Una nueva polémica rodea a Croacia; ahora los acusan de fascistas

Acusan a Vida, defensa de Croacia de promover el fascismo con un video tras clasificar a las semifinales venciendo a Rusia

La Selección de Croacia es candidata a ganar el título en el Mundial de Rusia pero ha estado rodeada de polémica. Foto EFE
La Selección de Croacia es candidata a ganar el título en el Mundial de Rusia pero ha estado rodeada de polémica. Foto EFE *
Redacción

La Selección de Croacia ha sido una de las que mejor fútbol ha presentado en este Mundial de Rusia pero hay una mancha negra que lo está persiguiendo. En este caso ha sido el defensa croata Vida, quien ha grabado un vídeo junto al exjugador ucraniano Ognjen Vukojevic ensalzando el régimen fascista de Kiev.

La FIFA ha abierto una investigación contra Vida, pues no permite que se den este tipo de actos que han sido duramente criticados por los rusos, pues la política en el fútbol no está permitida.

Leer: LAS PALABRAS DE GUERRA DEL TÉCNICO DE CROACIA

El vídeo fue añadido a Facebook por un periodista ucraniano, y en el mismo se puede ver al futbolista Vida, gritando “Gloria a Ucrania” tras eliminar a Rusia. Este lema, utilizado por el fascismo ucraniano, es similar al que usa el franquismo “Arriba España”.

No es la primera vez que Croacia se ve envuelta en situaciones similares. Ya fue un escándalo cuando, en un vídeo publicado por el futbolista Lovren, se vio a varios jugadores de Croacia, entre ellos a Vrsaljko del Atlético de Madrid, cantando el “Bojna Cavoglave”, una canción de la banda Thompson, que hace apología del régimen fascista croata de la Ustacha durante la Segunda Guerra Mundial.

En 2015, la UEFA sancionó a la propia Federación de Fútbol Croata con un partido a puerta cerrada y 50.000 euros, por insultos racistas de sus aficionados. Ese encuentro, contra Italia, se jugó con una esvástica pintada con las podadoras en el césped del estadio, por lo que la UEFA le volvió a abrir expediente disciplinario a Croacia.

En el año 2013, el jugador croata Simunic, fue multado con 3.500 euros por sus gritos nazis. Durante una celebración, el futbolista pidió al público a corear con él un conocido lema de los “ustachis”. “Za dom” (“Por el hogar”) exclamó Simunic tres veces por el micrófono del estadio con una mano levantada, mientras que el público respondió “Spremni” (“listos”). Ese era uno de los saludos de los “ustachis”, el protectorado croata de la Alemania nazi.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias