El blog de Kike Lanza: "En Honduras y el mundo, el futbolista bajó a la tierra"  

El director del programa deportivo 'El Var de los compadres', se refiere a los sacrificios económicos que han tenido que hacer los futbolistas.

Por Kike Lanza

Siempre se les vio como tremendas estrellas, figuras que en algún momento fueron inalcanzables. Hubo épocas que para llegar a obtener un autógrafo de un jugador de la Liga Nacional que tuviese estatus de Selección tenías que crear tremendas estrategias, dormir en las afueras del hotel de concentración, madrugar o hasta comisionar a alguien de “adentro” para lograrlo. Era casi imposible tener algo de los "extraterrestres".

El futbolista en Honduras, como en el mundo, por su condición de vestir la camisa de los equipos más populares, la Selección Nacional o por salir al extranjero, adquieren una notoriedad mas allá de lo comprensible.

No es un entorno que no merezcan, no es una situación para mal interpretarla, no es una crítica y tampoco un señalamiento, tampoco un ajusticiamiento.

El futbolista se gana cada una de sus posiciones. Los que logran sobresalir y obtener popularidades y afectos extremos, es porque trabajan a doble o triple horario para destacar con su equipos y llegar a obtener niveles de crack que luego los sitúan como ídolos. Para algunos futbolistas puede ser una subjetiva introducción. Sin embargo el escenario no es subreal, vivimos en el vecindario mundial donde al futbolista y deportista en general lo vemos andando en una cápsula casi espacial.

En los últimos días y por razones que ya conocemos, el futbolista está de regreso a la tierra para ser humano. Recientemente en Barcelona y Turín se dieron historias impensables con los dos verdaderos extraterrestres del fútbol. En Honduras también, salvando distancias, los futbolistas bajaron de las estrellas y nos hemos dado cuenta que son de carne y hueso.

EL MESSI MÁS HUMANO

España fue uno de los países mas golpeados con el Covid19. Por consecuencia La Liga pasó momentos de incertidumbre con la alerta roja dispuesta por las autoridades en la Madre Patria.

Uno de los primeros equipos en anunciar reducciones salariales a su plantilla fue el Barcelona. Se creó un poco de polémica y fricción entre jugadores y directiva, pero todo se supo manejar con mucha camaradería para determinar que todo el plantel, incluido “el de otro planeta’.

CR7 2.11(800x600)

. Lionel Messi, Cristiano Ronaldo, Pep Guardiola son sólo algunos de los jugadores y DT's que han hecho donaciones o han ayudado a los afectados del coronavirus.

Messi sufriría una reducción del 70% en sus contratos durante la alerta roja en el país. El mejor futbolista del mundo para muchos, no solo aceptó la dura determinación administrativa, sino que se hizo más humano y ofreció contribuciones para que los trabajadores operativos del club azulgrana tuviesen sus sueldos al cien por ciento en tiempos difíciles de pandemia.

Además, extraoficialmente, el seis veces Balón de Oro, realizó donaciones a hospitales de Argentina y Cataluña. Sensibilidad terrenal y de dimensiones extra planetarias.

EL 30% MENOS PARA CRISTIANO
En Italia, el otro país europeo golpeando duramente por la pandemia, también sufre momentos difíciles con sus equipos de fútbol. Además con la particularidad de que muchos jugadores ha sido contagiados del Covid-19 , una muestra más que las máximas estrellas también se enferman. ¿Verdad Paulo Dibala?

El portugués Cristiano Ronaldo tuvo en la Juventus escenarios parecidos a los de su archirrival en el Barcelona. Con menos polémica y con un poco mas de suerte para Cristiano y su compañeros, la directiva de la "Vieja Señora" determinó reducir el 30% a sus salarios.

El “Bicho’, dando un ejemplo de solidaridad humana, reaccionó muy consciente de la situación y aceptó de inmediato la desicion de sus patronos. También hizo donaciones en su país en pro del combate al Coronavirus. Sensibilidad terrenal y de dimensiones extra planetarias del cinco veces ganador del Balón de Oro.

HONDURAS, LA OTRA CARA
Por estos rumbos no hubo rebajas salariales a los jugadores de equipos. Dos extremos nada más, los cuatro grandes pagaron al día los salarios, el resto no cancelaron a sus muchachos y los han dejado a la deriva.

Son muchas las historias de futbolistas que bajaron del paraíso para ser terrenales. El fútbol en nuestro patio entrega a sus figuras privilegios a veces inimaginables, salarios por las nubes, fama, popularidad, estilo, estatus vecinal, etc etc. Muchos han salido de la fascinante burbuja a la otra realidad debido al coronavirus.

OMAR ELVIR.91(800x600)

Los futbolistas Omar Elvir y Marlon Licona.

Jonathan Rougier y su familia emprenden con un negocio de helado y postres; Alex Aguilar se le ha visto vinculado a la ganadería; César García, del Real de Minas, emprende con venta de frutas y verduras; Lázaro Yánez tiene una venta de lácteos. Javier Portillo y German “Patón’ Mejía hacen trabajos con la comunidad. Misma labor hace Mario Moncada, ¿lo recuerdan? El polémico y radical ex árbitro nacional

Omar Elvir con su negocio de comida hace deliveries, servicio a domicilio; Roberto “Pipo’ López recién emprendió su venta de hamburguesas.

Aplausos para ellos, seguro en el mundo del emprendimiento serán tan grandes como en el fútbol.

JAVIER PORTILLO.108(800x600)

Javier Portillo ayudó al inicio de la pandemia en su comunidad en Cantarranas.



Por muchos años ha existido una gran verdad, es como una frase trillada, la carrera del jugador de fútbol es corta, muy corta. Sin embargo hoy por hoy también existe otra gran verdad, cuando se convierten en ex futbolistas también se convierten en pequeños y grandes empresarios. Por tiempos de pandemia, jugadores activos adelantaron sus vínculos con sus pequeñas empresas y esto estoy seguro les servirá de mucha experiencia para la hora de retiro.

Cada vez son mas pocos los futbolistas malogrados en nuestro país, eso demuestra el crecimiento emocional de nuestras estrellas del fútbol y que cada vez son menos “divos” (aunque por ahi todavía queda uno) y mas humanos.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias