¡Qué bonito gesto! El regalo de Alemania a la ciudad de Rusia donde entrenan

Tal como lo hizo hace cuatro años en Bahía, Brasil, donando un pueblo, ahora tiene otro tremendo gesto en Rusia apoyando a comunidades de la localidad en Vatutinki.

Redacción

Alemania otra vez vuelve a mostrar al mundo en Rusia que no únicamente es un multicampeón dentro del campo.

Después de dejar un hermoso legado en Brasil, más específicamente en Bahía, donde se hospedó y financió proyectos culturales y deportivos, la selección campeona de 2014, donó ahora materiales deportivos a la comunidad rusa de Vatutinki antes de que la Copa comenzara.

"La DFB (Federación de Fútbol Alemán) y sus fundaciones acompañan al torneo con un extenso programa de estructura socio-política. Queremos permitir momentos de encuentro entre rusos y alemanes, después del pito final, fuera de los estadios, siempre que sea posible", comentó Reinhard Grindel, presidente de la Federación.

Los alemanes comenzaron los primeros entrenamientos en el lugar donde estarán durante el mundial y darán las donaciones el martes durante los trabajos abiertos al público en Vatutinki.

DÍAS Y HORARIOS DE LOS JUEGOS DE ALEMANIA EN EL GRUPO F

Los beneficiados con los regalos de los germánicos son escuelas, orfanatos, una liga de fútbol aficionado y otra infantil. Además de los materiales, la federación va a patrocinar categorías de base del CSKA e invertir 80 mil euros durante cuatro años en una escuela alemana en Moscú.

SU LEGADO EN BAHÍA, BRASIL
Para el Mundial del 2014, la Federación Alemana de Fútbol se trasladó a Brasil en busca de un lugar ideal para su selección, sin embargo no encontró un hotel que llenara sus expectativas por lo que decidieron construir su propia ciudad deportiva compuesta de 15.000 metros con un complejo hotelero y un campo de fútbol para entrenar.

Campo Bahía tiene 14 viviendas de dos plantas, edificios administrativos, gimnasio, piscinas, campo de fútbol y 65 habitaciones y hasta un pequeño aeropuerto a 30 kilómetros que les permitió volar hasta Fortaleza, Recife y Salvador de Bahía, lugar de sus tres primeros encuentros de este Mundial.

Tras ganar el Mundial 2014, Alemania decidió donar este complejo al pueblo Santo André que ahora gestionan en beneficio propio del pueblo indígena de aquella zona.

Además, los jugadores donaron en aquel momento 10.000 euros para la compra de una ambulancia para los servicios que necesiten las aldeas de los alrededores. Una parte del complejo hoy es utilizado como escuela para los hijos de los habitantes más pobres de la zona.

Además de ser la primera selección europea en ganar el título en tierras americanas, Alemania también pasará a la historia por construirse su propio lugar de concentración, que dejará una huella imborrable para toda la región de Porto Seguro y en especial para Santo André. No es descartable que cambie de nombre para ‘germanizarlo’ y se llame Heirliger Andreas.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias