De jugar en el Barcelona a ser futbolistas sin equipo

Canteranos del Barcelona viven una realidad que no creían pasaría hace algunos años atrás.

A Jordi Quintillà le toca entrenar en las sierra de Collserola en Cataluña.
A Jordi Quintillà le toca entrenar en las sierra de Collserola en Cataluña. *

Les toca entrenar por su propia cuenta y a la espera que se abra el mercado de fichajes que les de la posibilidad de encontrar un equipo donde puedan consolidarse.

Llegaron hasta el Barca B, un paso abajo del primero equipo. Lograron tener minutos con el primer plantel en las pretemporadas lo que era un buen augurio para ambos, pero hoy la historia de Ilie Sánchez y Jordi Quintillà es diferente y viven una dura realidad.

Ilie fue capitán de la última generación de jóvenes del Barcelona, mientras que Jordi no tuvo minutos cuando era entrenado por el técnico Eusebio Sacristán y decidió buscar oportunidad en el Ajaccio de Francia y posteriormente en el Sporting de la MLS.

Hoy ambos están sin equipo, les toca hacer entrenamientos por cuenta propia y a la espera que se presente una buena oportunidad,

“Este trance me ha hecho ver otra realidad. Lo duro que es vivir con poco”, expresó Quintillà al periódico Mundo Deportivo que la destaca la historia de dos canteranos que no pudieron cumplir su sueño.

Llegar al 31 de agosto (día que se cerró el mercado de fichajes) y ver que no tenía equipo fue el peor día de mi carrera deportiva. Estaba solo, no tenía nada ni sabía qué haría con mi vida”, afirma.

El caso de Ilie es diferente, ya que él fue quien decidió rescindir el conjtrato con el Munich 1860 al notar que no estaba en condiciones deportivas. "Es una situación que elijo yo este verano. Llego con ganas y motivado, pero durante la pretemporada me doy cuenta de que deportivamente no estoy bien. Después de llegar a un acuerdo con el club, rescindo mi contrato la última semana de agosto. No es fácil porque estoy sin competir, pero entrenar duro y las ganas que tengo de empezar a hacerlo, hacen que esté tranquilo y esperanzado de cara al futuro”.

Illie(800x600)

Ilie Sánchez entrena aparte esperando recuperar las condiciones por la cual rescindió su contrato.

Ambos tenían la oportunidad de pedir permiso y entrenar en alguna categoría del Barcelona, pero ellos decidieron hacerlos solos y explican los motivos.

"He preferido entrenar en solitario para poder hacer un trabajo más físico, buscando mejorar aspectos que en el día a día de estos últimos años no he podido. Así también evito lesiones que me complicaran una posible vuelta rápida a la competición. Con mi preparador físico y un fisioterapeuta seguimos una rutina individual lo más parecida posible a una en equipo y cuando necesitamos tocar balón nos vamos al CAR de Sant Cugat”, explica Ilie que cumplirá 26 años.

FUERA DEL SPORTING KANSAS

Quintillà tiene 23 años, era compañero del hondureño Roger Espinoza en el Sporting Kansas cuando recibió la mala noticia que no seguiría en el club de la MLS, pese a que era titular y pieza clave.

“Llegué una mañana al entrenamiento y, sin más, me anunciaron que debía irme, que no hacía falta que volviera. Necesitaban liberar una plaza internacional y me dijeron que no estaba bien, cuando realmente lo estaba jugando casi todo”.

Jordi Quintilla(800x600)

Jordi Quintillà en su etapa por el Sporting Kansas de la MLS.

Quintinillá ha estudiado Ciencias de la Actividad Física y del Deporte (CAFE) y esto le ha ayudado para ejercitarse de la mejor manera: "Es complicado, pero gracias a mis estudios sé qué debo hacer para estar bien. Eso sí, se necesita mucha fuerza de voluntad, porque mentalmente tampoco estás en tu mejor momento. Echas de menos el grupo, las bromas de los compañeros, el contacto con el equipo cada día. El simple hecho de pisar un vestuario. Pero a pesar de todo debes salir a entrenar. Por narices”.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias

En Portada