con vos?
Es que yo soy coqueta, yo le coqueteo a mi marido todos los días, si no míralo que ahí está feliz.



¿Sabés cocinar?
Claro.

¿Cuál es tu fuerte?
Las pastas me gustan mucho, también las carnes, el puyazo me queda de miedo, pero las pastas me quedan muy bien.

¿Eso lo hacés todos los días?
No, yo cocino los sábados y domingos que no tenga que trabajar, de lunes a viernes no lo hago.

Pero normalmente los esposos siempre quieren que sus parejas cocinen para ellos. ¿Qué ondas ahí?
Esos son los maridos machistas, pero los esposos como el mío no.

¿Él tiene que cocinar para vos?
No, alguien nos cocina, nosotros pasamos trabajando, no se puede, pero si yo llego temprano procuro hacer algo, pero no es de todos los días, pero si no cocino espero que él llegue y le sirvo, no siempre la hago, pero sí la caliento y le sirvo, coloco la mesa, le sirvo y comemos juntos.

¿Podría haber algún día una sorpresa en Honduras, Ariela podría tener un sueño de cambiar su lugar de trabajo o está totalmente matriculada con HCHl?
Las personas somos parte de las instituciones y mientras estamos en ellas hay que dar todo, por lealtad, por muchas cosas, si me preguntas, hoy por hoy me han hecho ofertas de trabajo en otros lugares y no me ha interesado.

¿Seguís creyendo que aquí las opciones son para todos?
Sí, para todo el que trabaja, se esfuerza, se compromete, estudia, claro que sí, el de luchar porque a veces las personas dicen que uno está bien porque está aquí, pero no saben todo lo que uno ha tenido que recorrer, cuando yo inicié me venía caminando desde la Autónoma a mi trabajo, no saben que cuando yo salía de mi trabajo en Radio Globo me iba caminado hasta Químicas Dinant para irme a la universidad y tampoco saben que yo salía de la Unah a la 7:00 de la noche y me iba caminando a mi casa en El Hato, en la vida todo quiere un esfuerzo.

¿Pero por qué se daba eso?
Porque no tenía dinero, mis papás me daban 5 lempiras para irme a la universidad y regresarme como estudiante, mis papás me ponían un sándwich y un jugo para que pudiera comer, yo tenía clases de 7:00 a 11:00 de la mañana, luego de 1:00 a 3:00 pm y de ahí otra que era de 5:00 a 7:00 de la noche, entonces pasaba todo el día en la U.

¿Pero y el sándwich?
El sándwich me lo almorzaba.

¿Pero regresabas a casa a traer otro o ese era para todo el día en la U?
Sí, porque yo desayunaba en mi casa y usaba el sándwich para el almuerzo de ahí busqué la oportunidad, porque la gente dice que me salió, no y busqué el chance con don Eduardo, él me hizo una oferta y yo fui por ella y perseveré, entonces yo tuve que dejar clases por la tarde porque yo ya no podía, o estaba en un lugar o estaba en otro.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias

En Portada