El Blog de Elmer López: El reclamo de Cristiano Ronaldo y la ciencia en el fútbol

¿Por cuánto tiempo un futbolista positivo por COVID-19 debe de permanecer aislado y cuántos exámenes de laboratorio se necesitan para determinar que ya no es contagioso?.

Cristiano Ronaldo tenía la razón, porque pudo perfectamente haber jugado, pues según la evidencia científica ya no era contagioso.
Cristiano Ronaldo tenía la razón, porque pudo perfectamente haber jugado, pues según la evidencia científica ya no era contagioso. *
Elmer López Lutz

Con suma sorpresa observé la noticia que Cristiano Ronaldo se perdió el partido que su equipo, la Juventus de Turín disputó el pasado miércoles 28 de octubre en su estadio, por la UEFA Champions League ante el Barcelona (Juventus perdió 2 a 0), porque un segundo control de la prueba PCR que se le practicó volvió a salir positiva, desencadenando la furia del asintomático jugador manifestada en sus comentarios en las redes.

Recordemos que Cristiano dio positivo a la primera prueba el 13 de octubre, cuando estaba concentrado con su selección previo al partido contra Suecia, es decir, habían pasado ya 15 días.

Una situación similar vivó el equipo Liga Deportiva Alajuelense de Costa Rica, quien después de que el 6 de octubre 11 de sus jugadores salieron positivos por COVID-19, CONCACAF suspendió la realización del partido que, por la LIGA CONCACAF 2020, el pasado 22 de octubre debía enfrentar al equipo Cibao de República Dominicana. Habían pasado 16 días.

Tremendo lío se ha armado en Costa Rica, pues CONCACAF ordenó repetir la PCR al equipo 5 días y 48 horas antes del reprogramado encuentro para el 4 de noviembre, y donde jugadores claves como Bryan Ruiz, Álvaro Saborío, Adolfo Machado, Alonso Martínez y Fernán Faerrón entre otros, pueden perderse este crucial partido ya que es muy probable que vuelvan a salir positivos, pues se sabe que la PCR puede estar positiva hasta 2 meses después de que la infección haya pasado.



Lo mismo ocurre con las llamadas Pruebas Rápidas que miden los niveles de anticuerpos. Sin embargo, la CONCACAF “no entiende”, o, mejor dicho, no marcha al paso de la ciencia. También el jugador Nelson José Muñoz García del equipo de Real de Minas de la Liga Nacional fue inhabilitado por la Comisión Médica de la Liga Nacional antes del juego del 3 de octubre contra Real Sociedad y por cuatro partidos más (alrededor de 20 días), esperando que las pruebas de laboratorio “determinaran” si podía regresar o no.

¿Hasta cuándo una persona positiva por COVID-19 es contagiosa y cuántos exámenes son necesarios para determinar que ya no lo es? Eso ya está bien definido por la ciencia y depende del grado de gravedad de la enfermedad.

Veamos lo que establece la Secretaría de Salud de Honduras (SESAL) en el PROTOCOLO DE MANEJO CLÍNICO DEL PACIENTE ADULTO CON COVID-19 SEGÚN LAS ETAPAS DE LA ENFERMEDAD EN LA REDES DE SERVICIOS DE SALUD. Tercera edición, septiembre 2020. El documento está basado en las publicaciones científicas del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), Organización Mundial de la Salud (OMS) y Organización Panamericana de la Salud (OPS).

El protocolo textualmente dice: “En Asintomáticos: El aislamiento podrá suspenderse 10 días después de su primera prueba rt-PCR positiva para SARS-CoV2 (Se iniciará el conteo de días a partir de la fecha de toma de la muestra rtPCR)”. “Sintomáticos de leve a moderado: Paciente confirmado por COVID-19 a través de rt-PCR, cumpliendo 10 días después de la fecha de inicio de síntomas, más al menos 3 días adicionales afebril, sin la administración de antipiréticos y mejoría de los síntomas respiratorios”.



Note que no se utiliza ninguna prueba de laboratorio para suspender el aislamiento. Sólo basta cumplir con el período de tiempo establecido. Esto quiere decir, aplicándolo al medio futbolístico, que un jugador positivo, que en su mayoría cursan con una infección asintomática o con síntomas leves, puede regresar a su equipo después de 10 días de asilamiento a partir de la prueba positiva inicial, y que no necesita de ningún otro examen de laboratorio posterior.

Así de claro. Esto lo escribo porque la situación del COVID-19 en el fútbol de nuestro país apenas comienza. Para que todos hablemos el mismo idioma y para que no haya necesidad de reclamos o acciones legales innecesarias. Vuelvo a recalcar (ver, “El COVID-19 en el Fútbol de la Liga Nacional”) que no se puede determinar cuándo comenzó la infección en un futbolista asintomático y mucho menos saber si este es contagioso realizando pruebas como la PCR y la de los Anticuerpos, ya que estas se mantienen positivas en muchos pacientes hasta por 2 meses o más.

La única forma de saberlo es realizando la prueba del Antígeno dos veces por semana, ya que es una prueba que detecta la infección activa de forma temprana, pero que se vuelve negativa después de 5 a 7 días.

En conclusión, Cristiano Ronaldo, el equipo Alajuelense y Nelson Muñoz tienen la razón, porque pudieron perfectamente haber jugado, pues según la evidencia científica ya no eran contagiosos. Las autoridades del fútbol deben de asimilar que en el campo de la ciencia no hay artículos pétreos, los conocimientos científicos se actualizan constantemente y deben de ser aplicados para no incurrir en este tipo de errores. A la ciencia me remito.