Orlando Ponce: Cuidado, en una noche de altos instintos el león puede echar al tigre de la selva

Orlando Ponce avisa al Tigres de México previo al partido ante Olimpia por las semifinales de la Liga de Campeones de Concacaf.

Orlando Ponce no descarta que Olimpia pueda dar la sorpresa este sábado ante Tigres.
Orlando Ponce no descarta que Olimpia pueda dar la sorpresa este sábado ante Tigres. *
Por Orlando Ponce

El Olimpia logró después de dos décadas llegar a semifinales de la Liga de Campeones de la Concacaf tras eliminar al Montreal Impact de Canadá, pero el rey de copas no tiene techo y este sábado prepara todas sus armas para botar de la final al gran favorito de ciertos periodistas mexicanos y todos los antis, el Tigres de Nuevo León.

Si bien es cierto su clasificación ante los canadienses la cosechó con un tropiezo en el desafío de vuelta y en su peor versión de todos los encuentros, en el principal certamen de clubes de la Concacaf la historia de este sábado, en la burbuja de Orlando, Estados Unidos, puede ser muy distinta a la que se está vendiendo.

Ver: Pedro Troglio asegura que no se creen menos que nadie

Nunca un equipo hondureño ha sido ni será favorito para los obcecados comentaristas mexicanos, por más que después quedan con la "cola entre las patas" ofreciendo disculpas por las derrotas de los equipos mexicanos.

En esta ocasión no es la excepción y lo que se está vendiendo en Fox, ESPN, Televisa y Televisión Azteca es una final entre el América y Tigres para seguir con la tradición de los últimos 15 años, con todos los títulos para los clubes mexicanos y ningún centroamericano en las finales.

Yo puedo considerarme uno de los más fieles seguidores de la multimillonaria Liga MX desde hace varios años y si vemos los parámetros es indudable que Tigres es el favorito para ganar el cruce ante el Olimpia, pero es un solo partido y no siempre salen cosas como las prepara el estratega.

Los espejos deben servir como ejemplo en el plan de los parangones. En esta misma edición, que viene atrasada por la pandemia, el Tigres actual estuvo al borde de la eliminación por el Alianza de El Salvador en el propio volcán de San Nicolás de los Garza, Nuevo León.

Los albos ganaron 2-1 en el Cuscatlán y perdieron dramáticamente 4-2 en el volcán con el portero argentino Nahuel Guzmán como gran figura. Entonces yo no vi semejantes diferencias entre ambos equipos.

Los Tigres se han convertido, desde la llegada de Ricardo Ferretti, en una de las marcas más ganadoras de la liga local, pero en contra vía ha perdido tres finales de la Liga de Campeones de la Concacaf y una de la Copa Libertadores de América ante el River Plate de Argentina.

Además: Tuca Ferreti explota ante la prensa mexicana y pide respeto hacia Olimpia

El cuadro regio fue eliminado en la reclasificación del novedoso torneo mexicano, ganado recientemente por el León y lo único que le queda es poder ganar el título internacional que da el derecho a jugar el próximo Mundial de Clubes, programado para febrero del 2021 en Qatar.

A TOMAR EN CUENTA

El plan del argentino Pedro Troglio debe girar mucho en la neutralización del cuarteto de atacantes de los felinos compuesto por el francés André Pierre Gignac, el colombiano Luis Quiñonez, el uruguayo Leo Fernández, segundo 9, y el mexicano Javier Aquino, desequilibrantes individualmente y en colectivo.

EpVFSIlXcAQdWzT(800x600)

El galo es un 9 con muy buen juego aéreo y con el manejo de los dos perfiles, con definiciones por arriba y con los pies, mientras que Quiñonez y Aquino son peligrosos desbordadores, muy hábiles y de buena técnica en los centros. Fernández juega a la espalda de Gignac y también se compromete mucho con la definición.

Será muy importante que Carlos Pineda y Deiby Flores puedan destruir el circuito que generan Guido Pizarro y Rafael Carioca, sin dejar de asistir a los delanteros Yustin Arboleda y Jerry Bengtson, quienes pueden aprovechar las ventajas que puedan dar Carlos Salcedo y Hugo Ayala.

Los dos laterales de Tigres, Jesús Dueñas y Chaca Rodríguez, son mejores en ataque que defendiendo por lo que Edwin Rodríguez, Maylor Núñez y Javier Portillo pueden beneficiarse de eso.

La defensa de Tigres es vulnerable y será cuestión que el Olimpia aproveche su bloque de ataque para hacer daño, no importa el momento del partido.

El juego lo visualizo cerrado, del lado olimpista, y es que abrirlo conllevaría el riesgo hasta de ser golead6o, con un plan de juego parecido al que de utilizo ante Montreal.

Está claro para un eficaz contraataque, con Rodríguez, Marvin Bernárdez y hasta el mismo Maylor como espadas si consideramos que Tigres juega en el terreno del contrario.

A mí no me interesa si el albo lo lleva a penales y lo termina ganando o si gana por un autogol, el objetivo es el mismo, la clasificación a la final para disputarla el próximo martes contra el ganador de América vrs Los Ángeles F.C.

Postdata: En el 88 fue Cruz Azul, en el 2001 el Pachuca y Toluca. ¿Será que ahora le toca el turno a Tigres y el león vuelve a mandar en la selva?