Christian Sandoval, periodista tico: "Los catrachos son el punto más alto de este inestable Alajuelense"

El comunicador y estadígrafo valora el concurso del cuarteto hondureño y califica como un 'fiasco' la campaña de los 'manudos'.

Diez

La situación con la Liga Deportiva Alajuelense esta temporada ha sido muy compleja, posiblemente dentro de los 11 torneos que ha tenido sin ser campeón este ha sido el de mayor complejidad en relación a lo que presentó en los demás campeonatos.

La Liga armó una planilla que, en principio parecía sumamente competitiva, no solo para pelear el título nacional sino para meterse de lleno en un torneo internacional como hace rato no lo pelea, resulta que se fue limitando poco a poco; primero con el guardameta Esteban Alvarado que no jugó un solo partido con el equipo.

Se desprendió de un portero alternativo por Esteban, las lesiones fueron muy constante en el transcurso de la temporada y eso, posiblemente, sea uno de los aspectos que mayor evaluación debe tener para la Liga Alajuelense porque no es normal que haya tantos contratiempos físicos.

Dentro de la estructura misma como tal hubo aspectos que resaltaron, como figuras indispensables en la Liga, de jugadores que marcan una diferencia única, hablo específicamente de Alexander López; Roger Rojas es un jugador diferenciado y se notó cuando no estuvo en el terreno de juego.

Termina con ocho goles y su cuota fue importante en los últimos partidos, la Liga extrañó muchísimo sus goles y la salida de (Jonathan) McDonald.

(Luis) Garrido termina siendo también un punto muy alto en el centro del campo, es un guerrero y un futbolista que suma muchísimo; (Henry) Figueroa, de los cuatro catrachos, es el caso del más damnificado, pues vino como central y tuvo que jugar gran parte de la temporada como lateral, habría que evaluarlo desde otro punto de vista, seríamos injustos evaluándolo desde una posición en la que no fue contratado.

A nivel general, los hondureños son los que se salvaron de la crítica y las constantes observaciones y cuestionamientos; si todos los jugadores del Alajuelense tuvieran el liderazgo y el temple que tienen los jugadores hondureños las circunstancias habrían sido distintas.

Sí hubo partidos donde pudieron hacer algo más, pero desde un análisis global los catrachos terminan siendo el punto más alto de esta inestable Liga Deportiva Alajuelense en este torneo, que fue un fiasco, un fracaso porque en el año de su centenario, con la inversión que hizo y las figuras que contrató no es para que quedarán afuera en la primera ronda del campeonato.

Aunque la directiva quiera taparlo o minimizarlo diciendo que el año del centenario es todo el 2019 y quedan seis meses, lo cierto es que la Liga planificó para ganar el campeonato nacional; fue un verdadero fiasco.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias