¡Olimpia es tricampeón en Honduras!

Liga Nacional<p>Los albos se han coronado en casa tras aplastar 4-0 al Victoria.</p>

Edwin Cerrato

Olimpia se coronó tricampeón de Honduras por segunda vez en su historia al vencer 4-0 en el partido de vuelta al Victoria y sumar su copa 26 en Liga Nacional del fútbol de Honduras.

Roger Rojas, Juan Carlos García, Javier Portillo y el uruguayo Ramiro Bruschi, pintaron la final de blanco y redondearon el segundo tricampeonato en el recuento de los torneos cortos.

Lo de Olimpia está para enmarcarlo en la historia. Si hay un equipo que apela a su casta y a su deseo de éxito en cada campaña, ese es el blanco de Tegucigalpa. En el año en el que cumplía sus 100 años de fundación y seis años después de ganar su primer tricampeonato, Olimpia coronó su mejor gesta en la historia del balompié hondureño.

Estadio Nacional a reventar. Como en sus mejores tiempos. Digno de una final. Y allí, entre el Azul del cielo y el verde del engramillado, los mejores 22 guerreros del fútbol hondureño, disputando la corona del Apertura 2012. Sin embargo, fue Olimpia el que encontró, temprano en el juego, el camino a marco contrario.

Ni tres minutos marcaba el cronómetro y en un saque de banda, Caetano ganó balón por lo alto y "peinó" para que Rojas llegara de puntillazo y de primera intención y convirtiera en un inmenso carnaval, todo el Nacional. Olimpia arriba 1-0 y Victoria ni se terminaba de acomodar en la cancha. No se cumplían ni tres minutos.

LA SENTENCIA

Y lo sorprendente es que 8 minutos después, en un cobro de tiro de esquina, Juan Carlos García remata de cabeza, estrella en un defensor y la pelota le queda lista para que remate fuerte y alto. El cuadro blanco logra un 2-0 sin mayores complicaciones. Luego el partido se decantaría del lado blanco.

Fue Olimpia el que tuvo las opciones más claras. El que manejó la pelota a su ritmo y a su antojo. El único equipo que mostró obligación de sumar otra tarde de gloria. Eso se evidenció a los 26 minutos con dos recortes de Caetano que le dejaron espacio para buscar centro al segundo poste y que Tilguath remató alto.

Dos minutos después, Rojas habilitó a Beckeles y la conclusión del lateral derecho la controló Vallecillo sin problemas. Entonces a los 33 minutos, Rojas recibió rechazo en el borde del área y remató potente, pero remachado en un defensor y así todo quedó en manos de Vallecillo.

En 45 minutos, el único que mostró perfil de finalista fue Olimpia, porque Victoria durante todo ese periodo vistió el uniforme de equipo timorato y sin oficio en instancias finales. Asomaba en escena el final del primer tiempo, cuando Javier Portillo se encontró con un rechazo de la zaga en un veloz contraataque y con disparo bajo, sólido y determinante, puso el 3-0. Minuto 44 y el tricampeonato estaba casi servido.

LENTO

En el segundo capítulo, el juego se desarrolló bajo la misma tónica. A ratos lento, lentísimo y sin capacidad de reacción por parte de un Victoria de rodillas y sin capacidad de respuesta, ante un rival al que le salía todo. Se vio a los 50 minutos. El choque ganó cierta sorpresa con un cambio de orientación de Caetano que Portillo encontró por el callejón izquierdo. Su remate bajo, pasó cerca del poste izquierdo de Vallecillo.

Después todo fue un tic tac toc... que marcó como el segundero, la muerte del segundo periodo y que anunció temprano en el choque, el arribo del segundo tricampeonato blanco y la copa 26, para el más pupular y el más campeón de Liga en Honduras.

Pelota a un costado, al frente y al espacio, el Blanco tocando con su pueblo en la cúspide de una euforia sin limites, la que alcanzó su punto máximo al minuto 86, cuando Bruschi pescó pelota en el medio, ganó la espalda Murillo, sobrepasó a Vallecillo y tocó suave para decretar el 4-0 inapelable.

El resto, celebración, euforia, un pueblo blanco rendido a los pies de sus ídolos y la capital otra vez de fiesta, con el que siempre le permite celebrar por estas fechas, el Olimpia de más copas y de mayor aplomo en Liga Nacional.

REPASÁ EL MINUTO A MINUTO

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias