Marlon Peña y su noble labor: Rescatar niños en riesgo social a través del fútbol

El exjugador de Real España y otros equipos de la Liga Nacional creó junto a una ONG la Academia de Fútbol Upper 90 en la zona donde vivió en su juventud.

Nelson Hernández

¡Haz el bien sin mirar a quién! Este popular dicho se ha convertido en un lema para el exfutbolista hondureño, Marlon Peña, que ahora dirige su esfuerzo y experiencia para entrenar a niños y adolescentes del lugar donde creció.

Además: Marvin Chávez confiesa por qué se retiró del fútbol

Cada sábado por la mañana se escuchan los pasos, las risas y las bromas de los infantes que se dan cita en el campo de la colonia Brisas del Cacao, sector Lomas del Carmen, para dedicar dos horas de su tiempo a practicar el deporte que los apasiona y que los aleja de caer en las garras de la criminalidad.

DIEZ se adentró al sitio donde Marlon Peña vivió desde muy pequeño y conoció las interioridades de esta magnífica obra que el exjugador realiza para servir a su comunidad en pro del bienestar de los más jóvenes.

"Tuve la dicha de crecer en este campo de fútbol, llegué a los 12 años a esta colonia y miraba la necesidad que hay alrededor. Siempre soñé con ayudar a este lugar que es muy conflictivo. Hay algunos grupos que tratan de llevarse a los niños a hacer cosas malas y creo que el fútbol es una herramienta donde les podemos enseñar valores y decirles que hay una oportunidad para sacar a su familia de la pobreza y tener otras oportunidades de vida", confesó el exdefensor.

Hace un tiempo atrás y ante las carencias que existen en esa zona, Peña tuvo la visión de crear una academia de fútbol para apartar a los niños de los malos pasos. Con ayuda de una organización estadounidense pudo llevar a cabo su tarea y ahora educa a decenas de futuros jugadores que se desviven por el balón.

"La academia se llama Upper 90, es financiada por una ONG llamada FCA (Confederación de Atletas Cristianos). Esta ONG está en 87 países a nivel mundial, trabaja capacitando entrenadores para que sean influencia en las comunidades de escasos recursos", contó Marlon.


Antes del entrenamiento, los niños escuchan un mensaje bíblico para edificar su vida.

¿Cómo nació esta ilusión y cómo reclutó a los jovencitos?, le consultamos.

"Hice un rótulo, me fui a las escuelas públicas del sector. Anuncié que iba a estar una academia de fútbol gratis para los niños y así simple fue todo. Ese sábado tuve la dicha de recibir a 80 niños con la ayuda de las profesoras de la escuela. El único requisito es que sean obedientes, que puedan darnos el tiempo de enseñarles la palabra de Dios y enseñarles a jugar fútbol."

A lo largo de su trayectoria en el fútbol hondureño, Marlon Peña se caracterizó por su deportivismo y su amor por la religión, algo que ha sido parte de toda su vida. Para realizar este trabajo necesita de mucha ayuda, él mismo admitió que si lo hacía solo no se daría abasto.

"Trabajamos con voluntarios, son jóvenes que les gusta el fútbol y que asisten a una iglesia amiga. No les pago salario, ellos dedican su tiempo con tal de servir a la comunidad."


Marlon Peña junto al grupo de voluntarios que lo ayudan en esta loable labor.

La enorme cantidad de alumnos que pretenden conocer y aprender más del balompié, y que a su vez reciben un mensaje bíblico en un devocional antes de iniciar con el entrenamiento, se dividen en diferentes categorías.

"Tenemos niños de 10 a 16 años. Están divididos en tres categorías que son U-12, U-14 y U-16. Tenemos inscritos tres equipos en las ligas menores de San Pedro Sula con el nombre de Upper 90."

Las penurias que se viven en muchos sectores del país se reflejan en este sector donde muchos niños anhelan sentirse parte de algo, crear amistades, instruirse para evitar perderse en los grupos delincuenciales.

"Muchos de ellos vienen de hogares desintegrados y nunca recibieron el abrazo de un padre o una madre. Nosotros tenemos la bendición de poderlos abrazar, de decirles que los amamos en el amor de Dios. Me encanta que me digan que disfrutan los entrenamientos, todas esas cosas me motivan."


Cuando patean la pelota, los niños se olvidan de todos los problemas que atraviesan junto a su familia.

AGRADECIMIENTO DEL PATRONATO DE LA COLONIA

Don José de la Luz Maradiaga ha sido por más de 20 años el presidente del comité que dirige el territorio Brisas del Cacao y su júbilo ante la gestión de Marlon Peña y los voluntarios se desborda en palabras de gratitud por lo realizado hasta este momento.

"Es la alegría más grande que hemos tenido porque estos niños no anduvieran en esto si no estuviera este programa. Esto viene a cambiar la mentalidad de los niños y de muchos padres que saben que aquí están seguros en la cancha aprendiendo lo bueno."


Marlon y Don José han conversado sobre el proyecto que se realiza en la colonia Brisas del Cacao.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias