Ronaldo echó por la borda llegada de Rafa Márquez al Real Madrid

El defensor mexicano, actualmente en el Atlas de la Liga MX, ha revelado cosas que no se sabían de su carrera como jugador.

Rafa Márquez fue por mucho tiempo el defensa central del Barcelona de España.
Rafa Márquez fue por mucho tiempo el defensa central del Barcelona de España. *
Agencia

Rafael Márquez es toda una institución. El defensor de 39 años actualmente juega en el Atlas de la Liga MX y no pierde las esperanzas de jugar su quinto Mundial con la Selección de México.

Leer más: Rafa Márquez no pierde de vista la Copa del Mundo de Rusia

El jugador azteca regaló una entrevista a la cadena de televisión ESPN donde reveló detalles desconocidos sobre su dilatada carrera deportiva.

Cuenta el propio Rafa Márquez que en 2002, justo después de jugar su primer Mundial con la Selección Mexicana, estuvo muy cerca de convertirse en jugador del Real Madrid, club que le dio seguimiento y que avanzó en las negociaciones, mismas que se detuvieron cuando el club gastó gran parte de su presupuesto en la compra de Ronaldo Nazario, delantero provenique llegó procedente del Inter de Milán.

Aquella situación causó que Rafa se quedara en el naco para después ser fichado por el Barcelona, club en el que estuvo siete años y fue multicampeón tanto de Ligas como de Champions League.

"El hubiera no existe, pero por algo pasan las cosas. Estaba avanzada la negociación, yo estaba ilusionado y contento, pero fue cuando contrataron a Ronaldo y se vino abajo toda la negociación. Estuve dos años más en Mónaco hasta que llegó una oferta del Barcelona y a lo mejor no era el momento adecuado para salir del naco, por algo pasan las cosas. Me siento afortunado de que alguna vez el Real Madrid puso sus ojos en mí y estuvo interesado, pero al final quién iba a pensar que el rival de este equipo iba a contratarme", reconoció Rafa Márquez a ESPN.


Rafa Márquez fue un jugador importante en el Barcelona de España.

El jugador azteca recordó lo complicado que fue mantenerse al máximo nivel en un equipo que comenzó su época dorada con jugadores como Ronaldinho en la plantilla y en los inicios de Lionel Messi como futbolista profesional.

"Siete años se dicen fácil, pero se sufren un montón. Fue mucho sacrificio. Solo hay que pensar que siendo uno de los mejores equipos del mundo, siempre trata de tener a los mejores jugadores del mundo en cada una de sus posiciones. Me costó seis meses adaptarme al equipo; no te podías relajar un día porque te pasaban los compañeros, había mucha competencia deportiva interna”, dice.

"Fue muy satisfactorio haber jugado tanto tiempo y tantos partidos, el haber ganado tantos campeonatos y disfrutar de muchas figuras. Fueron los mejores momentos de mi vida profesional y de mi vida personal, porque Barcelona es encantadora", contó.

SU REGRESO A AMÉRICA

Su estadía en Nueva York: "Cuando salí de Barcelona me llegó la frustración en Nueva York porque estaba acostumbrado a un nivel y una exigencia, un nivel de entrenamiento fuerte y un nivel de partidos intensos y llegar a otro nivel, la verdad estaba desencajado, no podía. En ese momento sí me arrepentí de ir a Estados Unidos", añadió.

Sus temporadas en el León: "Cuando yo llegué a León me decían que ya estaba para retirarme y ahí realmente pude disfrutar de nueva cuenta el jugar del futbol, luego del mal trago fue irme a MLS, donde no me adapté a Nueva York. En León volví a resurgir, volví a sentir esa alegría de poder jugar futbol y, además, se tenía un grupo de jugadores de mucha calidad, de grandes seres humanos y muy alegre y eso me hizo rendir. Gustavo Matosas me dio una confianza bárbara, siempre me dio su apoyo, así que estoy muy agradecido por eso, por la afición y el momento que viví ahí", apuntó.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias