Yustin Arboleda: “Yo no me le arrugo a nadie”

Yustin Arboleda confiesa que sus comienzos en el fútbol hondureño no fueron nada fáciles. El atacante del Marathón dio un repaso completo a la experiencia que ha vivido en el país.

Yustin Arboleda ha pasado por la Silla Eléctrica de Limber de Pérez contando todo su paso en Honduras con el Marathón.
Yustin Arboleda ha pasado por la Silla Eléctrica de Limber de Pérez contando todo su paso en Honduras con el Marathón. *
Limber Pérez

Yustin Arboleda se ha ganado a pulso el cariño de los aficionados del Marathón.

Su paso por Honduras no ha resultado nada fácil, pero gracias a sus goles también ha acumulado respeto de sus rivales y en el interior del club verdolaga. El colombiano repasó ampliamente su experiencia en el fútbol catracho y lo que desea para este torneo Clausura. Sueña con el título.

Justin, acá llegaste de la noche a la mañana como un tipo desconocido. Cuando se te vio por la estatura estilo deportista se oía decir que el Marathón estaba contratando a cualquiera.
La verdad que sí, creo que en su momento llegamos dos delanteros, el uruguayo Santiago Barbosa y yo, ahí se podía decir que el de menos cartel era yo, pero creo que son los retos que Dios le pone a uno en la vida, las oportunidades que él brinda. Desde el momento que me hablaron de Marathón lo consulté con mi familia y tomamos la decisión de asumir ese nuevo reto, creo que el trabajo te va evaluando día a día y pienso que lo he hecho muy bien y espero seguir así.

Sos la esperanza goleadora del Marathón, el equipo depende mucho de vos. ¿Sentís que están en serios problemas?
Yo creo que no, considero que el equipo está funcionando bien, siempre es importante aportar el granito de arena; no comencé jugando debido a una suspensión y una lesión que traigo en la rodilla y considero que el cuadro se vio bien. En estos momentos somos el equipo más goleador de la liga y los compañeros que han tenido la chance de actuar han sabido aprovechar su momento, la oportunidad que el profe les ha dado, yo siempre he dicho que lo que pueda hacer Justin en estos momentos le puede servir después al grupo.

¿Ha sido complicado convertirte en uno de los principales jugadores del Marathón cuando en este equipo eso es muy complicado?
Creo que el trabajo, pues cada día me esfuerzo para corregir, en esta carrera siempre hay cosas por aprender, soy de los que siempre se quedan definiendo después del entrenamiento y eso se ve reflejado en los partidos, he hecho una buena labor, me siento a gusto acá y estoy contento de estar aquí y con muchas ganas de seguir aportando.

¿Qué tan difícil se te hizo pasar del fútbol panameño al hondureño?, ¿es algo parecido?
Bueno, como te decía, la estadía en Panamá me sirvió, es un fútbol que se asemeja al de Honduras, es bastante rápido, con jugadores fuertes. Tú dices que el balompié panameño es más técnico, yo creo que no, el de Honduras es muy bueno, se ha demostrado a nivel de selecciones, son jugadores muy fuertes, siempre hay cosas por mejorar y estamos aquí para seguir aportando al fútbol.

Recuerdo que tu inicio en Marathón no fue tan bueno, era más entrega y la afición ya quería resultados. ¿Llegó un momento en el que te desesperaste o siempre creíste que se trataba de tiempo y paciencia?
Hace días mi esposa me preguntó por qué los periodistas siempre dicen que yo me he ido ganando el cariño de la gente, pues en el inicio fui muy resistido, lógicamente cuando llegué al Marathón, que lo hice sin cartel ni nada por el estilo, la gente comenzó a hablar, yo siempre hice caso omiso, como te dije, llegamos dos delanteros, el otro venía más preparado que yo; entonces, el profe tuvo la iniciativa de hacerlo jugar primero.

Yo siempre esperé mi oportunidad y el día que él me la dio jugué contra Social Sol, íbamos cero a cero y el técnico me metió en el minuto 83, anoté mi primer gol aquí y di una asistencia para el segundo, desde ahí creo que he tenido un rendimiento ascendente y gracias a Dios me siento tranquilo con mi trabajo y espero día a día seguir creciendo y mejorando.

ARBOLEDA4(800x600)

Arboleda recuerda sus primeros días en el club cuando muchos no confiaron en su capacidad por no tener un currículum destacado.

¿Cómo miras a este Marathón, ilusiona como para darle una alegría a la afición?
Para eso trabajamos, sabemos que los campeonatos no es cómo se comienza, sino cómo se termina, creo que traemos una continuidad de lo que hicimos el torneo pasado donde nadie se imaginó que íbamos a llegar hasta donde lo hicimos, pienso que para mucha gente fue una sorpresa, pero para nosotros no porque día a día trabajamos para eso. Desde el comienzo de temporada uno siempre se pone metas y la de nosotros como grupo fue llegar a la final, desafortunadamente por temas futbolísticos y extrafutbolísticos, todo lo que vivió el país durante esa época.

¿Sentís que el tema político del año pasado influyó bastante como para que el Marathón dejara de dar resultados positivos?
Para mí sí, porque estuvimos casi 25 días sin competencia, después comenzamos a jugar las semifinales, un partido que Real España nos iba ganando muy bien con los dos goles que nos anotaron, dos a cero, una llave todavía está abierta, pero por los errores arbitrales, somos humanos y todos nos podemos equivocar, nosotros como jugadores protestamos y le dijimos al árbitro que ya había pitado el penal, que lo cobrara y vamos a jugar, pero la afición no aguantó eso, nosotros no podíamos hacer nada, el partido se suspendió, después a los 10 días íbamos a jugar los 20 minutos restantes, llegamos al estadio y tampoco se pudo realizar porque no había seguridad, al día siguiente jugamos los 20 minutos a las 10 de la mañana. Creo que en el siguiente partido hicimos un gran esfuerzo en el segundo tiempo, pero quizás no nos alcanzó.

Me parece que en este torneo el Marathón ha tenido altibajos, pero más bajos que altos, se está intentando reponer una vez más, pero lo más probable es que vuelva a tener otro bajón. ¿A qué se debe esta inestabilidad futbolística en el equipo?
Mirá lo que es el fútbol, estuvimos más inestables el torneo pasado cuando acumulamos tres derrotas seguidas contra Motagua, Real España y Honduras Progreso, pero después tuvimos un repunte muy importante, nos logramos levantar y terminamos siendo el equipo con mayor cantidad de puntos, en ese torneo perdimos dos partidos: contra Real Sociedad y Motagua, obviamente se escandalizó más por la forma en la que caímos contra los motagüenses, creo que un 3-0 no fue nuestra mejor imagen, pero nuestro equipo está bastante fuerte, el cuerpo técnico siempre nos dice que debemos tener humildad, los pies puestos sobre la tierra, nosotros siempre trabajamos por eso. Lo más probable es que tú conoces mejor la historia de esta institución, normalmente hay muchos altibajos en los equipos, si te pones a ver solo es que te vayas un poquito para atrás, el Real España es campeón y mira nada más por lo que está pasando, es fútbol y este solo te da tres resultados: empatas, ganas o pierdes, pero como te digo, nosotros estamos conscientes de que a esta institución le urge un título.

Si hay una afición en el fútbol nacional que ataca a los jugadores cuando las cosas no están bien es la del Marathón y recién lo demostró. ¿Es bueno eso para ustedes, los ayuda a reactivarse?
Yo creo que es más el daño que se le puede hacer al fútbol y a la institución que a nosotros como jugadores, porque a mí por el simple hecho de que el profe me diga que voy a jugar, estoy motivado, no necesito que alguien de afuera me motive, sabemos que es importante contar con el apoyo del público en casa, nos hemos caracterizado por hacernos fuertes de local en los últimos dos torneos. Además, considero que la afición tiene derecho a exigir, pero con respeto porque somos seres humanos tanto ellos como nosotros y tenemos derecho a fallar, fallan los grandes, falla Cristiano, falla Messi; entonces, no creo que sea alarmante que cualquiera de los jugadores del equipo se equivoque, solo hay que seguir trabajando con la frente en alto. El fútbol de aquí es bastante exigente, uno lo entiende por la sequía de títulos que lleva uno de los equipos grandes del país.

Cuando analizas el plantel, las instalaciones, el cuerpo técnico y todo, ¿crees que ajuste para el Marathón en este torneo?
El fútbol cada día te muestra hacia qué camino vas, tenemos un cuerpo técnico muy capaz y la directiva está haciendo su esfuerzo. Si hacemos una comparación de los planteles de Olimpia, Real España y Motagua con el de Marathón, creo que seríamos el cuarto en su categoría, tú miras la planilla, en este equipo la directiva está apoyando a la juventud, hay un grupo bastante joven; si tú vas a un entrenamiento del equipo, verás que solo hay siete u ocho jugadores que pasamos de 25 años, no somos muchos, hay una base muy importante, esperamos que la directiva aproveche el talento de estos jóvenes para que este club pueda ser una institución que dé de qué hablar en el país.

ARBOLEDA3.2(800x600)

Actualmente Justin es el goleador y referente del Marathón.

¿Qué pensás dejarle al Marathón en estos próximos tiempos?, recordá que el fútbol es pasajero, hoy estamos y mañana no, pero ¿cuál es tu objetivo principal?
Mi objetivo principal es salir campeón, para eso trabajo cada día, se lo hago saber a mis compañeros cada vez que tenemos la oportunidad de hablar, siempre debemos tener la mentalidad de ganadores, creo que en mi corta carrera he dejado una buena imagen en los equipos don de he estado y he ganado títulos. El fútbol es pasajero, hay que aprovechar la oportunidad, mi meta es salir campeón aquí y el tiempo que yo continúe hacerlo de buena forma y el día de mañana que ya no esté, la gente pueda decir que me entregué a la institución y di todo por el equipo.

¿Se puede considerar grande al Marathón?, un equipo que hace de todo menos ganar títulos. ¿Vos jugás en un equipo grande?
Yo no soy de aquí y la historia de los clubes tampoco la tengo muy clara, pero seguramente por algo se le llama equipo grande, por los títulos que lleva, por lo que ha ganado, y para mí sí es uno de los clubes grandes del país, por la forma en la que trabaja y por la manera en que lo hacen otros equipos; entonces, sí considero que es uno de los equipos grandes del país.

Te caracterizas por meter, saltar, pelear, siempre andas con los dientes apretados y cuando los sacas es para morder. ¿Siempre te caracterizaste por ese estilo de juego, por ser ese tipo de futbolista?
Siempre, una de mis virtudes ha sido mi carácter, yo no me le arrugo a nadie, en el momento que debo pelear por el equipo lo hago con quien sea, en la cancha lo dejo todo, nadie me va a venir a cambiar mis características de juego, obviamente cuando tú llegas a un país nuevo debes tratar de adaptarte a todo lo que lleva ese fútbol, a mí me ha costado, he tenido inconvenientes con algunos árbitros, pero considero que son momentos de partido, he hablado con ellos, me los he encontrado en otras condiciones y hemos tenido la oportunidad de hablar y es eso, yo creo que ellos comienzan a conocer mi carácter, al igual que yo comienzo a conocer el de ellos.

Tampoco estoy aquí para estar peleando con árbitros como lo he dicho siempre, mientras los réferis no sean los protagonistas nadie va a hablar de ellos, yo creo que en el fútbol los actores debemos ser nosotros los jugadores, sabemos que el ser humano siempre se puede equivocar y esa parte de mi tema con los árbitros ha ido quedando atrás, en los últimos partidos ya hay árbitros que se dejan hablar y hasta cuando cometen un error, y si tú te diriges a ellos de buena forma aceptan que se equivocan, pero como te digo, para nosotros los jugadores es fácil criticarlos, afuera tienes la repetición y todo, ellos solo cuentan con segundos para decidir; entonces, eso está ahí, en el fútbol siempre habrá errores, esto solo es de seguir trabajando, confiar en la capacidad que uno tiene.

¿No te parece que en cierto momento querés sacar cierto grado de ventaja por tu corpulencia, contextura física e intimidar a los árbitros, porque la verdad cuando te veo percibo esa intención?
Mira, que esa no es mi intención, a veces me río porque hay partidos en los que quizá por mi porte físico yo estoy defendiendo la pelota y los réferis me pitan una falta en contra, el otro día me pasó algo bien particular: le pregunté por qué no pitaba las faltas contra mí y él me respondió que porque soy muy fuerte y grande, o sea que no debe ser así, pues si viene Cristian Cálix y comete falta y solo porque mide 1.30 no se la van a pitar, pero si yo la hago ahí sí.

Yo creo que en él fútbol debe haber igualdad en las decisiones, las reglas en este deporte están para que se cumplan, y como tú dices, si crees que yo llego a intimidar a los árbitros, no, esa no es mi característica, yo siempre me he caracterizado por ser una persona respetuosa, a veces por la calentura del partido dices frases de más, pero como te digo, los humanos tenemos derecho a equivocarnos y siempre que me equivoco busco a la prensa para disculparme y eso me deja siempre dormir tranquilo.

El torneo pasado fue muy bueno para vos. ¿Por qué te decidiste por Marathón si normalmente las ofertas vienen cuando se anda bien y vos andabas así, me imagino que sí te llagaron?
Sí, me llegaron ofertas, a veces yo hago que prevalezca más el bienestar de mi familia, en su momento me salieron propuestas, pero no las vi convenientes, no me parecieron; entonces, la gente del equipo tenía la intención de que renovara con ellos y siguiera, les hice mi oferta, ellos me hicieron la suya, llegamos a un acuerdo y tomamos le decisión con mi esposa de quedarnos acá un año más.

Eso da una pauta de que si estás comprometido con la causa verde, Justin está en Marathón por un objetivo y una meta.
Sí, yo vine aquí para dejar una huella y voy por buen camino, cada día debo esforzarme porque lo que hice ayer ya quedó en el pasado, tengo que trabajar por mi mañana, por mi familia, estoy comprometido desde el primer momento que me llamaron para venir acá y cada partido en el que actúo trato de sacar lo mejor de mí.

¿Por qué no destacaste entre los principales futbolistas de Colombia?
Hice mis divisiones inferiores en Medellín, yo desde 2012 no juego en Colombia, la mayoría de mi carrera la he hecho en Centroamérica, yo salí de mi país a los 20 años, me fui para Venezuela, estuve allá y me fue bastante bien.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias