Jorge Benguché, el goleador del Olimpia que se inspira en Suazo, Pavón y Wilmer

El ariete marcó dos goles que le dieron el triunfo a los albos ante el Honduras Progreso y dejó en claro que trabaja porque “todo jugador quiere triunfar en Olimpia”.

Fredy Nuila

Al pie del engramado del estadio Humberto Micheletti todos los medios de comunicación querían entrevistar a la figura de la cancha, el olimpista Jorge Benguché.

El autor del doblete que valió para que Olimpia venciera 2-1 al Honduras Progreso por la jornada 11 del torneo Clausura, dijo sentirse “muy alegre por la oportunidad de anotar, sabíamos que iba a ser complicado pero el equipo se preparó para esto”.

Avisa sus intenciones en esta nueva etapa de algo: “Todo jugador quiere triunfar en Olimpia, vamos mejorando de a poco, pero falta demasiado”.

En relación a que ha cambiado en relación al jovencito que se fue a hacer carrera a los Lobos de la UPNFM, Benguché expresó que “vengo más preparado, siempre claro y con la actitud de seguir mejorando, a darle el triunfo al equipo que es por lo que estamos aquí”.

Considera que “la mejora viene de tener más participación, el jugador agarra más confianza y esa ha sido la clave”.

De paso advierte sobre sus sueños a futuro, los cuales dejan en claro que “todo jugador aspira con salir al extranjero y es el objetivo con el que estoy preparando”.

Tiene espejos para buscar sobresalir

Como es normal, en el mismísimo club dice “aprender” de Jerry Bengtson y el argentino Emiliano Bonfigli, de quienes está “tratando de aprender”.

De la vieja guardia no niega que se inspira en tres referentes históricos: “A mí me gustaban David Suazo, Carlos Pavón y Wilmer Velásquez, viéndolos uno aprendió de ellos”.

La meta con la mira en el tramo final de este semestre es la misma de todo el olimpismo, levantar la copa. Acepta que se quedó “para ser campeón”, ya que en el León “no hay más”.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias