Daniel Ávila, el seguidor Azul que tienen más de 100 camisas de Motagua

Ávila es un seguidor de Motagua que tiene más de 100 camisetas. el capitalino aseguró que su colección no tiene precio y que las águilas son como el aire que respira.

Para Daniel perder un clásico contra Olimpia es 'que yo andaré varios días sin hablar con la gente porque no me gusta el bullying'.
Para Daniel perder un clásico contra Olimpia es 'que yo andaré varios días sin hablar con la gente porque no me gusta el bullying'. *
Julio Cruz

Desde la primera camisa que usó Motagua en la temporada 1965-1966 hasta la última que sacaron los campeones nacionales... 131 remeras entre las de partidos, entrenos y otras especiales.

Te puede interesar: Germán "Patón" Mejía sobre el clásico: "Aquí se juega con el cuchillo entre los dientes"

Esa es la colección con la que cuenta Daniel Ávila, un capitalino de 36 años que se considera un apasionado por Motagua y nos contó un poco la historia de toda esta colección.



“Son 131 camisas de Motagua las que poseo, además tengo revistas y recortes de periódicos, trato de coleccionar todo, es mi pasión. La camisa más valiosa que yo tengo es una blanca con la que murió mi papá y la última que usó Amado”, inició contando.

Al preguntarle si ha sufrido o llorado por el equipo, sin titubear respondió que sí. Además, aseguró que no le duele gastar por el club de sus amores. “¿Qué si he llorado? Te cuento que en esa final ante Marathón del año pasado estuve llorando casi 45 minutos y casi me llevan al seguro.



Yo hago algo muy importante, cuando sé que habrá cambio de camisas empiezo a ahorrar para comprar las tres camisas de un solo, ya luego compro las chumpas y de entrenamiento, sinceramente te digo que no me duele gastar, invertir en Motagua es como invertir en mí, es comprar algo que va a llenar mis expectativas y, para mí, una camisa de Motagua no tiene precio”.

Este hincha tiene claro lo que significa Motagua para su vida, en la plástica también nos detalló sobre una muy especial entre su colección. “Motagua para mí es una poesía, es el diario vivir y es como el aire y agua que yo consumo todos los días; no puedo hablar de otra cosa que no sea Motagua.




Tengo una camisa de 1968 que fue herencia de mi papá y cada camiseta tiene su historia, varias veces han querido comprar mis camisas, pero esas no se venden”.

Acerca del clásico, nos contó algo que no soporta. “Para mí los clásicos son muy importantes, perder un clásico es que yo andaré varios días sin hablar con la gente porque no me gusta el bullying ni nada de eso, no soporto perder el clásico”, cerró.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias