Diego Vázquez: "He soñado con ser campeón en el Yankel"

El técnico del Motagua le responde a los que lo critican por no haberle ganado todavía una final a un equipo grande.

DIEZ

Motagua hizo su primera sesión de entrenamiento de la semana y el entrenador Diego Vázquez apagó las alarmas. El argentino pide calma de cara a su segundo partido de la Gran Final contra Marathón.

Conocé el Yankel Rosenthal, la casa de la gran final de Honduras

Los Azules hicieron fútbol por espacio de una hora en su sede en Amarateca donde trabajarán toda la semana.

Vazquez resaltó que "nosotros madrugamos a las 06:30, ustedes vinieron tarde pero igual estamos con mucha alegría y empezando la semana con pie derecho. Disfrutamos de esta nueva Final".

En cuanto a las presiones que enfrenta el equipo Mimado de cara a esa visita al Yankel Rosenthal, Vazquez dejó claro que no existe el nerviosismo en el Nido.

¿Tensión o nervios para este último juego?
No, tenemos armonía, alegría, disfrutamos de esta final con la tensión necesaria para hacer las cosas bien. Es normal que en una final se viva de esa manera, con la naturalidad de siempre y mejorar, de aprendizaje y buscar mejorarnos nosotros mismos para superar al rival.

¿Por qué encerrarse y ponerle candado al portón, es algo atípico en el club cuando hay atención a los medios?
Pero los estamos atendiendo y muy cordialmente. Si le buscan cinco patas al gato. Para algunas cosas buscan otros canales, cuando les conviene solo uno. Seamos sinceros muchachos, nos conocemos todos.

¿Cómo vive este momento ya luego de varias finales?
Con mucha alegría, son diferentes. Si bien estamos jugando la séptima, la disfrutamos de diferente manera. Son momentos, jugadores y rivales distintos.

¿Tendrá Motagua esa rebeldía para ir a ganar al Yankel Rosenthal?
Este equipo tiene mucha rebeldía y es una final, dije en conferencia de prensa que las ventajas en esta instancia son mínimas porque están los dos mejores equipos. Seguro que tenemos la ilusión de ir a hacer un buen partido al Yankel.

Podrían ser el primer equipo en ganarle una final a Marathón en el Yankel, ¿esto es una motivación?
Todo lo que se habla en la previa es positivo, pero a la hora que empiece el partido la verdad está en el verde césped.

El empate aquí en la capital es una ventaja pequeña para Marathón...
Nosotros estamos jugando una final de 180 minutos y el partido está 1-1.

¿Que la afición azul no esté, al menos la barra, puede repercutir?
Siempre el aliento es importante. Pero lo tuvimos todo el apoyo en el Nacional y allá entendemos que por las condiciones del estadio es difícil, pero imagino que les van a dar un espacio a la gente del Motagua.

La gente dice que bajo su gestión Motagua todavía no le gana una final, ¿qué les dice a ellos?
Normal, no les ganamos a los grandes, pero los eliminamos en semis a todos. No los podemos eliminar dos veces chicos, lo mismo que le dije a tu colega, es buscarle cinco patas al gato.

Jugarán en horas de la tarde y una hora pesada...
Sí, estamos trabajando con hidratación para preveer eso. Nosotros tenemos mucho jugador de la costa que está acostumbrado a este clima.

La fiesta es grande porque Motagua representa la zona central y Marathón la costa norte, ¿Cómo ven las posibilidades de obtener una victoria?
Lindo, se vive un partido espectacular, con orden. Hicimos un buen primer tiempo y en el segundo nos faltó idea, pero conformes en general con el comportamiento y la asistencia. Esperamos sea de la misma manera en el Yankel.

¿Hay más ansiedad en esta final?
No, con mucho sentimiento. Tratando de transmitir cosas, no solo quiero ganar, también la quiero sentir y lo vivimos de esa manera. Siempre he dicho que los desafíos terminan y se viene otro, que no queda tiempo de disfrutarlo. Por eso buscamos disfrutar el recorrido.

¿Va a repetir el 11 titular?
Me encantó, super ofensivo. Prácticamente tenía dos jugadores defensivos que eran Figueroa y Castellanos, los demás eran todos ofensivos. Intentamos, tuvimos para hacer el segundo gol y el rival nos empató con un rival nuestro. Vi la repetición del juego y me gustó, pueda ser que sea el mismo.

¿Espera un juego rígido, áspero y ambiente hostil en el Yankel?
Acá habían 20 mil personas y en la localía pesa, no es algo que pueda ovbiar, pero allá no sé cuántos habrá.

Los árbitros que están para dirigir Óscar Moncada y Héctor Rodríguez, ¿qué opina?
Igual que la final, la moneda está en el aire, es lo mismo.

El Yankel es un estadio que no se le da al Motagua...
Hemos hecho buenos partidos allí.

¿Quién será campeón?
Eso se determina en la cancha. Va a ser campeón el equipo que maneje mejor el partido. He soñado ser campeón allá. En la semifinal visualizaba a mis jugadores cantando el himno nacional con un estadio azul lleno y lo logramos pero ahora nos queda dar el último paso.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias