Premios Diez 2019

Hondureño Hawit acusado de corrupción, un exfutbolista y docente universitario

Antes de su breve paso por Olimpia, jugó con el equipo Cervecería Hondureña.

*
AFP y Diez

Alfredo Hawit, el nuevo dirigente de la Federación Internacional de Fútbol (FIFA) detenido este jueves por corrupción, es el máximo dirigente del balompié hondureño y, antes, fue futbolista y docente universitario.

Nacido el 8 de octubre de 1951 en la ciudad norteña de El Progreso, en una familia de origen palestino, Hawit fue un centro delantero del popular Olimpia de la primera división de la liga hondureña en los años 80, y se retiró para incursionar en la dirigencia deportiva.

Antes de su breve paso por Olimpia, jugó con el equipo Cervecería Hondureña, de san Pedro Sula, de la segunda categoría.

Durante su época como futbolista estudió Derecho en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, de la cual se convirtió en docente de Derecho Constitucional y se jubiló hace apenas dos años.

Luego de que estalló en mayo el escándalo de corrupción en la FIFA, Hawit fue nombrado vicepresidente de ese organismo y reemplazó de forma interina al presidente de Concacaf Jeffrey Webb, uno de los implicados.

"Nosotros no estamos siendo investigados", afirmó Hawit en ese entonces cuando resultaron implicados otros dirigentes. "En la vida tenemos que caminar rectos, uno no es perfecto, tiene sus defectos, pero siempre hay que trabajar para beneficio del fútbol y no para el bienestar personal", agregó entonces.

Hawit también asumió el 1 de agosto pasado la presidencia de la Federación Nacional Autónoma de Fútbol de Honduras (Fenafuth), en sustitución de Rafael Callejas, un expresidente de Honduras en el período 1990-94.

Callejas, quien enfrentó cargos de corrupción de la fiscalía en 1995, de los cuales fue exonerado, se declaró "impactado" por la detención de Hawit.

Hawit fue arrestado en un hotel de Zúrich, junto al paraguayo Juan Ángel Napout, presidente de la Conmebol, a pedido de Estados Unidos en vistas a una solicitud de extradición.

El Ministerio de Justicia suizo indicó que esos altos dirigentes habrían recibido pagos a cambio de la venta de derechos de marketing en relación con la difusión de torneos en América Latina y de las eliminatorias para el Mundial.

INICIOS COMO DIRIGENTE

También es un apasionado del arbitraje. Se logró graduar en esta rama y desde allí se dio a conocer, prácticamente le abrió las puertas hasta llegar a la presidencia hoy en día en la federación.
Y todo ha sido a puro ascenso. Fue delegado, miembro del comité de árbitros en la federación hasta que logró convertirse en secretario de la misma. Su impulso mayor fue en la administración de Lisandro Flores Guillén, Qddg.

Hawit tiene historia como presidente de un club. Fue en 1982 del Club Deportivo Universidad, el entrenador era Chelato Uclés. En el 83 fueron subcampeones nacionales. En 1990, como secretario general, lo llamaron a ocupar el papel de presidente de la Comisión de árbitros.

ATAQUES

Hawit es un dirigente que ha sobrevivido a muchos ataques de críticas en su administración entre escándalos por premios hasta en lo deportivo, pero él siempre ha reiterado que "en Honduras solo destacan lo malo, y hablo en términos generales".

Pero su carácter, tolerancia y dirigente mediador, le ha permitido mantenerse en altos cargos y codearse al más alto nivel. De hecho, fue presidente interino de la Concacaf confirmando su peso y trayectoria en el fútbol.

Como dirigente ha estado por todos los campos, y otro de los cargos de mayor relevancia es haber sido presidente de la Uncaf, luego subió a ser miembro de la Concacaf por tres años, luego a ser vicepresidente por cuatro años más.

Hawit es padre de tres varones de 32, 30 y 23 y una mujer de 34. Le gusta cocinar, sobre todo los platos árabes que aprendí hacer por la influencia de su familia.

Sin duda, una carrera en ascenso hasta lograr la cúspide en el fútbol que lo ponen como uno de los dirigentes de mayor trayectoria en el país.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias