La confesión de Bryan Castro: "Vi la muerte de cerquita"

El futbolista hondureño revela todos los detalles sobre el disparo que casi termina con su vida.

Bryan Castro tiene 24 años y ha jugado en Real España, Deportes Savio y Vida.
Bryan Castro tiene 24 años y ha jugado en Real España, Deportes Savio y Vida. *
Redacción

Bryant Castro salió de casa solo (casi nunca lo hacía), con la idea de compartir con sus amistades, pero lo que al principio eran bromas y risas pasó a ser quizá el peor momento en la vida de este defensor de 24 años. Todo por una bala que accidentalmente se introdujo en su costado derecho.

Tendido en la camilla de un hospital, con una sonda conectada a su pecho, pero con la satisfacción de vivir, el exjugador de Real España y Vida comienza a relatarnos qué fue lo que pasó el domingo anterior.

"Iba a compartir con unos primos y amigos. Me dijeron 'hay una cuadrangular en los Bajos de Choloma, quiero que vengás'. Fui, no a jugar lógico, en un lugar que no conozco es mentira que voy a jugar. En lo que estábamos hablando, empezaron dos tipos a hacer disparos del otro lado de la cancha. Cuando escuché eso, me puse pilas. Después, del lado en el que estábamos empezó otro tipo a responder. Vos sabés, gente ebria".

Y sigue: "Había un señor ebrio cerquita de nosotros. Yo lo estoy viendo cuando él se está sacando la pistola, en ese momento estoy de espaldas, si me hubiese quedado así, el bombazo hubiese sido en el corazón. Me di vuelta para ponerle ojo, en lo que iba a levantar la pistola se le salió uno (tiro)".

PIDE A ALGUIEN QUE LO LLEVE AL HOSPITAL

Aún herido, el joven zaguero encontró fuerzas para dirigirse a su carro. "Me levanté, pedí que alguien me llevara porque todavía estaba consciente, un señor me dijo 'yo lo voy a llevar'. Nadie podía arrancar el carro de los nervios", narró.

"De pronto se subió un chavalo y dijo 'dale, dale, yo le voy a soplar'. A todo esto, creeme que vi la muerte de cerquita. Estaba en el asiento de enfrente y lo tiré para atrás, iba tapándome la herida, cosa que no tenía que haber hecho. El pulmón se me estaba llenando de sangre, me podía ahogar, pude hacerlo. Les dije 'me estoy ahogando, hacé algo' y el chavalo dijo 'hermano, le chupo la sangre'. Quitó la camisa y empezó a chupar la sangre, antes de eso, yo no estaba viendo nada. Desde que él hizo eso, empecé a ver", continuó, refriéndose a la persona, que sin conocerlo, terminó salvándole la vida.

NO HARÁ DENUNCIA
Analizando en frío lo que ocurrió, Castro asegura que no piensa hacer una denuncia contra la persona que apretó el gatillo. "Vino un oficial y me dijo que el señor ya estaba bajo arresto, que si podía explicar las cosas. Le dije que si podía venir después". ¿Fue un simple accidente?, le increpé. "En realidad no le echo la culpa, andaba ebrio, aunque, son cosas que no puede hacer en público. Todos los que han venido de allí (Bajos de Choloma) me dicen que no se mete con nadie. En ese momento no sé qué le pasó", respondió.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias