La conmovedora y ejemplar historia de Shirley Perelló, madre y árbitra hondureña

La réferi catracha ha pasado por inumerables pruebas que ante ello la han mantenido fuerte. Hoy está a merced de un Mundial femenino en Francia.

La árbitra hondureña junto a su hija previo al inicio de dirigir uno de sus encuentros en la Liga Nacional.
La árbitra hondureña junto a su hija previo al inicio de dirigir uno de sus encuentros en la Liga Nacional. *
Redacción

El pasaje de la árbitra hondureña por la vida, Shirley Perelló, ha dejado escenas traducidas de éxito y dolor que tatúan sus días grises y coloridos con momentos imborrables que la tienen en la cima de su carrera.

Su inclinación por el fútbol viene sucedida de una pasión de familia que remonta sus días en sus pininos que marcaron una etapa emocionante en su niñez.

Desde su debut en el 2008 en el juego entre el Real España y Real Juventud, en el estadio Morazán, como árbitra asistente en la Liga Nacional de Honduras, le abrió paso a quien es en la actualidad al convertirse en réferi reconocida con gafete de la Federación Internacional de Fútbol (FIFA).

Ante ello ha gozado de haber trabajado en mundiales Sub-17, Sub-20, Juegos Olímpicos de Londres, Juegos Panamericanos y Centroamericanos.

Te puede interesar: Madre de Marvin Chávez y el milagro divino que espera para su hija

Sin embargo, detrás de sus logros tiene un pasaje que la invade de tristeza que tiene que ver con la muerte de su madre, una pérdida que sufrió mucho hasta que su hija, Leticia Brigitte Perelló López llegó para traerle gratas alegrías.

RS357262__MG_3868-scr(600x300)

“Cuando mi madre estaba viva teníamos un equipo, ella jugaba de volante, mi hermana de portera y yo era la delantera, mi papá el entrenador”, cuenta con mucha emoción en una entrevista para Once Noticias.

Fuera de ello, Perelló se divide en sus días para cumplir con tres roles: árbitra, empleada en la Empresa Nacional Portuaria y como madre.

“Cuando estamos en esos torneos tenemos horarios de entrenamiento de clase, de partidos y en los ratos libres la llamo, platico con ella y nos mantenemos en comunicación. Creo que en lo que se puede a los hijos se le da un tiempo de calidad no cantidad”, comentó.

La laureada catracha estará en el Mundial Femenino, Francia 2019 en donde representará a Honduras junto a su colega Melissa Pastrana.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias