Alfredo Hawit, de catedrático universitario a presidente de Fenafuth

El nuevo presidente de la federación tiene 63 años y es abogado de profesión.

Alfredo Hawit en su natal El Progreso.
Alfredo Hawit en su natal El Progreso. *
Jorge H. Cardona

Jugador, árbitro, catedrático universitario, abogado de profesión, secretario de la Fenafut y hasta presidente de la Concacaf, así se define la vida de Alfredo Hawit, quien se perfila como presidente de la federación de fútbol de Honduras.

Nació en la ciudad de El Progreso, norte de Honduras, el 8 de octubre de 1951, tiene 63 años.

Jugó en el Honduras de El Progreso en Liga Nacional, cuando tenía apenas 15 años en 1969, "si no me equivoco. Soy de los más jóvenes en debutar", reitera Hawit cada vez que recuerda ese momento.

Después del 70 al 73 jugó en el San Pedro, ya de 1974 al 77 jugó en Olimpia. Luego en Motagua, pero sólo en dos partidos…

ANTES DEL FÚTBOL

Mientras jugaba al fútbol comenzó sus estudios de licenciatura en derecho donde logró graduarse. Se retiró porque en ese momento le pasaron una hepatitis viral por una inyección y colgó los tacos.

Por 33 años fue catedrático en la facultad de derecho y de periodismo en la Universidad Autónoma de Honduras. Además, Hawit fue secretario general de la Universidad los seis años que establece la ley en el período del rector Oswaldo Ramos Soto.

Llegó a ser presidente de los estudiantes de la Facultad de Derecho, luego coordinador general del Frente Unido que gobernó desde 1982 hasta el 2000. Luego fue secretario general de la Universidad.

INICIOS COMO DIRIGENTE

También es un apasionado del arbitraje. Se logró graduar en esta rama y desde allí se dio a conocer, prácticamente le abrió las puertas hasta llegar a la presidencia hoy en día en la federación.

Y todo ha sido a puro ascenso. Fue delegado, miembro del comité de árbitros en la federación hasta que logró convertirse en secretario de la misma. Su impulso mayor fue en la administración de Lisandro Flores Guillén, Qddg.

Hawit tiene historia como presidente de un club. Fue en 1982 del Club Deportivo Universidad, el entrenador era Chelato Uclés. En el 83 fueron subcampeones nacionales. En 1990, como secretario general, lo llamaron a ocupar el papel de presidente de la Comisión de árbitros.

ATAQUES

Hawit es un dirigente que ha sobrevivido a muchos ataques de críticas en su administración entre escándalos por premios hasta en lo deportivo, pero él siempre ha reiterado que "en Honduras solo destacan lo malo, y hablo en términos generales".

Pero su carácter, tolerancia y dirigente mediador, le ha permitido mantenerse en altos cargos y codearse al más alto nivel. De hecho, fue presidente interino de la Concacaf confirmando su peso y trayectoria en el fútbol.

Como dirigente ha estado por todos los campos, y otro de los cargos de mayor relevancia es haber sido presidente de la Uncaf, luego subió a ser miembro de la Concacaf por tres años, luego a ser vicepresidente por cuatro años más.

Hawit es padre de tres varones de 32, 30 y 23 y una mujer de 34. Le gusta cocinar, sobre todo los platos árabes que aprendí hacer por la influencia de su familia.

Sin duda, una carrera en ascenso hasta lograr la cúspide en el fútbol que lo ponen como uno de los dirigentes de mayor trayectoria en el país.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias