Jorge Fermán: "Ya no podemos seguir dando estos tristes espectáculos"

El periodista y conductor de Diez TV ha reconocido sin sabor que deja haber sido humillado (7-0) ante Brasil en amistoso previo a la Copa Oro 2019.

Por Jorge Fermán

Hay niveles y el nuestro es muy bajo. Hay calidad y la del fútbol hondureño es muy pobre. Ambas cosas, cuando nos toca medirlas contra equipos de fútbol de la élite mundial salen reprobadas.

Lo que nos pasó recientemente en el Mundial Sub 20 de Polonia, donde la Selección Nacional de Honduras perdió sus tres partidos en la fase de grupos, recibió 19 goles y no marcó ninguno, incluyendo una épica goleada de 12-0 frente a Noruega, no fue un accidente, simplemente es producto de la realidad de nuestro fútbol, que por ratos no regala alguna sonrisa, pero que la mayor parte del tiempo, especialmente cuando competimos en las "ligas mayores", nos llenan de mucha pena.

En este último ensayo previo a la Copa Oro, frente a la siempre poderosa Brasil, nuevamente quedaron desnudos nuestros defectos como equipo de fútbol. La derrota 7-0, ya la más dolorosa en la historia para una escuadra nacional, podría verse normal considerando que enfrente teníamos a una de las grandes potencias del planeta independientemente del momento que vivan, de los jugadores, del técnico. Brasil es Brasil y si te pueden pasar por encima y humillar, lo hacen sin ningún problema.

Pero ya es tiempo de frenar ese pensamiento tan pobre, ese de que somos demasiado pequeños y que frente a un grande solo tenemos que poner la cara una y otra vez hasta quedar desahuciados. Llegó el momento de hacer algo por dar pasos hacia adelante en cuanto a talento y calidad se refiere. Ya no más excusas. Que se terminen ya esos discursos baratos y que solo enmarcan falsas esperanzas.

Hay que hacer un diagnóstico ácido… real, sin andar dándole vueltas al asunto. Hoy no somos ni por cerca uno de los mejores equipos de Concacaf y en el mundo no existimos. Bajo esa premisa y con humildad, nuestros jugadores, dirigentes, cuerpo técnico y sobre todos nosotros los aficionados de la Bicolor, debemos poner las barbas en remojo y tomar de estas duras lecciones, lo mejor para salir adelante.

Es cierto que estamos iniciando un nuevo proceso, pero no es posible que continuemos cometiendo los mismos errores. Viendo las mismas caras desorientadas, como sucedió en el Beira Río de Porto Alegre. Pero ya no podemos seguir dando tristes espectáculos a nivel internacional, como lo sucedido en Polonia y el de este domingo en Brasil.

Este partido contra la "Canarinha" era de doble filo, debido a que apenas estamos a una semana del debut en la Copa Oro 2019 contra Jamaica. Tal y como se dio, lógicamente el golpe anímico es fuerte para nuestros jugadores y para Fabián Coito, que al menos ha reconocido que lo que mostró Honduras "fue muy pobre". Si hubiera sucedido algo contrario a esta escandalosa goleada, la cara de nuestra Bicolor iba a ser otra. Pero es lo que es.

¿Del partido qué pienso? Se terminó en el minuto 30 cuando ya perdíamos 3-0 y Rommel Quioto se fue a las duchas por roja directa tras una brutal falta contra Arthur. Brasil disfrutó mucho de su entrenamiento con público frente a un equipo "X". Seguro que a Tite, el colectivo de 90 minutos contra Honduras le servirá muy poco de cara a la Copa América.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias