Bryan Róchez: "En cierto momento no tenía ganas de ir a entrenar"

Bryan Róchez habla de su carrera deportiva y del momento actual que vive al perder protagonismo en el Atlanta United de la MLS

El delantero hondureño Bryan Róchez se encuentra entrenando con el Atlanta de la MLS con el que no ha tenido la oportunidad de hacer su debut. Foto archivo
El delantero hondureño Bryan Róchez se encuentra entrenando con el Atlanta de la MLS con el que no ha tenido la oportunidad de hacer su debut. Foto archivo */
Limber Pérez

A Bryan Róchez le ha costado mucho hacerse un espacio en el fútbol de la MLS. Tenía pinta de que su carrera iba a alcanzar un punto de explosión muy rápido, pero se le ha dificultado.

Dice que las lesiones le han afectado bastante y que aún mantiene la esperanza de recobrar su mejor nivel y finalmente lograr la consolidación. Hoy está con el Atlanta United.

Bryan, ¿aún seguís creyendo que sos una promesa para el fútbol hondureño?
Sí, yo siempre he trabajado para crecer cada día, para ser mejor delantero y para representar de buena manera a mi país, yo pienso que aún estoy con esa responsabilidad.

Leer: TYSON Y SU ANÉCDOTA CUANDO FUE AL SUNDERLAND

Me parece que a estas alturas ya deberías ser un jugador consagrado.
Puede ser que sí, yo siempre me caractericé por ser una persona humilde, por aprovechar las oportunidades, yo solo espero tener una posibilidad y una vez la tengo hay que darle duro siempre para ser cada día mejor.

¿Qué es lo que ha pasado? Aquí las expectativas sobre vos han sido bastante altas y siento que te has quedado en deuda.
He tenido dos años en Estados Unidos donde no se me han dado las cosas bien, este es mi tercero y espero hacerlo bien, realizando lo que me gusta.

¿Qué crees que pasó en Orlando, llegaste con muchas expectativas?
Sí, llegué con altas expectativas, tanto del club como de mi parte, desafortunadamente no se me dieron las cosas, mi primer año fue muy bueno, ya en el segundo ni siquiera tuve participación, me afectó mucho, pero ahora estoy trabajando, ya le di vuelta a la página.

¿Qué crees que te afectó en ese segundo año, te relajaste?
No, para nada, cuando terminé el primer año, pues me tocaron las vacaciones, pero yo estaba con la Selección olímpica y recibí el segundo llamado de parte del profesor Pinto. Déjame decirte que luego recibí otra convocatoria de la Bicolor mayor para un partido amistoso, me lesioné y no me pude recuperar, era mi último juego, y cuando regresé al Orlando, pues lo hice lesionado y podría decirse que eso me afectó y que por estar dañado no pude estar por mi propia cuenta, obviamente eso me pesó, llegué con sobrepeso; entonces, esas cosas me afectaron, ya que al nomás llegar el entrenador me mandó al segundo equipo y después comenzaron los problemas.

¿Entonces prácticamente se dio por la falta de profesionalismo de tu parte?
La lesión y la falta de profesionalismo, tenés mucha razón, y eso me ha afectado siempre, pero para mí, eso es pasado, ya pienso en el presente y en hacer las cosas mucho mejor.

¿Cuando el club decide enviarte al equipo B, te pareció que se había acabado tu carrera, fue tan grande tu decepción?
La decepción fue grande, pero no pensé que se había acabado mi carrera. En cierto momento no tenía ganas de ir a entrenar, pero solo fueron los primeros días, la verdad que sí afectan bastante las decisiones que uno toma. Después senté cabeza y gracias al apoyo de mi familia le metí duro, pero a pesar del cambio no hubo mayor cosa, solo del profesionalismo que eso es indiscutible.

Se manejó que el Cagliari de Italia estuvo interesado en vos. ¿Es verdad eso o solo fueron especulaciones?
No, escuché bastante sobre eso, pero no hubo nada concreto, a mí me decían de varias opciones: el Celtic, Cagliari, equipos de MLS, pero nunca había nada, solo eran rumores, los primeros días que escuchaba sobre eso, pues me emocionaba, pensaba en la oportunidad, pero solo dejé que las cosas pasaran.

¿Sentís que esta es una segunda oportunidad, creés que tu fichaje al Atlanta United es algo que debés aprovechar?
Claro, siempre se dan oportunidades en el fútbol, entonces solo queda aprovecharlas, ahorita se me dio la posibilidad de venir e intentar hacer las cosas bien. Solo me toca demostrarlo, hacer todo bien y trabajar duro.

¿En tu etapa en el Orlando City, pensás que te pudo haber afectado el sueño americano, que cuando llegaste a Estados Unidos empezaste a hacer otras cosas y te olvidaste del fútbol profesional?
No, para nada, yo siempre me centré en el fútbol y se me dio la oportunidad y no me quedé corto, siempre pensé que debía hacer las cosas mucho mejor de como las había hecho en el Real España para estar al más alto nivel. Lastimosamente no se dieron las cosas, pero nunca me pasó por la mente el sueño americano, nunca pensé en irme a trabajar y mi vida siempre ha estado centrada en el fútbol.

¿Están difíciles las cosas ahí en Atlanta para vos o las mirás accesibles?
En todos los equipos siempre hay competencias bravas, hay delanteros con mucha experiencia, pero no me achico, siempre hago las cosas bien para llamar los ojos del técnico, en este caso al Tata Martino y pues él decidirá cuándo me utilizará, y el día que llegue esa posibilidad debo aprovecharla al máximo.

Jorge Luis Pinto dice que en la MLS trabajan mucho menos que acá.
Tanto en Orlando como en Atlanta yo he trabajado más de lo que se puede esperar, aquí lo hago mucho, es muy exigente el nivel, más que en honduras.

¿Cómo está el Tata Martino, cómo es tu relación con el técnico argentino?
Es un excelente entrenador, me ha estado enseñando bastante, no solo a mí, también a los demás, a pesar de que no puede hablar muy bien el inglés, a mí, me favorece, pero él trata de que todos se sientan tranquilos con el trabajo que hace y todo se está reflejando en cada uno de los partidos. El equipo juega bien, eso es lo que me gusta de él, el manejo de pelota, es muy bueno.

¿Qué representa el Real España para vos?
Es el equipo que me dio a conocer, que me hizo alguien en el ámbito del fútbol y estoy eternamente agradecido con la institución y con todos los compañeros que he tenido en el club. Siempre pienso en regresar y nos mantenemos en comunicación porque el Real España ha sido muy importante en mi vida.

¿Bryan, ese regreso tuyo prematuro al Real España recientemente te cayó bien o no estabas de acuerdo en venir. Fue como un balde de agua fría?
Yo fui quien metió presión para que se diera la oportunidad, había dos opciones, estaba una de México y lo del Real España, y escogí volver para estar cerca de mi familia. Logramos llegar a semifinales, tuve varios minutos, continuidad, no tanto como se quería, pero tuve algo, anoté seis goles y la oportunidad fue buena, así que yo la pasé bastante bien porque ellos me ayudaron a recuperar la confianza, en ese momento yo ya la había perdido.

¿Qué equipo de México estaba presionando para que te fueras y no volvieras al Real España?
El de Lacayo, el Tampico Madero, pero no me pareció la idea y por eso al final decidí volver al Real España para esa temporada.

Se te han criticado ese sobrepeso. ¿Cuáles son tus metas, te vas a mantener medio gordito o regresarás a tu peso idóneo para competir?
Eso pasó en el momento de mi lesión. Estuve dos o tres meses lesionado sin tratamiento, entonces se me vino el sobrepeso, pero ese tema es pasado, yo ya estoy tranquilo, trabajando fuerte, estoy esforzándome por verme bien, estoy al 80-85% por ciento y pues para eso vamos a seguir trabajando, para estar al 100 y jugar, pero eso ya quedó atrás.

¿Te sentís preparado para triunfar en la MLS o tenés en mente ir a otro tipo de fútbol?
Me siento listo, con ganas, como siempre lo estoy, yo lo único que espero es una oportunidad, pero yo sé que estoy apto para triunfar en este fútbol.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias