Una Costa Rica en "cuidados intensivos" intentará obrar el milagro ante Honduras en el Olímpico

Los problemas de Costa Rica no solamente son futbolísticos, sino que también en el engranaje dirigencial.

El periodista Luis Felipe Castillo, del medio AM Prensa de Costa Rica, dice que un empate ante Honduras sería 'oro puro'.
El periodista Luis Felipe Castillo, del medio AM Prensa de Costa Rica, dice que un empate ante Honduras sería 'oro puro'. *
Luis Felipe Castillo

En medio de una crisis sin precedentes, Costa Rica está navegando en un mar de críticas y sin un salvavidas que lo llegue a rescatar de un inminente naufragio, que está más cerca que nunca tras el pésimo inicio en la octagonal hacia la Copa del Mundo, donde los ticos solo registraron 2 puntos de 9 posibles.

VER MÁS: Tabla de posiciones + Calendario del Octagonal de Concacaf

Los resultados cosechados en el pasado mes de septiembre son reflejo del mal momento que vive el país del “Pura Vida” con su selección, debido que las malas gestiones de entrenadores como el “aburrido” de Gustavo Matosas y Rónald González provocaron que la Fedefútbol este a la espera de algo increíble para los compromisos de octubre ante Honduras, El Salvador y Estados Unidos.

Estos duelos son de vida o muerte para los comandados por Luis Fernando Suárez, que no ha logrado conformar un grupo sólido y está en el ojo del huracán entre los costarricenses por los malos resultados y falta de una identidad de juego de la Tricolor, que en el Final Four y Copa Oro fue un desastre, por lo que los malos ratos en la eliminatoria no son producto de la casualidad ni mucho menos.

Además, Suárez ha sido duramente cuestionado tras la renuncia a La Sele de Manfred Ugalde, delantero tico de 19 años que milita en el FC Twente de Países Bajos, que optó por dimitir del conjunto patrio con una carta publicada en sus redes sociales, donde adujo que no iba aceptar un llamado mientras este el colombiano al mando, ya que lo descalificó y expuso públicamente.

Esa situación ha generado una ola de comentarios entre los ticos, donde algunos cuestionan al joven y otros lo aplauden. A eso se le debe sumar que grandes figuras como Álvaro Saborío, Bryan Oviedo y Óscar Duarte han mostrado su malestar por la decisión de Ugalde, que es el gran ausente en una selección que carece de gol y profundidad en ataque.

Bajo nivel de los pesos pesados

Pero ese no es el único mal en un representativo costarricense, que se le han juntado varios padecimientos que han llevado a La Sele a estar en cuidados intensivos a la espera de una mejora, la cual parece lejana por causa del bajo rendimiento cuando se ponen la camiseta tricolor jugadores como Celso Borges, Bryan Ruiz y Randall Leal, que no han pesado en lo absoluto en el equipo de los ticos.

A ellos se le suma Giancarlo “Pipo” González, que ha sido una lágrima en Liga Deportiva Alajuelense pero aún sigue siendo convocado. Una decisión inesperada del defensor, que pidió a Suárez no ser tomado en cuenta para los juegos de octubre, con el fin de darles oportunidad a los jóvenes.

Los únicos jugadores que son dignos de rescatar por esfuerzo y dedicación son Keylor Navas del PSG de Francia y Joel Campbell de los Rayados del Monterrey de la Liga MX, que son los que han resaltado en una Selección Nacional, que no tiene un rumbo claro en la eliminatoria.

Pero el desastre no es solo a nivel deportivo, ya que a nivel administrativo la Fedefútbol vive ratos turbulentos, debido que el ambiente hacia Rodolfo Villalobos, presidente del ente deportivo es bastante complicado, porque muchos ticos le achacan toda la responsabilidad de los malos resultados de la Tricolor.



No solo Villalobos ha sido cuestionado en la Federación. Un hombre como Carlos Watson también ha estado en el ojo del huracán en su puesto como Director Deportivo. Pero a sus 68 años, el federativo dio un paso al costado y decidió dejar su puesto por causa de razones médicas.

Todos estos ingredientes hacen que al día de hoy Costa Rica no merezca ir a la Copa del Mundo, esto por causa de las malas decisiones y desdibujados resultados deportivos que tienen al país sumergido en una grave crisis a nivel deportivo, que podría empeorar si se llega a concretar la eliminación en la Octagonal Final de la Concacaf, que tiene encaminados al mundial a México y Estados Unidos.

Un empate sería "oro puro"

Los últimos resultados cosechados en los partidos de septiembre han hecho que la afición tica no tenga fe y expectativas de la Selección Nacional, que vive momentos de tensión al saber que ante Honduras se jugarán la vida o la muerte en la octagonal, por lo que una derrota podría darle un duro golpe al combinado tricolor, que ha vivido dos renuncias de jugadores y una bochornosa llegada de Randall Leal al país, donde trató de encararse contra un aficionado que lo ofendió al decirle: "juegue, juegue y deje de llorar".

En un pronóstico conservador como gran parte del pueblo tico, La Sele sacando un empate por cualquier marcador sería oro puro, ya que históricamente visitar San Pedro Sula ha sido un verdadero infierno. Pero verse las caras ante una Honduras también obligada a puntuar, lograr una igualdad en suelo catracho sería un buen negocio para los comandados por el colombiano Luis Fernando Suárez.