“No pienso entrenar niños toda la vida”

Luis uáre<p>El “Tanque” Oseguera recuerda su etapa como goleador en Liga Nacional.</p>

Jorge Cardona

Ahora con 37 años quizá pudiera estar jugando o haciendo goles por allí, pero un día, Luis Oseguera, aquel famoso “Tanque” que se ganó el mote por los estragos que hacía cuando tomaba la pelota en el área, se retiró... hastiado de los problemas que vivía en equipos chicos y porque ya su peso le estaba pasando factura.

Encontramos al “Tanque” siempre ligado al fútbol, se perdió por un tiempo porque vivió casi dos años en Francia, pero regresó a Honduras.

Ahora se dedica a entrenar en una escuela de niños en la colonia Los Álamos. Para emprender este reto, tuvo que estudiar. “Me fui a México para sacar un curso y luego otro en Honduras, ahora llevo cinco años en esta etapa”.

Admite que esos primeros días como DT de la escuela de fútbol fue algo complicado.

“No le tomaba mucho gusto e interés, porque tenía otros planes, pero gracias a amigos y algunos allegados me fue interesando, entonces, cuando miras los resultados, eso ayuda a que me agradara aún más”.

CUANDO LLEGÓ EL RETIRO
El día que se retiró del fútbol profesional fue cuando se cansó de pelear por la falta de sueldo.

“No me siento orgulloso decirlo, fue algo complicado lo que viví en el Hispano, tenía cuatro meses sin recibir sueldo y tuve un problema con un dirigente que llegó a insultarnos al campo en La Ceiba, yo me calenté mucho y salí a defender a mis compañeros, me expulsaron y fue allí cuando tomé la decisión de no seguir jugando. Perdí el gusto por tantas cosas, ya había jugado en los equipos grandes que cuando iba a los chicos era complicado”.

¿QUÉ LE DEJÓ EL FÚTBOL?
Tras su retiro, la pregunta es obvia para un jugador que tuvo el placer de jugar a un alto nivel en la Liga. Dice que la carrera de futbolista “me dejó muchos amigos, un montón”.

Además, “es una experiencia maravillosa. Hay gente que me valora por lo que era como futbolista y eso es bonito”.

Pero tampoco puede quedar inadvertido la parte material. “La verdad”, dice en medio de su sinceridad que “no me dejó nada, digamos que nada, porque el futbolista en Honduras vive para el momento, esa es mi forma de pensar y mi propia experiencia, aunque haya jugado en equipos grandes, lógico, en el momento da para vivir bien, da para comprarte tu carro y casa, pero cuando te vas a equipos chicos de pronto todo lo que ahorraste hay que irlo a sacar al banco para sobrevivir con tu familia”.

“El futbolista que se queda en Honduras juega y trabaja más para poder pasar el momento. Yo pude haber ahorrado, pero me quedé un año sin jugar, porque me fui al Águila de El Salvador y allá tuve un problema con el entrenador y decidí regresarme, era una persona muy inmadura para ese tiempo. Recuerdo que me habían dado una buena prima económica por jugar”.

NADA DE REPROCHES
“No me quejo, sigo trabajando en el fútbol, sigo sacándole provecho, sigo aprendiendo, mejorando mi vida como persona, como entrenador, como ex futbolista y eso es lo que me llena”, admite con entera convicción.

Más bien dice que “me di los lujos que pude y alcancé las metas que quise, siempre lo logré”. Eso sí, agrega y aclara: “Ahora tengo otro tipo de planes y no sé si será siempre en el fútbol, en este momento es el presente, pero no pienso quedarme toda mi vida entrenando niños, tengo otras metas, otras ideas, que si me sigo preparando lo voy a alcanzar”.

¿HOY CÓMO VIVE?
Oseguera no tiene reparo en decir que el fútbol hoy, incluso, le sigue dando comodidades.

“Vivo bien, tranquilo, gracias a Dios no me falta nada, puedo ayudar a mi familia, a mis hijos, a mi madre, a la gente que puedo tenderle una mano. Entonces, no me quejo”.

Es más, recuerda que uno de sus mayores lujos que se ha dado, “no tanto como los de Messi o Cristiano”, aclara, es “haberme comprado un reloj de 800 a 900 dólares, me di ese gusto, porque es lo que más me gusta. Soy coleccionista y desde que lo vi, me lo compré porque tenía la plata y allí lo tengo todavía”.

Hoy está separado de su familia. Su esposa, Lilian Ortega -hija del hoy extinto Flavio Ortega- y su pequeño Adria se encuentran viviendo en Francia donde él estuvo por casi dos años.

“Mi familia tiene ya 4 años de estar viviendo en Europa, están en Lyon, Francia, mi hijo tiene tres años de estar allá y está recibiendo su buena educación, de hecho está becado y juega al fútbol; también está doña Ligia, mi suegra. Los extraño, siempre hablo con ellos por Skype. Yo estuve con ellos, pero me tuve que regresar”, relató.

Pese a todo, el “Tanque” admite que vive tranquilo, el balompié hoy es su refugio y seguirá trabajando en la escuela de fútbol hasta seguir creciendo en sus objetivos. “Yo no me quejo del fútbol, soy lo que soy por el fútbol y uno tiene que decir las cosas como son”.

ALGO MÁS

MEJOR DT: Para mí todos. Sería injusto dar un nombre.
UN AMIGO EN EL FÚTBOL: Javier Martínez, somos como hermanos porque nos conocimos en el colegio.

¿TE VES DIRIGIENDO EN PRIMERA?
Me gustaría, espero que de aquí a ese tiempo cambien muchas cosas en nuestro fútbol, que no sea la misma gente que dirija.

EN UN MINUTO

¿Cuál ha sido tu mayor frustración?

“Iba para el Atlético de Madrid, estando en el Firpo de El Salvador, ya habían enviado un visor, me reuní con ellos y acordamos algunas cosas, pero por mi mala cabeza, recuerdo que discutí con el entrenador, me quedé un año sin jugar y cuando llamaron, ya no estaba allá. Fue culpa mía y no de nadie más”.

SU PERFIL

Nombre: Luis Oseguera.

Edad: 37 años

Nació en: Olanchito, Yoro

Fecha nacimiento: 6 de mayo de 1976
Trayectoria: Olimpia, Motagua, Vida, Victoria, Marathón, Platense, Broncos e Hispano. Firpo y Águila de El Salvador; Suchitepéquez y Universidad de Guatemala y Deportivo Pereira de Colombia.

Además:

¿Crees que el sobrepeso te afectó?

“Sí, cuando Primi estaba en la Selección yo era el goleador del Broncos, también lo era Wilmer Velásquez en el Olimpia y no fui convocado, Primi me dijo que estaba con sobrepeso, mientras que Wilmer siempre se mantuvo. Por eso digo que si me hubiese cuidado mejor, hubiese tenido muchas oportunidades”.

¿Cómo ves el fútbol?

“Había jugadores con mucha calidad técnica, más inteligentes, no estoy diciendo que los ahora no lo son, pero no se corría tanto, siempre ha sido físico, fuerte, pero creo que ahora se ha mejorado en
muchas situaciones”.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias