La pesadilla que atraviesa el portero Panchi Reyes con una grave lesión

El exjugador del Olimpia no tiene dinero para operarse. Está retirado de las canchas por ahora y ha subido 30 libras de peso

Kelvin N. Coello

Las tragedias rodean la vida del portero hondureño, Francisco “Panchi” Reyes, quien en este momento sufre una terrible lesión lumbar en la columna que lo mantiene retirado de las canchas. En 2007 cuando disputaba el Mundial Sub-17 de Corea del Sur, falleció su padre y hace tres años perdió a su hijo.

El portero desde su casa narra la pesadilla que vive ya que no cuenta con los recursos necesarios para la cirugía. Dos de los equipos donde jugó (Real Sociedad y Social Sol) le quedaron debiendo pagos, que sí lo hacen podría salvar su carrera.

Leer: ASÍ RECORDÓ PANCHI REYES LA MUERTE DE SU PADRE E HIJO

“Por los momentos estoy retirado de las canchas y esperar poder regresar todavía”, cuenta el exseleccionado Sub-17 y Sub-20 quien no puede hacer ejercicios debido a sugerencias médicas y ha subido 30 libras de peso.

Panchi cuenta que una tarde de enero mientras entrenaba con el Social Sol, de repente sintió un tirón en la parte baja de la espalda. “Me hice todos los exámenes y me dijeron lo que tenía. Mi lesión es operatoria y estoy esperando que se haga”, cuenta a DIEZ el exjugador del Olimpia.

Ver: LA CARRERA EN EL FÚTBOL DE PANCHI REYES EN FOTOS

La lesión que sufre Reyes es la misma que sufrió el exjugador y ahora comentarista de Univisión, Carlos Pavón, antes del Mundial de Sudáfrica, pero así disputó la competencia y se operó en los meses siguientes.

“Es algo cara la operación y de una u otra manera vamos a ver cómo salimos de esta”, cuenta muy triste el jugador desde su casa donde espera que los hondureños del fútbol de buen corazón le puedan tender una mano.

Panchi Reyes con la camisa del Victoria en un juego contra Platense.

Y sigue: “Lamentablemente esta lesión me surgió estando en Olanchito con Social Sol y no me cubre el seguro médico. Es complicado estar comprando medicamentos porque no es una lesión común, desde enero estoy gastando y para la operación no la he hecho porque no he podido y son 85 mil lempiras que me vale y vamos a ver como lo conseguimos”, relata.

LAS TRAGEDIAS QUE HAN RODEADO LA VIDA DE PANCHI REYES

Panchi ha vestido las camisas del Olimpia, Victoria, Real Sociedad y Social Sol. En estos últimos equipos fue titular y es conocido por ser un buen lanzador de lanzamientos de penal. El portero tiene 28 años y no pierde las ganas de regresar a las canchas.

“El pago se me complicó en los equipos, estar peleando por sueldos adeudados y me vino el tiempo de las vacas flacas de un solo y ni modo, es parte de la vida y me toca aguantar. Lo más importante es que confío en Dios y sé que me sacará rápido para volver de una forma”, cuenta muy triste.

Leer: EL DÍA QUE PANCHI REYES PERDIÓ A SU HIJO

Los equipos del Bajo Aguán le quedaron debiendo, Social Sol lo tuvo en primera y segunda y Real Sociedad en primera división. “Espero salir de esta etapa fea. Tengo prohibido toda actividad deportiva, no puedo hacer nada y eso me ha hecho subir de peso, he aumentado 30 libras porque no entreno y los medicamentos indicados son puro asteroide”, cuenta el jugador.

El portero Panchi Reyes cuando entrenaba con la Seleccón Sub-17 en 2007.

“Yo siempre espero que se resuelvan las cosas. En Olanchito me quedaron debiendo un torneo y al final no es lo más importante pero sí ayuda el dinero ya que sería clave en este momento”, afirmó el exguardameta del Olimpia.

La vida de Francisco Reyes ha sido compleja. El portero ha sufrido terribles golpes. Era el Mundial de Corea del Sur 2007 cuando en plena competencia recibe la llamada de que su padre había fallecido.

“Platicaba con un familiar y le decía que la vida a mí me ha golpeado duro”, cuenta con la voz entrecortada. Pero sigue: “Perdí a mi papá en pleno Mundial que estaba jugando, luego a mi hijo… Pero bueno, Dios nos pone las mejores batallas a sus guerreros y sigo de pie con ganas de seguir luchando y poder jugando. Tengo la pica en los pies de seguir en las canchas. Tengo la mirada en Dios, uno hace planes y Dios decide”, sentencia.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias