Fabián Coito sigue en la construcción de un modelo de juego con Honduras  

La selección de Honduras derrotó 2-1 a Chile tras un gran segundo tiempo gracias a los cambios de Fabián Coito.

Gaspar Vallecillo Castro

Desde este blog, se ha venido escribiendo sobre la construcción del Modelo de Juego de la selección hondureña, hemos podido observar como al principio del proceso Fabián Coito se buscaba identificar con los rasgos más comunes del fútbol hondureño, la fuerza y velocidad. Características que poco a poco ha ido buscando optando por reemplazar y por jugadores muy técnicos para jugar este juego.

Te puede interesar: Honduras, la selección que mejor renta sacó a las fechas FIFA de septiembre

Esto lo podríamos englobar en un contexto posicional, los jugadores como Carlos Pineda, Jonathan Rubio, Rigoberto Rivas, Alex López y Jorge Álvarez. Jugadores técnicamente bien dotados, que saben perfilarse, que le dan sentido a la circulación del balón gracias a como se orientan y se posicionan en el campo. Todo tiene un antes y un después. La selección que logró la plata en Perú, le añadió un matiz más a Coito para formar su modelo de juego; ese que sigue en construcción. Y continúa porque el once inicial dista mucho del que terminó.

Los jugadores iniciales que fueron puestos en el campo buscaban presionar alto al principio, tener una defensa posicional que no permitiera jugar entrelineas pero le faltaba fútbol. Garrido y Acosta en el mediocampo no invitan a jugar, eso lo resintió y pagó la selección hondureña. Pero en términos generales jugar requiere del balón y la selección hondureña se vio muy mal futbolísticamente.

69853866_436918943621993_3716875323707490304_n(800x600)

Coito no solo en su afán de ganar el partido pero sino de seguir confeccionando su modelo de juego hizo cambios que promvieron a todo el equipo un orden posicional que solo pueden dar jugadores que interpreten el juego de está manera. Agradecer a los formadores de estos futbolistas por entender el juego la forma que lo hicieron y por regalarnos a estos jugadores.


La entrada de Carlos Pineda le dio a la selección hondureña mejores condiciones para salir jugando, atacar creando superioridades numéricas que hacían que cuando perdía el balón la selección hubiera más gente tras la pérdida. La incorporación de Alex López ordenó a Elis en el campo, potenció su características físicas y además ordenaba el mediocampo con sus pases. Rigoberto Rivas y Jonathan Rubio están llenos de fútbol, contamos con la suerte de tener dos mediocampistas talentosos formados en Europa, ellos demostraron que están para jugar a este nivel.

Sumamos un ladrillo más en la construcción del Modelo de Juego de Fabián Coito, encaminado a un juego muy posicional y eso parece gustar a todos…

70822437_2363927013935729_6071317511373062144_n(800x600)

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias