Alfredo Mejía revela causas del fracaso de Honduras en su sueño de ir a Rusia

Mejía se sentó en la Silla Eléctrica desde Grecia y nos contó interioridades de la eliminación de Honduras rumbo a Rusia 2018

El mediocampista Alfredo Mejía habló con Límber Pérez para relatar lo que vivieron en Australia y los errores que cometieron en el camino a Rusia. Fotos cortesía
El mediocampista Alfredo Mejía habló con Límber Pérez para relatar lo que vivieron en Australia y los errores que cometieron en el camino a Rusia. Fotos cortesía *
Limber Pérez

Alfredo Mejía, como todo el pueblo hondureño, no logra digerir el hecho de haber quedado al margen de la Copa del Mundo, pero dice que en el próximo proceso buscará su revancha. El futbolista del Xanthi griego habló sin esconder nada.

Alfredo, ¿cómo está tu situación es estos momentos en la liga griega?
Pues bien, ahorita estamos a tres partidos para finalizar la mitad de la temporada, las cosas se han ido dando poco a poco, lo importante es ir obteniendo minutos, ir jugando y tener esa participación que uno como futbolista quiere.

Leer: ELÍAS BURBARA HABLA DE LA SALIDA DE PRIMI

Prácticamente ya te consolidaste en ese equipo. ¿Te ha costado mucho?
Al principio sí, yo vine a mitad de temporada en el torneo anterior, recuerdo que estaba la Copa Uncaf, me salió la oportunidad de venirme para Grecia y no lo dudé, al principio me costó mucho porque me tenía que volver a adaptar al fútbol griego, ahora gracias a Dios se están dando las cosas.

¿Qué tan difícil es el fútbol griego comparado con las otras ligas europeas?
Es una liga que siempre tiene jugadores de renombre, al final la competición siempre es fuerte, a uno le ayuda a ir creciendo y madurando futbolísticamente.

¿Sentís que la liga puede decaer porque Grecia no clasificó al mundial?
Sí, como en todos lados decae un poco, lastimosamente no se dio la clasificación de Grecia al mundial, la tuvieron bastante difícil en el repechaje y al final no clasificaron, afecta el fútbol como en todas partes del mundo.

Ya pronto se va a abrir el mercado de invierno. ¿Puede haber una posibilidad para vos de pasar a otra liga?
La posibilidad está siempre, yo termino contrato en junio de 2018, por ahora estoy tranquilo con el equipo, estoy teniendo participación, estoy jugando, tengo a la familia aquí y por ahora no he pensado esa situación, pero tú sabes que en el fútbol todo cambia de un día para otro y de repente puedo aparecer en otro lado, pero ahora no lo he pensado.

Leer: EL MENSAJE DE ALFREDO A LOS HONDUREÑOS PIDIENDO PAZ

Antes de fichar para el balompié griego estuviste haciendo pruebas en distintos equipos de diferentes países. ¿Sentís que eso te fortaleció como para alcanzar lo que estás logrando en este momento?
Al principio sí, estuvimos seis meses en el Udinese de Italia, con el cual habíamos firmado contrato, al final eso le da una señal a uno, eso me sirvió para dar ese paso que quiero como futbolista, después estuve en Honduras con Real España y ahí me di a conocer.

¿Creíste que tu carrera se pudo haber truncado cuando no lograste fichar para el Udinese, te frustró?
Me costó un poco porque estuvimos seis meses en Italia, tuvimos amigos, la gente nos trató muy bien, ya habíamos dejado todo organizado y firmado y estábamos bien acoplados, antes de venir a Honduras estuvimos jugando con el primer equipo del Udinese y estábamos muy bien y eso nos daba una pauta, al final cuando ya estábamos fichados con el equipo y no se pudo regresar me costó un poco, siempre pensaba en que deseaba retornar, pero creo que hubiéramos podido entrar a Italia si nuestro representando hubiera tenido más experiencia y hallado la manera de conseguir nuestro visado.

Pero eso se pudo haber solucionado. ¿No te parece que algo más grave estaba sucediendo?
Sí, eso podríamos haberlo visto, pero yo solo tenía 17 años, no tenía la experiencia de los viajes, al final no se dio, pero comenzó una bonita etapa con el Real España, ahí se dio todo.

Hablando del Real España, el equipo te agarró después de ese fallido intento de llegar a Italia, te hizo capitán y no saliste tan bien, prácticamente los dirigentes creen que los traicionaste.
Ya me sabía ese tipo de preguntas, pero cuando me voy a vivir a San Pedro Sula, fui a las reservas del España, yo crecí ahí, nunca jugué en segunda, sino que después del Mundial Sub-17 logramos dar ese salto con Leverón y con otros que alcanzamos a llegar a primera división, luego me voy al Udinese, no concreto mi fichaje, regreso y ahí es donde ficho con el equipo de primera de Real España, que estaba a cargo del Primi, logré un contrato por tres años, ahí yo di todo por la camiseta del España, jugué cuatro finales, gané una, di lo mejor de mí por el Real España por eso me siento tranquilo, porque en un equipo uno siempre tiene que dar la cara y rendir porque esto es fútbol y si no es así te botan.

WebMejia1(800x600)

El hondureño Alfredo Mejía posando en Grecia. Milita en el Xhanti de la primera división.

Me refiero a que los dirigentes no quedaron muy contentos cuando te fuiste, no quisiste renovar con ellos, se sintieron defraudados, desprotegidos e irrespetados.
Es cierto, se sintieron dolidos, pero al final logramos hablar con ellos y no llegamos a un acuerdo económico por el cual yo estuve luchando, hablando con ellos, sabía que este momento se iba a dar tarde o temprano de tocar este tema y me alegra aclararlo porque la gente me tenía mucho respeto y cariño y al final hay personas que lo siguen teniendo, logré quedar campeón con el equipo y no era tan fácil hacerlo, yo estaba ahí y yo saldé mis cuentas, ellos han traído jugadores que no han hecho nada, entonces no me pueden venir a criticar, si ellos también traen futbolistas de otros lados, no tiene lógica que estén resentidos conmigo.

¿Entonces vos siempre quisiste renovar con el equipo, no firmaste porque no llegaron a un arreglo económico?
Así, claro, es más, yo me reuní con el presidente, yo fui con mi papá y mi primo para negociar y no llegamos a un acuerdo, yo logré quedar campeón y llegar a donde yo quería, ellos no valoraron eso y lo que está a la vista no necesita anteojos, hay jugadores a los que les han pagado mucho dinero y no hacen nada.

¿Crees que el dirigente hondureño valora más al jugador que viene de afuera, aunque a veces no juega ni en el equipo del papé, que al futbolista nacional?
Mira, en lo personal yo pienso que eso es normal, yo estoy en el extranjero y me toca un poco más que a los demás, en ese tema soy bien respetuoso, pero también voy a dejar un mensaje claro, hay que valorar a los jugadores nacionales que tienen ahorita porque son los que van a luchar por el equipo, al final eso es lo que queda, a ellos les tienen que dar el valor necesario, porque cuando se le termina la carrera ellos quedan en la nada.

Después de esa faceta crítica por parte de los dirigentes, ¿has tenido la oportunidad de platicar con ellos, cómo quedó tu relación con ellos?

No, después de los Juegos Olímpicos tuvimos la oportunidad de saludarnos con Mateo sin ningún problema, hemos platicado con Fuad en distintas ocasiones y hemos hablado normal, sin ningún problema, ellos saben que entregué el máximo al equipo y rendí cuentas durante el tiempo que estuvo.

No saliste de una mejor manera del Motagua, pero también reconozco tu profesionalismo, no hiciste bulla. Llegaste a Motagua, rendiste y de repente te fuiste. ¿Es tu forma de manejarte cuando ya no quieres seguir en un equipo o de repente causas algún tipo de malestar?
El momento de tocar estos temas iba a llegar tarde o temprano, nunca esperé que fuera tan pronto, pero sí sabía que se iba a dar. Durante el tiempo que estuve en Motagua yo siempre hice las cosas bien, tuve una lesión cuando llegué a la Selección y después recaí en Motagua, tuve que tomar una decisión, a mí el dinero no me mueve porque yo quería seguir creciendo y bueno, tomé la determinación de irme a Marathón y en mis primeros seis meses llegué a la final contra Olimpia, siento que eso es parte del trabajo que uno hace.

¿Pero se maneja que tuviste un cierto rollo con Diego Vázquez?
No, el profesor Diego llegó y yo hice pretemporada con ellos, realicé una muy buena, ya estaba físicamente bien, entonces recuerdo que él me preguntó qué decisión había tomado, si me quedaba o me iba, yo le dije que no le podía dar una respuesta porque ocupaba hablar con los dirigentes primero y ahí es cuando determino ir a Marathón para poder jugar, vale más que me pude ir, jugué seis meses y después me vine a Grecia.

¿Qué tan duro ha sido para vos no haber clasificado en una eliminatoria que prácticamente estaba diseñada para que Honduras fuera al mundial?
Hasta el momento ha sido lo más duro, lo más difícil, ¿por qué?, porque estaba la ilusión de la gente, ya que en los últimos partidos estuvimos jugando bien y perdimos el último partido, el más importante, para mí ha sido lo más difícil, yo sé que vienen cosas más duras, pero eso ha sido lo más feo para mí en este momento.

¿Qué tanto fue lo que se dio, vos te has respondido por qué la Selección Nacional no va a ir al Mundial de Rusia?
Al principio cometimos errores, tenemos que aceptarlo, pero nos dimos cuenta que donde estábamos mejorando fue en la Copa de Oro, dentro del cuerpo técnico y los jugadores sabíamos que estábamos jugando bien, lastimosamente el gol no llegaba, nos preparábamos para los próximos partidos y ahí llegar a los goles, dicho y hecho, sí cometíamos errores en la primera vuelta, eso a uno le queda de experiencia para la próxima eliminatoria, pero en el fútbol la cosas son así.

WebMejia.12(800x600)

Mejía junto a su esposa, Kelly Ramos y su pequeño hijo en Grecia. Fotos cortesía

Me estás diciendo que el desenvolvimiento futbolístico que tuvo Honduras en la Copa Oro les hizo creer que habían llegado a su máximo nivel. ¿No te parece que ese rendimiento era muy mediocre?
Nosotros nos estábamos encontrando mejor, hubo miles de oportunidades en la Copa Oro, pero no tuvimos la serenidad de concretarlas, llegamos a la segunda vuelta de la eliminatoria y empezamos a sumar y ahí nos dimos cuenta que estábamos yendo por un buen camino y si nosotros hubiésemos sido responsables y comenzábamos la primera vuelta como arrancamos la segunda hubiéramos clasificado tranquilamente.

¿Cuál fue el factor para que la Selección no arrancara bien desde el primer momento?
Errores que cometimos y eso nos costó la eliminación, al final pensamos que podíamos clasificar directamente y nos jugó esa mala pasada Panamá en los últimos minutos, eso fue lo que nos costó la eliminación.

¿Cuándo creyeron que podían clasificar directo, en qué etapa y contra quién?
Nosotros empezamos a creer cuando le ganábamos a Estados Unidos y nos empatan, nos dolió muchísimo ese momento, pero sabíamos que estábamos jugando bien y que ganando los próximos dos partidos iba a ser duro porque no era fácil lo que nos estaba tocando, entonces llegó un momento después del duelo contra Estados Unidos donde sabíamos que podíamos lograr la clasificación directa, aunque la gente decía otra cosa, nosotros estábamos con eso en la mente.

Pero al final la gente y la prensa terminaron ganando. ¿No crees que ustedes creían plenamente en sí mismos, pero el trabajo no era el idóneo, los jugadores no estaban bastante comprometidos, piensas que eso afectó en su clasificación?
Es que ese grupo sí trabajó mucho y ustedes eso no lo reconocen, siempre tratamos de hacer las cosas bien, pero al final no se dio como, por ejemplo el gol que nos marca Panamá y Estados Unidos, todas esas cosas son dolorosas, vos que fuiste jugador lo sabés, sinceramente siempre hubo mucho compromiso, cada jugador quería dar todo para clasificar, le queríamos dar esa alegría a la gente que no estaba optimista, entonces estábamos metidos en ese rollo de querer clasificar.

¿Qué crees que les afectó en el primer partido contra Australia en el estadio Olímpico? No tuvieron la capacidad de manejar su condición de local.
Yo pienso que hubiera sido un mejor partido si la cancha hubiese estado en buen estado, esa no es excusa para nosotros porque nosotros venimos de barrios y de donde sea, pero llegamos a un momento en el que nos acostumbramos a jugar en un tipo de cancha, por ejemplo, el Olímpico siempre lo hemos tenido muy bien, pero toda esa semana estuvo lloviendo y la cancha estaba muy floja, no es excusa, pero creo que fue un factor para conseguir ese cero a cero, después, en Australia solo logramos un gol y perdimos el partido más importante.

¿Sabías lo que representaba no haberle ganado a Australia en el estadio Olímpico?
Sí sabíamos, pero teníamos la convicción de que podíamos ganar allá, nos habían criticado tanto que entre el grupo nos hicimos más fuertes y decidimos buscar esa clasificación en Australia.

¿Te mantendrás en la Selección o después de no clasificar te vas concentrar exclusivamente en tu equipo?
Yo juego para ir a la Bicolor, no me importa viajar lo que sea para ir a integrarla, yo estoy 100% hecho para la H, me enorgullece formar parte de ella.

Lo tuyo es admirable, hay un grupo de jugadores que se echó para atrás y al final eso debilitó su proyecto.
Sí, yo pienso que a veces somos muy caprichosos en ese aspecto, en lo personal a mí me hubiese gustado que estuviéramos todos los jugadores como Jerry Bengtson, que hubiera hablado con el técnico, y Roger Espinoza, son jugadores importantes, de peso en la Selección y hubiese sido un honor contar con todos ellos, yo soy un jugador que comparto eso de que entre más estemos mejor.

En el partido en Australia, ¿qué rostros mirabas en el camerino, de preocupación porque sabían que casi no había oportunidades o de buscar dar la sorpresa en Australia?
En todos miré el rostro de querer dar esa sorpresa, estábamos con la ambición de ganar y darle la alegría a todo el pueblo hondureño, ya que sabemos lo que significa un gane de la Selección para todo Honduras.

¿Sos de la idea que se debe continuar con el técnico o hay que buscarle una solución a esto?
Pues en eso soy muy respetuoso, los directivos sabrán qué hacer con el técnico.

Había un sector que no te quería en la Selección. ¿Eso te desanimaba o te fortalecía?
No, vos sabés que uno escucha todo tipo de cosas, pero uno como jugador se fortalece en la familia, yo siempre iba con el mismo deseo de ir y hacer las cosas bien en la Bicolor, luego volvía al equipo, jugaba, entrenaba, esperaba la convocatoria y viajaba a la Selección, cuando no jugaba pues apoyaba a los compañeros, al final las cosas se dieron como se dieron, pero siempre estuve ahí.

Normalmente los jugadores hondureños cuando están en el extranjero se concentran solo en jugar fútbol, muchas veces no aprenden ni el idioma de ese país. ¿Qué estás haciendo ahí, estudiando, haciendo algo con tu vida que no solo sea el fútbol?
El primer año me concentré en ir a clases de griego, ahora entiendo parte de lo que es más el fútbol para entender cuando me digan que hacer, ahora en lo que me estoy enfocando es en el inglés, en entenderlo y hablarlo, el griego lo uso para entrenar y poder hablar con el árbitro cuando me toca o salir a comer con mi familia, no me afecta eso.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias