El blog de Marco Aguilar: No merecemos 'morir' con Fabián Coito en nuestro sueño mundialista

La relación entre prensa, afición y futbolistas ha quedado fracturada con el actual seleccionador. Dos años de proceso no se vieron reflejado en eliminatoria y apenas sacamos dos puntos de nueve posibles, un 22% de rendimiento. Aplazados.

El periodista de DIEZ cuestiona sus dos años de trabajo sin un equipo base, los constantes cambios en cada partido, mala elección en convocatorias y mala lectura de juego no solamente ante Estados Unidos.
El periodista de DIEZ cuestiona sus dos años de trabajo sin un equipo base, los constantes cambios en cada partido, mala elección en convocatorias y mala lectura de juego no solamente ante Estados Unidos. *
Por Marco Aguilar

La credibilidad de Fabián Coito como seleccionador de Honduras se perdió. El estadio Olímpico entero lo abucheó y pidió su cabeza (algo que pocas veces sucede) tras una humillante e inexplicable derrota ante Estados Unidos que tiene su firma.

La Bicolor había cerrado un primer tiempo casi perfecto ante los norteamericanos, se fue al vestuario ganando 1-0 y dejando las sensaciones de tener a un rival sin ideas y casi 'fundido' en San Pedro Sula, sin embargo Gregg Berhalter, DT de EEUU, encontró la luz en las tinieblas gracias a los cambios realizados por Fabián Coito, su lectura de juego dejó mucho que desear.

El DT uruguayo decidió antes de arrancar el complemento sacar a Jonathan Rubio, Carlos Pineda y Choco Lozano pese a que el equipo catracho se veía fortalecido, incluso físicamente, más allá de una pobre y vaga justificación en conferencia de prensa asegurando que Rubio y Lozano estaban mermados en la parte física.

aficionados.407(800x600)

El reflejo del público que pasó del éxtasis a la decepción total gracias a los incomprensibles cambios del seleccionador de Honduras.

Coito hizo ingresar a Rigo Rivas, Romell Quioto y José García. Ninguno funcionó. Y al último en mención, un novato, lo mandó a una 'repudiable' línea de tres aún con el marcador a su favor y con 45 minutos todavía por jugar, la cosa fue mal desde el inicio de estas permutas, al 47 nos empatan y regreso al sistema inicial, pero ya con el quipo confundido.

LOS ERRORES SE REPITE UNA Y OTRA VEZ, UNA Y OTRA VEZ

Y es que tras dos años de proceso el entrenador no encuentra lo que quiere o lo que busca, si es que lo sabe, mete y saca jugadores de sus convocatorias, excluye a futbolistas goleadores en Europa como Bryan Róchez y llama a otros sin jugar como Benguché.

Cada partido de la H los periodistas andamos 'desesperados' buscando cuál será la alineación porque don Fabián es así, siempre aparece con sorpresas desagradables y con cambios irracionales que lo reflejan los resultados como las nueve permutas hechas en El Salvador, selección a la que teníamos más posibilidades de ganarle que a la misma Estados Unidos, pero no, Coito celebró el empate como victoria.

En su conferencia tras el partido ante EEUU explicó que el ingreso de José García era para cortar el juego aéreo que fue lo único que le incomodó en el primer tiempo, sin embargo expuso en su debut a un joven defensor sin experiencia como García que apenas a los dos minutos ya se había equivocado y EEUU nos empataba, pero si quería una línea de tres ¿no era más lógico hacer ingresar a un hombre experimentado como Leverón, correr a Maynor al centro como líbero y Pereira tirarlo más a la derecha? Pregunto, nada más.

O si me remonto semanas atrás, se le cuestionó mucho a Coito por qué no llamó a Denil Maldonado y Kevin Álvarez, ambos explicó que era por falta de ritmo, sin embargo en su historial hay muchos casos de futbolistas llamados sin jugar como Félix Crisanto, quien con seis meses inactivo y una lesión grave fue convocado para Copa Oro siendo titular todo la competencia o el ya mencionado caso de Benguché, así hay otros más que se pueden enumerar.

Aunque el hubiese no existe, estoy seguro que con Kevin o el mismo Denil, eso que pretendió ayer se hubiese concretado de mejor forma, pero su mala elección en la convocatoria se refleja una y otra vez.

Hoy Honduras está a tiempo de cambiar entrenador y al menos intentar enderezar el destino. Apenas son tres partidos, estamos a dos puntos del segundo lugar y a cinco del primero.

Recordemos que ya en la eliminatoria anterior se pidió con anticipación la salida de Jorge Luis Pinto, la Federación se hizo de la 'vista gorda', se encapricharon y creyeron en él hasta el final pese a que los errores, resultados y ambiente eran palpablemente negativos y ahora volvemos a sentir eso, que dos años de Coito en Honduras no se reflejan por ningún lado, no tiene equipo base, cambia cada partido y los jugadores han comenzado a dejar de creer en él .

¿Qué opciones tenemos? Previo a la fecha de octubre el nombre de Pedro Troglio suena como un clamor popular entre aficionados y periodistas, aunque a muchos anti-olimpistas por la rivalidad entre clubes no les agrade la idea y al mismo hincha de Olimpia tampoco por el proceso ganador que ya tiene, hay que aceptar que el argentino es una opción que puede ayudar; ya conoce al medio, tiene experiencia, es respetado y reconocido internacionalmente, ya manifestó su hambre de ir a un mundial como DT y más allá de la táctica, es un motivador de primera que saca lo mejor de cada futbolista.

Y si no es él, hay que buscar, tenemos a Vargas y Diego que por muchos años lo han venido hacer, pero no merecemos 'morir' con Coito.