Horacio Londoño sobre el descenso: "No podemos caer en que ya cumplimos"

El técnico del Honduras Progreso ha sacado de la zona roja al equipo, pero asegura que falta mucho camino por delante.

Horacio Londoño ha dado las claves para el buen inicio que ha tenido el Honduras Progreso en este torneo Clausura.
Horacio Londoño ha dado las claves para el buen inicio que ha tenido el Honduras Progreso en este torneo Clausura. *
Moisés Escobar

Es una realidad. El Honduras Progreso el torneo pasado estaba con un pie en el descenso, pero con Horacio Londoño en este torneo Clausura el panorama es fenomenal, por los momentos.

El club progreseño suma 13 puntos y es tercero en el actual certamen, solo superado por Motagua y Olimpia que tienen 15.

Con el tema del descenso, dejaron a Platense en el último lugar, luego de la victoria del domingo pasado en casa.

Ver: La tabla de posiciones completa de la Liga Nacional

Horacio Londoño habla sobre el momento que vive, lo que le pidió la directiva y también deja claro que no deben dar por hecho que se van a salvar.

¿Cómo vive este momento luego del triunfo ante Platense que les permitió salir del descenso?
Siempre con mucha tranquilidad, con los pies sobre la tierra, estamos en un camino y no hemos llegado todavía a la meta final. Hay que ser muy maduros y reflexivos, estar con la mire siempre en el objetivo, no poder relajarnos o dejarnos desviar por los resultados momentáneos. Vamos bien pero la tarea aún no ha terminado.

¿Qué le pidieron los directivos cuando lo llamaron para dirigir al Honduras Progreso?
Lógicamente me hablaron de cumplir el objetivo de mantener el equipo en la categoría de Liga Nacional y a esa tarea fue a la que vinimos. Estando aquí, nos trazamos el objetivo de clasificar a la liguilla siempre y cuando vayamos logrando cada escalón.

¿Cuál fue la idea que le transmitió a los jugadores cuando llegó al equipo?
Primero era ubicarnos en el tiempo presente, no distraernos con cosas del pasado, con resultados del torneo pasado. Lo más importante era la actualidad, no saltarnos del presente que nos regala Dios porque las cosas del pasado ya no se van a cambiar. El segundo era trazarnos la meta de llegar a la liguilla para disputar puestos de privilegio, llegando a esa meta también cumplimos con salvar la categoría del club para el próximo año.



¿Cuál es la diferencia que ha notado entre el equipo del torneo pasado y el del actual?
Yo no tuve la oportunidad de ver al equipo en el torneo anterior, simplemente seguía las incidencias por las estadísticas de los periódicos virtuales. Pero si sabía a lo que venía, un equipo que hace dos años fue campeón y hace uno fue subcampeón, que ha sido protagonista en los últimos torneos. Había que recuperar esa memoria de resultados, de logros y en eso fue en lo que empezamos a incidir inicialmente.

Terceros en la tabla con 13 puntos. ¿Se imaginó estar así a esta altura del torneo?
Pues siempre se tiene la ilusión de hacer un buen torneo, pero yo no sigo el futuro, vivo el presente, los objetivos nuestros son partido a partido. Todo esto nos lo ha dado la capacidad de los muchachos para sobreponerse a situaciones adversas anteriores y el deseo de seguir siendo protagonistas aquí, pero si estamos en una situación en la que es privilegiada, no sé si la gente se lo imaginaba, pero en mi caso solo pensaba en sacar bien el primer partido y poco a poco ir trazando los objetivos en cada juego.

¿Cuál ha sido la clave de este buen arranque?
Esto es motivacional, son anticipaciones, trabajo mental, la predisposición de mis jugadores para recibir nuestro mensaje, la aplicación de ello en el terreno de juego, el orden y la concentración. Tanto la parte mental, como la deportiva, incluído el trabajo táctico, técnico, físico, y psicológico; esta sumatoria de situaciones, también los compromisos de la junta directiva, nuestro presidente de mantener al grupo con los pagos al día porque es una parte importante que se tenga esa tranquilidad a nivel económico y todos estamos cumpliendo, tanto jugadores como directivos y la afición también respaldando al equipo.

¿Qué se viene ahora para el Honduras Progreso?
El objetivo es el mismo, no cambia, por ahora es sostener este puesto que tenemos y tratar de mejorar cada vez, no podemos conformarnos con que ya llegamos a este sitio y ahí parar, no. El objetivo sigue, no se ha terminado, por lo tanto es sostenernos ahí, consolidarnos y ser mejores cada día.

Miramos un equipo que trabaja unido, es difícil destacar una figura porque todo el que juega lo hace bien.
Esa era una de mis recomendaciones hacia el grupo, yo no quería que ningún jugador saliera como figura del partido, el día que saliera uno así me iba a preocupar y ocupábamos cambiar eso. La figura del partido tiene que ver todo el equipo, ningún jugador puede ser mejor que todo el equipo junto.



¿Qué le pide a sus jugadores antes de cada partido?
A parte de las tareas tácticas que tenemos dentro de nuestro modelo de juego, yo siempre le pido que tiene que ser un triunfador, que nunca de un balón por perdido, que siempre sea solidario ayudando al compañero, mucho orden en el terreno de juego y entonces ahí poco a poco vamos creciendo.

¿Qué le faltaba a este equipo para volverlo a ver como antes?
Cuando vine me encontré un grupo muy bajo en el aspecto mental, en la autoestima, el fútbol lo tienen, siempre lo han tenido y ahí entramos a decidir que creyeran en ellos mismos, producto de que de pronto no se les había permitido reconocerse primero como ser humano y luego como jugador. Siempre la autoestima debe estar arriba, confiando en él, aquí lo más importante no es el entrenador sino que el jugador.

Ñangui y Owen comentaban que Usted les decía que se divirtieran al fútbol.
Si exacto, de eso se trataba de no decir que voy a ser un buen jugador, que voy a mejorar sino a hacerlo y después de esto sentirlo el fútbol, que se sientan alegres jugando. Aquí era llegar y canalizar las características de cada jugador y amalgamarlo en un conjunto, eso es lo que hemos hecho construir un modelo de juego de acorde a la característica de los jugadores que tengo en la actualidad, por lo tanto siempre procuro que mis jugadores disfruten el juego y que transmitan eso a la afición. EL objetivo era que el Honduras Progreso recuperara la característica de juego que lleva la gente al estadio.

¿Cómo mira la lucha del descenso?
No es fácil, es una disputa permanente estar compitiendo siempre y para ello esa lucha la tenemos que preparar día a día, no podemos caer en ningún momento en el desánimo, en creer que ya cumplimos. No nos podemos conformar, tenemos que estar siempre positivos, creciendo y eso hace el jugador ganador.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias