La historia de Jeffry Miranda, una promesa forjada en la unión familiar

Como un joven sereno y maduro describen los familiares a la joya del Marathón mientras se encuentra meciendo las redes rivales con la Selección Sub-17 de Honduras.

Nelson Hernández

La familia es la célula principal de la sociedad, es donde se aprenden los valores y la práctica de éstos constituye la base para el desarrollo y progreso de las personas. Para los más jóvenes, la dirección de los padres y el apoyo del resto de sus allegados son un elemento vital en la toma de buenas decisiones durante su vida.

Así fue el debut en Liga Nacional de Jeffry Miranda con Marathón

Así pasó con Jeffry Miranda, considerado por muchos como una gran promesa del fútbol hondureño. El delantero del Marathón que apenas tiene 16 años y que debutó en la Liga Nacional el pasado 17 de abril, se encuentra destacando con la Selección Sub-17 en el Premundial de Bradenton, Florida.

Los parientes del adolescente recibieron a DIEZ en el hogar donde residen en la colonia La Mesa de la Lima, y con su historia reflejan el amor y la unidad que predomina en ellos, los cuales transmiten constantemente hacia el joven futbolista que sueña con grandes cosas.

Rolando David es el padre de Jeffry y quien pasa más pendiente de lo que sucede en la carrera reciente del jugador. Nos contó sobre la formación de su hijo y cómo fueron sus inicios.

"Es un orgullo que le estén saliendo bien las cosas por el trabajo arduo que realiza cada día. Se formó con Mauricio "Pipo" Figueroa en La Lima, lastimosamente él cerró su escuela de fútbol. Inmediatamente lo llevé con Charly a Platense Jr. Luego llegamos a un acuerdo con Marathón y hasta el día de hoy está dando sus frutos con ese debut soñado y las cosas en el Premundial que le están saliendo muy bien."

¿Cómo empezó todo?, ¿quién fue el motivador para que Jeffry decidiera ser profesional del balompié?, esa anécdota la contó la madre del muchacho, Jenny Miguel, quien entre lágrimas recordó con nostalgia a su padre, don Raymundo Miguel. Además habló sobre los requerimientos que le impuso a su vástago persiguiera su sueño.

"Mi papá fue quien lo impulsó desde muy pequeño, le compró su pelota y lo llevaba al campo de la colonia. Siempre lo tiene con él. Las condiciones que le pusimos fue que siempre llevara sus estudios a la par del fútbol. Siempre me respondía y lo dejaba ir donde quería a jugar fútbol. La decisión estaba en sus manos, si respondía en los estudios iba a jugar fútbol, sino no."

Gran parte de la familia de Jeffry Miranda se reunió para contar de la vida del joven futbolista.

El respeto, la corrección y los consejos de sus padres han sido claves para formar la personalidad de un chico que ha recibido grandes elogios por su rendimiento.

"La clave está en la unión familiar y eso lo ha hecho mantener los pies en la tierra. A diario se habla con él en donde se le dicen las cosas de mantener la humildad. Él ha sabido asimilar de la mejor forma lo que le está pasando ahorita y sin elevarse ni nada por el estilo."

El tío Raymundo se ha declarado como uno de sus mayores fanáticos, incluso comentó que su sobrino es el motor que lo mueve a asistir a los estadios. Su emoción no pudo ocultarse cuando sus labios pronunciaron el nombre de Jeffry.

"Verlo debutar fue lo mejor, fue la alegría más grande que pude tener. Fue lo más hermoso para mí, me dio una emoción que hasta quería llorar. Es su sueño, lo hace bien, mejora cada día, que se supere cada día. A él le gusta lo que está haciendo, no lo ve como trabajo sino como su pasión."

Muchos recuerdos se guardan de la infancia del delantero.

Por otro lado, el tío Nery brindó su opinión sobre lo que ha realizado el ariete de las reservas verdolagas en su corto tiempo compitiendo en este deporte.

"Me ha sorprendido bastante, parece que no necesita ni consejos porque así como debutó fue como si tuviera 20 años jugando en Primera División. Solo le faltaría pequeños detalles, lo he visto maduro, y como persona y como jugador es excelente."

La goleada 6-0 del Marathón sobre Honduras Progreso significó el estreno del habilidoso atacante en el máximo circuito. Ese día marcó su primer anotación en la Liga Nacional y lo hizo frente a su propia barra, de la cual era líder la tía Cely.

"No hay palabras para describirlo, fue una emoción que todo el mundo pensó que me iba a tirar de las gradas. Me emocioné tanto que era la única que gritaba "Jeffry, Jeffry" desde que entró a la cancha. El fútbol me gusta y me apasiona, y al ver a mi sobrino sentí la emoción más grande de mi vida."

Desde muy pequeño demostró mucha proactividad y entusiasmo.

El sentimiento que tuvo la familia Miguel al ver a uno de sus frutos celebrar el primer tanto de su vida deportiva, invadió de lágrimas sus ojos al ser testigos de un gran logro.

"Fue tanta la emoción que lloramos, nos abrazamos en las gradas como nunca en la vida. Fue algo que nunca habíamos vivido, una emoción que no hay palabras para describirla."

Pero la jornada de Jeffry no es fácil. Su día a día lo inicia desde muy temprano cuando sale de su casa y regresa hasta en la noche. El sacrificio es muy grande y ante ello debe cuidarse para no resentir el cansancio.

"Desde las 6:30 de la mañana se va para el entrenamiento de las reservas especiales. Luego va al gimnasio hasta el mediodía, después de eso regresa a la sede para entrenar con el primer equipo."

Pese a que ahora es un referente en las huestes esmeraldas que brillan en el torneo de reservas, Jeffry pudo defender antes el escudo del enconado rival, el vecino.

"Nos gustó la opción que había para llevarlo al Real España, estuvo entrenando por una semana. Lamentablemente no se logró ningún acuerdo para que se quedara con las reservas y que fuera visto por "Tato" García para alguna oportunidad. En ese momento salió la oportunidad con Marathón y allí está, destacó con las reservas y eso ayudó para que el profesor Vargas lo hiciera debutar."

Su gol ante Honduras Progreso significó el primero de su carrera en la Primera División y lo gritó a todo pulmón.

¿Qué evitó que vistiera la camiseta aurinegra?

"Faltó que tomara la decisión el presidente. Él tenía la última palabra, decidió en su momento pero no nos pareció la propuesta que nos dio y así nos fuimos a Marathón."

Jeffry Miranda registra cinco goles en el Premundial Sub-17 y se ubica entre los mejores anotadores del certamen. Aunque con sus tantos mantiene la esperanza de que Honduras logre un cupo en la Copa del Mundo Brasil 2019, el pequeño realizador no había sido tomado en cuenta por el técnico José Valladares durante los microciclos que llevaron a cabo.

"Habíamos hablado con él que si no era tomado en cuenta, tenía que trabajar más duro para ser tomado en cuenta con Marathón. Nos presentamos y allí están los resultados. Todo el cuerpo técnico de Marathón ha influido bastante en el desarrollo futbolístico de Jeffry que lo tienen donde está. La continuidad que ha tenido ha hecho que se desarrolle de buena forma."

MENSAJES DE SUS FAMILIARES

Nery (Tío): Que siga adelante, sabemos de su capacidad siempre con los pies sobre la tierra. Siempre con mentalidad fuerte para seguir aprendiendo.

Raymundo (Tío): Lo que estás logrando es mi felicidad. Por vos voy al estadio. Siempre estaré apoyándote.

Cely (Tía): Aquí te apoyamos siempre, en las buenas y en las malas. Siempre.



Jenny (Mamá): No me cabe tanta felicidad en el pecho, esos goles tienen una gran historia. El primero fue un gol de un montón de personas que te aman desde que nació mi papá. El número 34 de no fue de casualidad que te lo dieron porque desde 1934 era un sueño de mi papá y ya lo lograste. Esto apenas comienza, la humildad, la inteligencia y con Dios adelante. Te amo con todo mi corazón y aquí estamos como una gran familia en la buenas y en las malas.

Stephanie (Hermana): Sigue cumpliendo tus sueños, sabés que yo te amo.

Rolando (Papá): Cuando entrés a la cancha hacé lo que más te gusta. Divertite con responsabilidad y si te queda una oportunidad, clavala. Siempre vamos a estar como familia apoyándote, vamos a estar con vos toda la vida.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias