Que los paren: La guerra peligrosa que hacen Marathón y Motagua fuera de la cancha

El sábado se juegan el boleto a la final, pero ya comenzaron a encender la mecha. No vayan a manchar de sangre un partido de fútbol.

Los técnicos Héctor Vargas y Diego Vázquez se volverán a ver las caras el próximo sábado en el juego de vuelta en el Yankel Rosenthal. Foto: José Canales.
Nahún Aguilar

Marathón y Motagua han comenzado a cruzar la línea del respeto, comienzan a convertir un partido de fútbol es un enfrentamiento fuera de la cancha que puede terminar muy mal.

Faltan cuatro días para que vuelvan a estar cara a cara en el juego de vuelta y las declaraciones comenzararon a subirse de tono, a calentar esta semifinal más de la cuenta, a enviar un mensaje a la afición de venganza. Aquí de fútbol es de lo que menos se habla ya.

El sábado el estadio Yankel Rosenthal estará militarizado, la Policía ya comenzó a armar su equipo titular para prevenir cualquier acto vandálico en un clásico que ya tiene el título de "alto riesgo".

Aunque pareciera que todo comenzó el domingo anterior en el estadio Nacional tras el encontronazo entre Jhon Bodden y Galvaliz, lo cierto es que los Motagua vs Marathón tienen una calentura de hace un par de años gracias a las constantes guerras verbales y circo que hacen Diego Vázquez y Héctor Vargas, dos argentinos que les encanta ponerle chile a los partidos.

ma.40700(600x300)

"Se vio claro, un equipo que quería jugar al fútbol y otro ensuciar el partido", cuestionó Diego, refiriéndose a la cantidad de faltas de Marathón en ese primer round que terminaron ganando los Azules 2-0, pero que en la "Cueva del Monstruo" confían en poder remontar. Un empate les basta para clasificar a la final.

Pero después de lo que pasó entre Bodden y Galvaliz, además de las palabras de Diego Vázquez, Héctor Vargas no se iba a quedar callado y este martes no se ha mordido la lengua para llevarse de encuentro a los que pudo, además de alentar a la "Furia Verde" para hacerse sentir el sábado. "Aquí tienen la oportunidad que se sientan en la calle, que manejen todo lo de afuera". Palabras sin duda que llevan un mensaje de revancha ímplicito de violencia.

IMagwn(600x300)

Quién será el árbitro central del sábado sin duda será otro tema que no soltarán antes que se dé el pitazo inicial. Las presiones sobre las cuartetas elegidas han sido pan de cada de jornada y en esta instancia, falta ver ese capítulo. Ya el presidente de Marathón Orinson Amaya comenzó: "Motagua maneja el arbitraje en Honduras, es difícil luchar contra el poder".

La polémica es parte del deporte, solo pedimos que los directivos, jugadores y aficionados no se sobrepasen, que no provoquen con sus palabras, que se dediquen a brindar espectáculo en la cancha. A la afición que no se deje manipular y no manche de sangre algo que solo es fútbol.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias