Orlando Ponce: "El mito de los Panamericanos y el puente con la realidad"

El periodista hondureño analiza el trabajo de la Selección Sub-23 en los Juego Panamericanos de Lima, Perú.

ORLANDO PONCE

Nuevamente el fútbol masculino alcanzó su mayor trascendencia de la delegación de Honduras en unos Juegos Panamericanos con la cosecha de una medalla de plata, que tenemos que dimensionar lo más objetivo posible ya que se ganó a Jamaica y México de la zona, pero dimos pena con las goleadas ante Uruguay y Argentina.

Leer más: Orlando Ponce: "La farsa del ranking FIFA, Panamericanos y la Copa Premier"

Si bien es cierto hay que destacar los triunfos ante los caribeños y los mexicanos, contra estos en definición por penales, y el empate milagroso ante los peruanos, cenicientas al final de la competencia, la participación en Lima, estuvo envuelta de contrastes, lo que al final nos pasó la factura para convertir en un mito hasta ahora la presea dorada.

En la primera ronda, el conjunto nacional pudo reaccionar para revertir las desventajas ante Jamaica y Perú, aunque el cierre de la ronda fue espantoso con una indigerible derrota de 0-3 contra los uruguayos, exdirigidos de Fabián Coito.

Solo la vergonzosa participación de los peruanos ,elevada con una bochiornosa caída ante los eliminados jamaiquinos nos Dios el pase de rebote a las semifinales.,toda una odisea.

En las semifinales el plan del juego inicial comprometió el resultado del partido ,con Aldo Fajardo por Alejandro Reyes, toda una aventura peligrosa de Coito que no llegó al precipicio porque brotó la coherencia en el uruguayo y el volante del Olimpia como revulsivo tuvo una brillante participación ,con un golazo incluido y una repartición de juego impecable.

01.1230(800x600)

La Selección Sub23 se preparo en San Pedro Sula para los Juegos Panamericanos.

Nos pudimos reponer a la desventaja numérica y los mexicanos resultaron presa de la desconsideración, finalizando con 9 elementos el partido y con una pésima puntería en los penales, contrario a Honduras, infalible desde la zona penal con esos contrastes accedimos a la añorada final.

En el balance general, Honduras solo pudo ganar un partido, con dos empates y dos derrotas, con 7 goles marcados y 11 recibidos, 9 ante los sudamericanos.

En la narración y comentarios de los partidos nos dimos cuentas, con cierta perplejidad, de la fragilidad de la defensa hondureña y comparaba con las etapas del Primi Maradiaga en las diferentes selecciones nacionales que dirigió, en las que Honduras era una coladera.

Resulta extraño que un técnico uruguayo al menos a mí me sorprende, que no pueda equilibrar su defensa y estos rasgos también se le ven en la selección mayor, como el ejemplo de algunos amistosos y la Copa Oro.

En los reconocimientos a su desempeño sobresalen los volantes Jorge Álvarez, Alejandro Reyes, Carlos Pineda, Fabián Arriaga, Darixon, Douglas, Rivas, Denil, Alex Guity, entre otros, pero no todos tienen por ahora el nivel para la mayor ya que nos es lo mismo competir entre jóvenes que con experimentados y de otro nivel de rendimiento.

Nos pasa frecuentemente que cuando una selección menor destaca, como la que estuvo en Lima, con los pro y los contra que hemos mencionado, vienen las presiones para el entrenador de la mayor para que apure el proceso de esos jugadores, error que no debe cometer Coito.

02.1121(800x600)

Fabián Coito es el encargado de clasificar a Honduras a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Esas historias se vivieron después de los Juegos Olímpicos de Sidney, Beijing, Londres y Río de Janeiro y los Panamericanos de Winnipeg, no todos llegan a resaltar en una selección absoluta.

La medalla de plata de Lima es historia agradable para contar, pero ahora viene lo más difícil en la Sub-23, el pase a los Juegos Olímpicos de Tokio, en la que habrá que eliminar a México o Estados Unidos, selecciones que por sus privilegios estarán en diferentes grupos.

Haciendo el puente con la selección Mayor, que jugará el 5 de septiembre ante Puerto Rico y el 10 del mismo mes contra Chile, no creo que Coito estire la lista de convocados de la Sub-23 que tuvo en la Copa Oro, Denil, Álvarez y Reyes, deberá llevar pasó a paso el proceso con los demás jugadores.

Otro detalle después de la experiencia de Lima, y que no hay que olvidar, es que el principal objetivo de Coito es clasificar a Honduras al Mundial de Qatar 2022 y que todo lo demás que lo pasen para al baúl de los secundarios y de eso ya estamos curtidos con las herencias que nos dejó por ejemplo Jorge Luis Pinto quien estuvo cerca incluso de lograr la primera medalla hondureña en los Olímpicos.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias