Julio Ruiz periodista español: "Acosta pasó de ser útil a imprescindible"

El periodista de Radio El Día de Tenerife evalúa el rendimiento del volante hondureño.

JULIO RUIZ

Fue el 17 de febrero de 2018, en el campo de Santo Domingo, donde el Alcorcón juega como local, cuando Bryan Acosta pasó de ser útil a imprescindible.

Leer más: El hondureño David Suazo debuta este viernes comp técnico en Italia

El actual entrenador del Tenerife, Joseba Etxeberria, había debutado siete días antes con una goleada al Córdoba y sin minutos para el centrocampista hondureño, que estrenó en la siguiente jornada de Liga una función que había desarrollado muy poco en su carrera.

En realidad, fue un cambio sutil, de apenas unos metros. El técnico vasco optó por situarlo más adelantado, por detrás del delantero, y le pidió que aplicara su inherente entrega y agresividad en la presión para ahogar la salida del rival desde su área. Y funcionó. Al menos, a Etxeberria le convenció el recién estrenado cometido de Acosta.

A partir de ahí, fue la referencia en el inicio de cada maniobra de robo de la pelota cerca del área contraria, fase fundamental en el fútbol de Joseba; seguramente, en el fútbol moderno. Bryan no solo había encontrado su sitio en el Tenerife, sino que pudo potenciar así otra cualidad, la de su pegada. De hecho, desde el citado partido en Alcorcón al último de la Liga, marcó tres de los cinco goles (uno en la Copa del Rey) que anotó en sus 34 actuaciones como blanquiazul.

Después de una temporada de adaptación, superada con una nota alta, Acosta parte en la 2018/19 como una pieza básica dentro del engranaje del Tenerife. Prueba de ello, el empeño que pusieron los dirigentes para que se marchara a otro equipo a comienzos del mes de agosto.

Le tentó el fútbol estadounidense, el Dallas concretamente, con una oferta mareante desde el punto de vista económico. En el club tinerfeño no quisieron perder a un jugador tan valioso y le prometieron una mejora, le transmitieron que era alguien necesario en la plantilla. Intocable.

De cualquier modo, Bryan firmó en 2017 un contrato largo, de los que hoy en día no se suelen ofrecer, de cinco temporadas de duración. Esta apuesta da a entender que Acosta estaba llamado a marcar una época en el Tenerife. Y así será, a no ser que la próxima oferta no es descabellado pensar que la recibirá en próximos mercados, dado su crecimiento ya sea irrechazable. Porque la aspiración lógica del futbolista es competir en la Primera División española, objetivo por el que empezará a pelear el 20 de agosto en el primer partido del calendario. Juntos en esa categoría, todo será más fácil.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias