Grita y habla de monstruos: la pesadilla que vive una niña con COVID-19 desde hace cuatro meses

La madre de la pequeña la apodó 'Forza' y dio positiva en marzo. Pese a desarrollar anticuerpos, el hisopado no da negativo.

Una niña que permanece en el anonimato sigue con COVID-19 desde marzo, pero las autoridades confirmaron que no representa ningún peligro.
Una niña que permanece en el anonimato sigue con COVID-19 desde marzo, pero las autoridades confirmaron que no representa ningún peligro. *
Redacción

Una niña italiana de 4 años se ha convertido en ''prisionera'' del nuevo coronavirus debido a que sigue dando positivo desde el pasado mes de marzo, según comentó su madre este martes a los medios de comunicación.

Salen a la luz las ''grandes mentiras'' de China sobre el COVID-19

''Se necesita un hisopado doblemente negativo para liberar a mi hija de manera legal, pero ya no quiero someterla a este estrés. La atormentan las pesadillas, se despierta gritando, habla de monstruos y malos médicos'', explicó la mujer al diario II Corriere della Sera.

La madre de la menor contó lo terrible que han sido estos últimos cuatro meses y pidió permanecer en el anonimato para proteger a su pequeña, a la cual apodó 'Forza' (Fuerza) ''por que esto es lo que mi hija ha demostrado ser''.

'Forza' vive con su familia en Milán y tuvo los primeros síntomas en marzo. En esos mismos días otros de sus parientes presentaron indicios compatibles al coronavirus, pero como no eran graves, ninguno fue hospitalizado o sometido a un hisopado y permanecieron en cuarentena.

Fue hasta el 14 de mayo cuando a la niña le aparecieron unas manchas en las manos. ''Tenía miedo, en esos días se hablaba del síndrome de Kawasaki relacionado con Covid en niños'', expresó la madre. La menor fue llevada a la clínica y el hisopado resultó débilmente positivo. Las pruebas mostraron que también había desarrollado una gran cantidad de anticuerpos contra el virus.

China hace cruda revelación sobre las primeras muestras del virus

Posteriormente le realizaron cuatro pruebas más en un mes. ''Todas dieron resultados contradictorios: débil, negativa, positiva'', confesó la madre. Luego la niña empezó a tener alteraciones en su comportamiento (no quería que fuera tocada) y fue entonces cuando decidieron no someterla a más exámenes y recurrieron a las autoridades.

Según las reglas, se necesitan dos tests negativos después de 24 horas para que se pueda dar por terminada la cuarentena obligatoria. Pero para la pequeña, ese doble hisopado negativo nunca llegó.

Una vida casi normal

Las autoridades italianas comunicaron a la familia de la niña ya no representa un peligro para los demás, aunque nadie se hace cargo de la situación. ''Todos me han confirmado que la niña ya no es contagiosa, pero nadie asume la responsabilidad de liberarla'', señaló la madre de 'Forza'.

Pese a la falta del hisopado negativo, la niña comenzó a salir de nuevo y lleva una vida casi normal, pero el problema se presentará cuando regrese a la escuela. Su condición podría generar muchas inquietudes al momento de inscribirla.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias