Marcelo Santos: "Ganarle a Olimpia fue un incentivo grande para nosotros"

El defensor de Motagua habló de la satisfacción sintieron en Motagua tras conquistar la copa 16 contra Olimpia.

Edgar Witty

Traducido del esfuerzo y la perseverancia, el defensor ceibeño Marcelo Santos cerró un año bendecido en donde consiguió por primer título en la Liga Nacional con Motagua tras vencer a Olimpia en la final del Torneo Apertura 2018.

Tras ese pasaje hablamos con él en exclusiva en donde manifestó su alegría y nuevos restos para este 2019.

¿Qué gratas sensaciones te dejó el 2018?
Fue un año de muchas bendiciones, gracias a Dios tuve muchas cosas buenas y he podido disfrutar cada una de ellas.

¿Con qué crees que te quedaste corto en lo personal?
En ocasiones los objetivos no se cumplen de lleno, uno siempre quiere y aspira a más, pero he tratado de aprovechar cada uno de esos momentos bellos que se dan.

¿Qué esperas para este 2019?
Espero poder tener mejores cosas y tratar de cumplir cada meta y objetivo que uno como jugador y persona trata de ponerse. Espero en Dios que se pueda dar.

¿Qué significó haber conquistado la copa 16 con Motagua ante un rival como Olimpia?
Mucha alegría y algo importante para mí porque era mi primer torneo siendo campeón en la Liga Nacional de Honduras. Así que lo resumo como algo maravilloso porque uno como jugador siempre aspira a tener esa oportunidad, primero de llegar a un equipo grande y luego el hecho de ser campeón, gracias a Dios a mí se me dio, espero que este año también podamos repetirlo, pero sé que tendremos que trabajar duro para lograrlo.

Después de tu pasaje por el Vida... ¿Sientes que estás viviendo un sueño en el Motagua?
Sí, uno como jugador estando en equipos pequeños siempre aspira a un equipo grande porque sabes que las cosas quizá se tornen más fáciles para pelear cosas importantes y bueno, gracias a Dios se me ha dado la bendición de estar allí y vivirlo día a día, solo espero seguir aprovechando esas oportunidades.

¿Cómo se vivió ese campeonato en el camerino?
Algo bastante alegre entre los compañeros, el objetivo se convirtió en una realidad porque en la era de Diego Vázquez no se le había ganado a un equipo grande en una final. Se le pudo ganar a Olimpia y sea como sea es el rival a vencer para nosotros y eso nos da un incentivo grande a nosotros.

¿Qué se dijo entre ustedes antes de ese primer asalto ante Olimpia?
Sabíamos que jugábamos contra un gran rival como Olimpia, pero que nosotros éramos conscientes que veníamos haciendo las cosas de la mejor manera, porque habíamos hecho un gran torneo sacando gran ventaja. Así que en el primer partido entramos con esa convicción y ganas para sacar ventaja. Al final eso nos dio el impulso para queda campeones.

¿Qué hay de los minutos de tensión en el tramo final del segundo partido?

Fue algo bastante intenso, me tocó vivirlo en carne propia, sabíamos que iban a adelantar líneas después que metieron el primer gol, se nos fueron arriba como tromba pero estuvimos concentrados, aguantamos y logramos el objetivo.

Era evidente que Motagua era superior futbolísticamente hablando...

Sí, fuimos consciente de eso, el primer partido lo dominamos de principio a fin como lo demostramos a lo largo de todo el torneo. En el segundo juego ellos no tenían nada que perder, así que tuvimos que contrarestar sus ataques.

¿Un campeonato que hacía falta en tu palmarés cierto...?

Sí, ya tenía esa espinita de lograr un campeonato. Antes se me había negado. Esto es algo que todo jugador sueña.

Te puede interesar: Motagua se corona campeón ante Olimpia

¿Hubo alguna dedicación en especial?

Sí a mi familia que partido a partido siempre están al pendiente de mí y a toda la afición que siempre nos apoya independientemente de todos los problemas que pasamos.


¿Cómo es Diego Vázquez como entrenador?
En el poco tiempo que llevo con él se ve que es un gran entrenador y persona. En las decisiones que él toma, trata de hacernos entender que todos somos importantes. Eso nos incentiva a pelear por un puesto.



¿No te da nostalgia cuando regresas por los entrenamientos del Vida?
Siempre que estoy de vacaciones y tengo la oportunidad de venir, lo hago para visitar a mis compañeros. Dejé buenos amigos y siempre recuerdo lo mucho que sufría y me esforzaba para ganarme un puesto en el equipo.

¿Cómo recuerdas ese pasaje?
Fueron momentos que lloraba mucho por frustración y tristeza. Recuerdo cuando me lesioné la rodilla, miraba a mis compañeros y yo quería estar en el campo. Siempre era rigioso y trataba de estar en el campo, pero supe ser paciente, me recuperé y luego volví fuerte, ahora estoy en otro etapa de mi vida. Hoy estoy donde estoy y espero seguir mejorando.

¿Qué viene para Santos?
La verdad que no, ahorita estoy bien en el equipo, no hay ofertas de otros clubes pero si se da la oportunidad en el extranjero espero aprovecharla al máximo, de lo contrario seguir en Motagua y buscar una convocatoria a la Selección de Honduras.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias