Honduras Progreso se aferrará a las raíces que los hizo campeones de la Liga Nacional

El nuevo técnico del equipo arrocero apelará al entusiasmo y la entrega de los jugadores para evitar la pérdida de la categoría.

Redacción

Fe, unión y valor. Ese será el lema del nuevo entrenador del Honduras Progreso, Luis Alvarado, que este sábado se estrenará como director técnico en el partido que los ribereños enfrentarán a la UPNFM en la jornada 16 del Torneo Clausura 2019.

Luis Alvarado fue presentado como nuevo entrenador del Honduras Progreso

Siendo parte de aquel histórico equipo que logró lo impensado al coronarse como campeones de la Liga Nacional en 2015, Alvarado asume ahora el reto de evitar que la institución descienda a la segunda división.

En los últimos campeonatos, el cuadro arrocero ha estado peleando por no perder la categoría. Los constantes problemas económicos por la falta de apoyo de los aficionados en el estadio Humberto Micheletti, sumado con el poco patrocinio con el que cuenta han hecho que el infierno del Ascenso sea cada vez más inminente.

Sin embargo, una luz de esperanza se encendió para los de la Perla del Ulúa con la llegada de Luis Alvarado, quien aseguró que apelará a las características específicas que los llevaron al éxito en el pasado.

"Para poder salvar a este equipo necesitamos volver a las raíces, darle esa identidad que tanto añora la gente. Un equipo intenso y dinámico que no daba ninguna pelota por perdida y eso es lo que veremos el sábado a las 7:15 de la noche", anunció el joven estratega.

Para el excapitán del cuadro progreseño, el principal factor de los malos resultados durante el actual certamen y que los tiene al borde del abismo ha sido la falta de confianza de los jugadores. Además hizo una comparativa con aquel plantel que se engrandeció en el fútbol hondureño al levantar la copa.

"Nosotros éramos un equipo que no teníamos jugadores super dotados técnicamente, prueba de ello es que pocos llegaron a la Selección o que sobresalieron en otros equipos. Éramos un equipo muy unido, trabajador y teníamos una confianza bárbara. No le teníamos miedo a ningún rival, sí respeto pero no miedo y queremos parecernos lo más posible durante estas tres fechas."

El reto por permanecer en la Primera División es enorme y pese a la inexperiencia ante estas situaciones, Alvarado no se amedrenta y confía en sacar el barco a flote. Eso sí, es consciente que este plantilla dista mucho de aquel grupo que alcanzó la gloria al conquistar el único trofeo de campeón en la historia del Honduras Progreso.

Solo son tres los futbolistas que sobreviven de aquel plantel de guerreros: Juan Delgado, Franklin Morales y Jorge "Ñangui" Cardona. Así que con el arsenal que tiene, deberá encender toda la dinamita posible para explotar las áreas enemigas y robarles los tres puntos.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias