El análisis del Paraguay-Honduras: La declaración de intenciones de Fabián Coito

El entrenador de fútbol y estudiante de literatura analizó el trabajo de la representación hondureña ante Paraguay.

Gaspar Vallecillo

Fabián Coito hizo una declaración de intenciones ayer, salió con un once ofensivo y a medida que pasó el tiempo se vieron realmente sus propósitos: Ser ofensivo, atacar, tener la pelota; proponer el juego.

Eso se agradece entendiendo de donde venimos y cómo venimos. Segundo partido de Coito y el proceso para conocer el juego en su globalidad sigue.

Leer más: Favián Coito: "Tuvimos la virtud de tener el orden, equilibrio y de no desesperarnos"

Conocer el juego en su globalidad quiere decir, que no se separa el juego, que el ataque y la defensa dependen cada uno del otro.

Esto significa por ejemplo que si Honduras ataca ordenadamente más fácil se la hará recuperar el balón. Maynor Figueroa se aprovechó de eso recibiendo en campo contrario los rechaces del equipo rival, encontrando compañeros entre líneas para mejorar la circulación.

Pero esto sucedió cuando Honduras comenzó a tocar a el balón, cuando en el segundo tiempo la selección con todo y el resultado en contra jugó bien al fútbol.

Alex López activaba a sus compañeros del costado, Rigoberto Rivas atraía a rivales por dentro, Luis Garrido muy puntual en el verdadero equilibrio del juego, saber recuperar el balón y darlo en una zona adecuada.

Podríamos intuir que Coito está diseñando su modelo de juego, basado en sus centrocampistas, para que ellos exploten de mejor manera sus cualidades, de pasadores como la de López, necesita de jugadores como Michaell Chirinos, Romell Quioto y Alberth Elis.

El jugador formado en las Fuerzas Básicas Olimpistas cuenta con un talento natural para jugar por dentro, atacando esos espacios reducidos, habilita a su lateral para que suba por fuera.

03.895(800x600)

Los jugadores catrachos celebran el gol del empate con Maynor Figueroa.

De ser lateral sabe mucho, Andy Najar, su entrada le dio más opciones de apoyos profundos a los mediocampistas, se relacionaba bien con los extremos, atacaba la línea de fondo, desde su posición ordenó a la selección hondureña. Excelente Coito, por buscarle una función que comience desde atrás un jugador estilo Andy, que tiene mucho fútbol en sus piernas.

Pero a Honduras en el primer tiempo le costó tener el balón, por motivos de presión de Paraguay, por la posesión inicial que intentaron los paraguayos porque estaba bien replegada Honduras.

Roger Rojas fue el referente en el primer tiempo, sus extremos fueron Chirinos y Elis. López ejerció de lanzador, buscaba a sus compañeros de los costados en espacios profundos, seguido ellos buscaban al Roro en el área para definir.

Simples cosas que la misma disposición en el campo de los jugadores nos demuestran es que con un jugador fijo, como delantero centro y con jugadores por la banda, los medios tienen muchas opciones claras con quien jugar, si ellos se mueven bien.

Coito como técnico conocedor, está basando su modelo de juego, inicialmente en las condiciones de sus mediocampistas, donde Alex, seguramente será fundamental.

Segundo partido, hay mejoras, hay problemas y hay tiempo. Esperemos estas sean las primeras bases de un proceso exitoso.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias