Tigres supera al América en el estadio Azteca con polémico penal

El Tigres del técnico brasileño Ricardo Ferretti dio paso firme en casa del América y está a un paso de la final del fútbol de México.

EFE

El Tigres UANL superó este miércoles como visitante por 0-1 al América en el duelo de ida de las semifinales, que se jugó en el estadio Azteca, y se acercó así a la final del Apertura mexicano.

Con este triunfo el Tigres dio un paso importante y complicó el pase del América, que el domingo en la vuelta está obligado a ganar por dos o más goles y no recibir tanto en contra para avanzar a la final por el título.

ASÍ SE JUGARÁN LOS REPECHAJES DE LA LIGA NACIONAL DE HONDURAS

La solitaria anotación fue obra del brasileño Juninho, defensa y capitán de Tigres, quien anotó el penalti al minuto 49.

En el inicio del partido, el Tigres se asentó más rápido en la cancha del estadio Azteca que el América.

Los felinos dominaron prácticamente durante todo el primer tiempo pero, aunque llegaron en varias ocasiones y generaron jugadas de peligro, no pudieron abrir el marcador.

En la primera América falló en la salida y el brasileño Rafael Carioca, de Tigres, tomó el balón y lo cedió para el francés André Pierre Gignac, quien disparó con la derecha y exigió la estirada del guardameta del América, el argentino Agustín Marchesín.

Más tarde, el ecuatoriano Enner Valencia remató, aunque no de lleno, el balón dentro del área, el cual pasó cerca del poste derecho de la portería del América.

636476183337627582(1024x768)

Posteriomente el chileno Eduardo Vargas remató con la pierna izquierda dentro del área, cruzado y por abajo, y Marchesín alcanzó a desviar el balón para evitar la caída de su meta.

ÚLTIMO INFORME DEL TSE PONE A JUAN ORLANDO HERNÁNDEZ COMO PRESIDENTE DE HONDURAS

Aunque tardó en meterse al partido, el América finalmente se acomodó, logró nivelar las acciones y pisó el área del Tigres pero se fue al descanso sin una oportunidad clara de gol.

En cambio, Tigres intentó hacer daño con disparos a puerta del mexicano Jesús Dueñas, el chileno Vargas y el francés Gignac, que resultaron desviados siendo los más peligrosos el primero y el tercero.

Al inicio del segundo tiempo, el ecuatoriano Valencia avanzó por la banda izquierda y al entrar al área mandó un centro, pero en el viaje del balón se atravesó un defensa del América, el paraguayo Bruno Valdez, quien a juicio del árbitro detuvo el esférico con la mano y marcó penalti.

El brasileño Juninho cobró la falta con la derecha y hacia ese lado para engañar al portero argentino Marchesín, quien se lanzó sobre su mano izquierda.

Tras el golpe que representó el gol en contra, el América salió de su cancha y buscó empatar el partido pero con más ganas que fútbol.

Con el América en busca del gol, el Tigres esperó la oportunidad de concretar un contragolpe y estuvo cerca de ampliar el marcador.

El ecuatoriano Valencia avanzó por la banda derecha, llegó a línea de fondo y buscó que el chileno Vargas empujara el balón, prácticamente sobre la línea de meta, pero el argentino Guido Rodríguez, del América, mandó el esférico a tiro de esquina.

El América respondió con una espectacular chilena que firmó el colombiano Mateus Uribe, a pase del ecuatoriano Renato Ibarra, pero el balón pasó cerca del poste izquierdo de la portería de Tigres.

Con su derrota el América está obligado a proponer el partido el domingo. Este jueves, en la otra semifinal, el Morelia recibirá al Monterrey, principal favorito al título.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias

En Portada