Bayern Munich golea y conquista la Supercopa de Alemania ante el Frankfurt

Lewandowski dijo presente en el partido con un triplete, convirtiéndose en la gran figura del partido.

EFE

Un triplete del polaco Robert Lewandowski, completado por los goles del francés Kinsley Coman y del español Thiago Alcántara, propició que el Bayern Munich conquistara la Supercopa alemana en el estreno del técnico Niko Kovac en el duelo frente al Eintracht Fráncfurt, antiguo club del croata.

Tres de los cinco goles que encajó el Eintracht, a domicilio y sin capacidad de respuesta, fueron obra de Lewandowski, que sobrevivió a la dureza a la que le sometió la zaga rival, que pareció no perdonar al polaco tanta precisión en sus disparos a puerta.

Era el primer partido oficial de Bayern con el croata en el banquillo, llegado al club bávaro tras despedirse en la temporada pasada de Fráncfurt.

A ese componente se unía el carácter de revancha para el Bayern, que en la campaña anterior cayó en la final de la Copa de Alemania ante los de Kovac, lo que impidió a Jupp Heynckes despedirse como entrenador con un doblete -además del título de Bundesliga-.

Kovac optó, de arranque, por una alineación con la vieja guardia bávara. Desde Manuel Neuer a Arjen Robben, Frank Ribéry y Lewandowski, ante la que el Eintracht trató de mostrar vitalidad ofensiva, al menos en los primeros compases.

Lewandowski dejó claro en el minuto 21 el valor de su precisión, con un cabezazo a pase de Joshua Kimmich que abrió el marcador.

Repitió el polaco cinco minutos después, esta vez tras un saque de esquina con la izquierda de Robben, que subió también de cabezazo el segundo gol de los bávaros al marcados.

El Eintracht tuvo su oportunidad de acortar distancias antes de cerrarse el primer tiempo, tras una entrada de Matts Hummels a Mijat Gacinovic que podría haberle merecido la tarjeta roja, pero que el árbitro dejó en amarilla.

Lanzó Jonathan de Guzmán la falta, pero se estrelló en la barrera del Bayern, que se fue así al descanso con una cómoda ventaja de dos goles.

Lewandowski regresó con ganas de seguir marcando y lo logró a los nueve minutos del segundo tiempo, esta vez a pase de Thomas Müller, solo ante la portería y tras engañar al arquero Rönnow.

Le siguió en la tanda de goles Coman, minutos después de saltar al campo por Robben, tras lo cual Kovac dejó estrenarse al recién llegado Leon Goretzka, en sustitución de Müller.

Lewandowski fue el gran protagonista, tanto por el cómputo de goles como por las sucesivas faltas de que fue víctima, lo que Kovac zanjó en el minuto 72 haciendo salir a Wagner por el polaco.

Remató la clara victoria bávara Thiago, tras recibir el balón de Kimmich, tan preciso como para el primer tanto que había casi colocado casi en la bota del polaco.

Ficha técnica:

0 - Eintracht Fráncfort: Rönnow; Abraham, Hasebe, Salcedo; da Costa, Torro, de Guzman, Willems; Gacinovic, Fabian (Blum, m. 64); Haller.

5 - Bayern Múnich: Neuer; Kimmich, Süle, Hummels, Alaba; Javi Martínez; Müller (Goretzka, m. 64), Thiago; Robben (Coman, m. 56), Ribéry; Lewandowski (Wagner, m. 72).

Goles: 0-1, m.21: Lewandowski; 0-2, m.26: Lewandowski; 0-3, m.54: Lewandowski; 0-4, m.63: Coman; 0-5, m.85: Thiago.

Árbitro: Marco Fritz. Mostró tarjeta amarilla a Hummels, del Bayern y Abraham, del Eintracht.

Incidencias: final de la Supercopa alemana disputada en el Commerzbank Arena de Fráncfort, ante unos 50.000 espectadores.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias