La grave decisión del piloto que cambió la historia del Chapecoense

El director de Aeronáutica Civil de Colombia, Alfredo Bocanegra, criticó duramente una supuesta negligencia del piloto de línea aérea boliviana.

Miguel Quiroga posa junto al avión que se estrelló. Meses habían trasladado a la selección de Venezuela para juegos eliminatorios.
Miguel Quiroga posa junto al avión que se estrelló. Meses habían trasladado a la selección de Venezuela para juegos eliminatorios. *
DIEZ

Un día después del trágico accidente aéreo en Colombia que cobró la vida de 75 personas, el director de la Aeronáutica Civil de Colombia, Alfredo Bocanegra, ha cuestionado con severidad la decisión que tomó el piloto de la aerolínea Lamia por no haberse declarado en emergencia pese a que no tenía combustible.

Según Alfredo Bocanegra, el piloto Miguel Quiroga decidió no declararse en emergencia por las consecuencias económicas que pudiera afrontar su aerolínea.

De momento se creará una comisión tripartita entre Brasil, Bolivia y Colombia para determinar las causas de este desastre aéreo que ha enlutado al mundo y sobre todo a los amantes al fútbol ya que casi todos los integrantes del club de fútbol Chapecoense perdieron la vida.

Alfredo.183(800x600)

Alfredo Bocanegra, director de Aereonáutica Civil de Colombia.



"El mundo está pendiente de este resultado de la investigación. Todavía no sabemos si LAMIA estaba asegurada", ha indicado Bocanegra este martes a la cadena colombiana Caracol.

"El lenguaje técnico en aviación es muy preciso, se mide en segundos. Efectivamente, si hay solicitud de 'prioridad', que no es lo mismo que 'emergencia'", aclaró Bocanegra al confirmar que el piloto nunca declaró el peligro que afrontaba con claridad.

avion.656(800x600)

Así ha quedado el avión de Lamia a solo 50 kilómetros de llegar al aeropuerto de Medellín.



"¡No se comprende cómo si estaba sin combustible no se declaró en emergencia!", se indignó el experto en aviación y añadió: "Siempre se indica que si hay simultaneidad se busque un aeropuerto alterno, pero si hubiera declarado la emergencia bajaban inmediatamente los de LAMIA".

Bocanegra afirma que cuando se busca un aeropuerto alterno, los aviones por lo general tienen combustible extra para poder sobrevolar hasta donde se encuentre, pero con el avión de Lamia fue diferente.

ESTREMECEDOR RELATO: "Ayuda, ayuda... ¡Tren abajo! No hay combustible"


"Debería llevar el combustible suficiente, un 10 por ciento más y otro diez por ciento que le permita llegar a aeropuertos alternos… se nota que no lo tenían", precisó.

"Es muy doloroso que no haya declarado la emergencia por problemas personales que tuviera que afrontar después", manifestó Bocanegra. "Las compañías son responsables por las calamidades, tienen que acompañar el rescate. El compromiso de la aerolínea debe estar asegurada y reasegurada, de manera que esperamos que tengan esto todo organizado", agregó el funcionario aeronático.

Quiroga, el piloto fallecido, era uno de los accionistas principales de la línea aérea. En Colombia se maneja que no hizo el llamado de emergencia debido a las posibles consecuencias que podría afrontar que iban desde sanciones económicas severas y hasta una inhabilitación personal por denuncias criminales.

cajas.19(800x600)

Las cajas negras fueron halladas y serán examinadas en las próximas horas.


ESPECIALIZADO EN TRASLADAR EQUIPOS DEPORTIVOS
Lamia, la aerolínea propietaria del avión siniestrado anoche en el que murieron 75 personas, lleva poco más de un año funcionando en Bolivia y se había especializado en transportar a equipos de fútbol como el brasileño Chapecoense, que perdió a casi todos sus jugadores en el accidente.

La firma operaba con un solo avión, el Avro Regional Jet 85, que según aseguró Vargas, "había pasado todos los controles" y contaba "con el visto bueno" de las autoridades bolivianas.

La Línea Aérea Mérida Internacional de Aviación (Lamia) tomó su nombre de su antigua ubicación, en el estado venezolano de Mérida, pero lleva desde julio de 2015 reubicada en Bolivia.

La empresa nació en Venezuela, "pero ahora es toda boliviana", dijo hoy el director general de la compañía, Gustavo Vargas.

Sin embargo, ese avión contaba con más de 15 años de funcionamiento y se dejó de fabricar en 2003 porque ese tipo de aeronaves presenta problemas por sobrecalentamiento en su componente electrónico.

Lamia cuenta con otros dos aviones más en revisión, uno de ellos a punto de poder ser utilizado, según la compañía.

"Últimamente nos hemos especializado en cubrir todos los eventos deportivos", relató el director general.

"A tal extremo o con tan buena suerte", juzgó Vargas, que han sido los encargados de llevar a la selección de Argentina desde Brasil a Buenos Aires tras jugar un partido de eliminatorias del Mundial 2018 el pasado 11 de noviembre.

También han trasladado a la selección de Venezuela a Colombia y en otra ocasión al equipo brasileño Chapecoense a Barranquilla para los cuartos de final de la Sudamericana.

Vargas aseguró hoy que a la compañía "le va muy bien", que no han tenido "ningún incidente ni accidente" y que incluso han realizado viajes internacionales a África y España.

El accidente se presentó en las inmediaciones del cerro El Gordo, en la jurisdicción del municipio de La Unión, en el departamento de Antioquia (noroeste), cercano al aeropuerto José María Córdova de Medellín, situado en el vecino municipio de Rionegro.

Según la Aeronáutica Civil de Colombia, además de los 22 jugadores del Chapecoense, en el avión viajaban 28 directivos, miembros del cuerpo técnico e invitados especiales del club brasileño, así como 22 periodistas y 9 tripulantes.

En el siniestro murieron 75 personas y otras seis fueron rescatadas con vida

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias

En Portada