Sergio Ramos tiene alma de delantero gracias a David Beckham

El crecimiento del defensor es producto del entrenamiento con el inglés en la era de los Galácticos.

Sergio Ramos celebrando una anotación contra el Betis en el Bernabéu.
Sergio Ramos celebrando una anotación contra el Betis en el Bernabéu. *
Redacción

La capacidad que tiene el capitán del Real Madrid, Sergio Ramos, para marcar goles de cabeza no es nada nuevo en la actualidad. De hecho, el defensor se ha caracterizado desde su llegada al equipo merengue como uno de los futbolistas que mejor anota desde los tiros de esquina.

El brasileño Paulo Campos, asistente del ex entrenador Vanderlei Luxemburgo, confesó a la cadena de ESPN cuál era el verdadero secreto de Ramos para que fuera tan determinante en los corners.

Ramos llegó procedente del Sevilla en el 2005 con el visto bueno de Luxemburgo. Para esa época el Madrid contaba con nombres como Ronaldo, Raúl, Beckham, Zidane, Figo, entre otros.

Campos asegura que el crecimiento de Ramos como anotador lo aprendió en los entrenamientos gracias a las asistencias de Beckham: ''Cuando el entrenamiento terminaba se quedaba con Casillas, Ronaldo y Beckham para tirar faltas, rematar y seguir entrenando esas cosas. Lo hacían al menos durante tres veces por semana y 40 minutos después de terminar cada sesión. Siempre quería estar aprendiendo de estos cracks, tuvo esa formación de alto nivel'', explicó.

212323708_16cd792ffb(1024x768)

Beckam y Ramos en uno de las practicas del Real Madrid.

''No es demasiado alto, pero tiene un resorte extraordinario y es muy inteligente. Su salto vertical es increíble, parece que sabe siempre dónde va a caer la pelota. Se anticipa en sus movimientos, ataca el balón, no es que caiga donde está él. Existe esa frase de "estar en el momento justo a la hora justa", pero con Sergio no es exactamente así. Parece que es la pelota el que lo busca, pero es Sergio el que busca la pelota'', comentó el brasileño.

Campos manifestó que si pudiera enfrentarse a Ramos pondría a dos jugadores a marcarlo: ''Hay que colocar un hombre pegado a él y otro buscando que la bola no le llegue. Intentaría que se mueva poco dentro del área, pero se haga lo que se haga es difícil de pararlo de cualquier manera''.

Por último comentó que al jugador merengue se le hizo difícil ocupar un puesto titular en su llegada pero que con el tiempo ya es el referente del equipo: ''Jugar al principio fue difícil para él, debido a que coincidía en sus posiciones con veteranos como Míchel Salgado, Helguera y Fernando Hierro, pero Vanderlei le dio la máxima confianza posible'', finalizó.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias

En Portada