Blog de Gaspar Vallecillo: “Hernán Gómez tendrá que construir un modelo de juego que funcione en la Bicolor"

El entrenador y escritor Gaspar Vallecillo escribe sobre los retos que tendrá 'Bolillo' Gómez al mando de la Selección de Honduras.

Hernán Bolillo Gómez asumirá el mando de la Selección de Honduras a partir de noviembre para continuar con el proceso camino a Qatar 2022.
Hernán Bolillo Gómez asumirá el mando de la Selección de Honduras a partir de noviembre para continuar con el proceso camino a Qatar 2022. */ �
Redacción

En el año 2017 vivencié la Periodización Táctica en una categoría sub-15 del Os Belenenses en Lisboa, Portugal. La Periodización Táctica es una metodología de entrenamiento que establece los métodos para diseñar un modelo de juego y tiene como objetivo que las tareas de entrenamiento reproduzcan lo que se busca en la competición. En ese equipo predominaba los jugadores atléticos con grandes capacidades físicas. El equipo jugaba con un juego directo bien establecido, se entrenaba como se jugaba.

Hago la relación con este hecho, porque el nuevo seleccionador, Hernán Gómez, tendrá que construir un modelo de juego, que funcione, basado en los atributos futbolísticos que logre identificar y los comportamientos que logre asimilar del futbolista hondureño.

Sumado a lo anterior, deberá conocer la cultura futbolística del país; qué está ligada a la cultura general del mismo. Independientemente del tiempo que existe para trabajar o no, el nuevo seleccionador, el profesor Hernán Gómez, debe reconocer nuestra cultura, nuestras expresiones futbolísticas y manifestaciones individuales.

Lo mencionado anteriormente es necesario para crear un modelo de juego, algo que vive de constantes transformaciones, que recibe información instantánea y marca los lineamientos para jugar un juego único. Ahora bien, el reto es gigantesco, debería estar conformado por varias partes y por momentos.

La necesidad imperiosa que la Selección de Honduras sume puntos de triunfos, llena aún más nuestros deseos de ver un combinado nacional, jugando con una idea que prácticamente se auto gestione y mantenga viva la expectativa mundialista para Catar 2022.

Te puede interesar: Prensa panameña piensa que Bolillo Gómez es una amenaza

El fútbol es un juego de relaciones permanentes, en las selecciones profesionales, implementar un modelo de juego, una idea y convencer bajo lo mismo es cada vez más complejo por las pocas horas de convivencia en las sesiones de entrenamiento.

Es en la sesión de entrenamiento es donde el jugador se convence del conocimiento del entrenador, Menotti dixit. El seleccionador Hernán Gómez, para diseñar un modelo de juego, deberá tener un feedback generalizado, especifico e individual sobre todo de las potencialidades que pueden surgir desde la superioridad socio afectiva, la cual, desde el punto de vista emocional, son las que mas pueden influir en la forzosa razón de construir un modelo de juego en el camino; ya comenzada la competencia.

Ver: Los 13 futbolistas que Fabián Coito no tuvo en la eliminatoria y apuntan con Hernán Gómez

Nuestra cultura futbolística es una combinación de las zonas del país y de su misma genética. Podemos identificar desde jugadores que se hicieron jugando en espacios reducidos, algunos educados para eso y otros que simplemente nacieron con ese talento; mientras que desde otros sitios llegan jugadores con capacidades de resistencia física. Son los entornos que influyen en los futbolistas y ellos condicionan los mismos; una relación recíproca.

Es por eso por lo que este proceso, necesita la fuerza y el conocimiento de todos los hondureños educados desde la academia futbolística para interpretar el juego, sumado por aquellos que hacen valiosos aportes a está actividad.