El talento exquisito del salvadoreño Jorge Gonzalez, “El Mago de Cádiz”

Deslumbró a los españoles en el mundial de 1982 y de esta forma llegó al Cádiz, donde es ídolo

'El Mágico' González, un histórico del fútbol salvadoreño.
'El Mágico' González, un histórico del fútbol salvadoreño. *
Jeison Solano/ Adriano Ramírez

Ya sea como Jorge Alberto González Barillas o simplemente “El Mágico”, en Cádiz aún tienen grabado en la retina cada uno de los goles que marcó el talentoso volante salvadoreño en el club andaluz.

Nacido en San Salvador el 13 de marzo de 1958 se formó como jugador en el ANTEL, equipo salvadoreño, donde debutó como profesional en 1976. Un año después tendría un breve paso por el Independiente Nacional, hasta establecerse en el FAS, donde jugaría por 5 años hasta llegar a Europa luego del mundial de España 1982.

En aquel mundial de España donde El Salvador no la pasó muy bien, el talentoso volante destacó por la sutileza con la que hacía ver su fútbol, tan desequilibrante como pausado. “El mágico” consiguió llenar la retina del Cádiz CF, equipo que pagó cerca de siete millones de pesetas para hacerse con sus servicios.

Un mago que deslumbró Cádiz

Desde su llegada al Cádiz que en aquel año se encontraba en la segunda división de España, Jorge González deslumbró a los hinchas de la “Tacita de Plata”, como se le conoce al Cádiz CF, club donde el centroamericano hizo historia y jugó durante 7 años.

Los grandes goles, las mejores fintas y los partidos memorables del mágico fueron jugando para el equipo andalúz, donde el jugador fue genio, figura y donde mostró su lado más indisciplinado, parte de su esencia, la noche y la fiesta.

“Reconozco que no soy un santo y que las ganas de juerga no me las quita ni mi madre. No me gusta tomarme el futbol como un trabajo. Solo juego para divertirme”, dijo alguna vez el polémico y talentoso futbolista.

Ante la vida privada del jugador se dijeron muchas cosas, Jorge siempre las negaba, pero bien era sabido el gusto por la fiesta que tenía el salvadoreño. La afición, de la cual era ídolo, nunca refutó absolutamente nada, “porque mágico siempre lo hacía todo bien en la cancha” decían los aficionados del Cádiz en aquellos años.

MAGICO2(1416x870)

Historia: De mago a mágico

Virtuoso desde sus primeros años como jugador, Jorge González deslumbró una noche –como era costumbre- en un juego entre el Antel y el Aguila, luego de la gran actuación del volante, el comentarista Rosalío Hernández, asombrado por la calidad del futbolista, lo bautizó como “el mago González”.

Cuando Jorge llegó a España y los narradores deportivos se enteraron que le apodaban el Mago, los mismos comunicadores decidieron hacerle una modificación a su apodo, bautizandolo de nuevo como “El mágico González”, “porque mago es el que hace magia, yo hago destellos de ella” comentó en su momento González.

El mágico en frases sobre su vida privada

Manuel Irigoyen, recordado presidente del Cádiz, afirmó en su momento: “Si hubiera sido disciplinado no habría venido al Cádiz, estaría en el Real Madrid o en el Barsa”.

1-“Reconozco que no soy un santo y que las ganas de jugar no me las quita ni mi madre. No me gusta tomarme el futbol como un trabajo. Solo juego para divertirme”.

2-"Habría sido el que la gente quisiese, pero yo estoy bien como estoy, en una casa sencilla, humilde, ni de ricachón, pero tampoco de pobretón”.

3-“De mí se decía que era un bohemio, pero pienso que lo hacían porque me encanta la noche, soñar, por mi filosofía de vida o porque me gustaba ser original, tal vez. Siempre lo he dado todo, sin importunar a nadie. Soy feliz. Todavía puedo serle útil a la sociedad, a los niños, al futbol”.

4-“¡Con el talento que usted tiene, y lo está desperdiciando! ¿Qué va a hacer cuando se retire del fútbol?” fue la pregunta que le lanzó el que fuera su técnico por 5 años a lo que Jorge respondió: “Mi ilusión es ser conductor de autobuses”, sin duda, mágico.

Leyenda por siempre

Tanto es el amor que se profesa por el mágico González, que en El Salvador lo nombraron “Hijo meritísimo de la patria”, y además, el antiguo estadio llamado “La Flor Blanca”, lo renombraron con el nombre “Estadio Nacional Jorge Mágico González”. En el año 2003 fue nombrado por toda la prensa deportiva salvadoreña como “el mejor jugador de El Salvador de todos los tiempos”.

También fue ganador del premio al mejor gol en la historia de la liga española, ganando con 10.737 votos, superando a jugadores como Hagi, Messi, Ronaldinho, Zidane y Figo.

Su legado, tanto en Cádiz como en El Salvador, permanecerá por siempre en la historia del fútbol mundial, que conoció a un jugador humilde, talentoso y bohemio

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias