Gil Rodríguez, el descubridor de Maynor Figueroa cumple 30 años buscando talentos

El entrenador hondureño que descubrió al Pery Martínez y Mayor Figueroa, ahora trabaja en una Academia.

El entrenador hondureño Gil Rodríguez, quien descubrió al Pery Martínez y Maynor Figueroa ahora trabaja con jóvenes en La Ceiba buscando nuevas fichas.
El entrenador hondureño Gil Rodríguez, quien descubrió al Pery Martínez y Maynor Figueroa ahora trabaja con jóvenes en La Ceiba buscando nuevas fichas. *
Redacción

Hablar de Gil Rodríguez, es hablar de uno de los mejores “cazatalentos” que hay en el fútbol hondureño. Puede comer en la misma mesa que Hermelindo Cantarero, descubridor de Rambo de León, Dani Turcios entre otros y el finado “Wasko” López quien descubrió a Wilmer Velásquez. Este 2019 cumple 30 años de carrera como entrenador y la lista de futbolistas que ha descubierto es enorme, muchos con recorrido internacional.

Don Gil es muy folklórico en su lenguaje. A los futbolistas les habla de forma “pelada y sincera”. Ahora entrena jóvenes en La Ceiba; dirige al Sierra Pina FC, una academia que tiene equipo en la Liga Mayor donde busca los nuevos talentos del fútbol nacional.

Ver: ASÍ MARCHAN LAS TABLAS DE POSICIONES EN EL ASCENSO

Por sus manos han pasado diamantes que ha pulido a base de trabajo. Se siente orgulloso cuando habla de Maynor Figueroa, quien dice que es uno de sus hijos, sus crías que dieron fruto. Lo mismo del fallecido recientemente, Walter Julián “Pery” Martínez.

“Maynor Figueroa me trata como si fuera su papá y me ayuda…Es una calidad de persona que a veces ayuda a fundaciones y personas y no le anda contando a nadie”, cuenta don Gil que dice que el fútbol a veces ha sido injusto con él.

En la Academia Sierra Pina FC de La Ceiba, que entrena en una cancha frente a la casa donde nació Bryan Acosta, es un proyecto visionario. “La idea es sacar jóvenes para otros equipos; pero yo no le voy a mandar a una selección a un chavo que no lleve conceptos, quiero buenos jugadores y para eso estamos trabajando”, explica el entrenador.

WebGilRodriguez1(800x600)

Estos son los nuevos jovencitos del Sierra Pina que entrena el profesor Gil Rodríguez.

“La juventud está bastante distorsionada en la parte social y creo que por medio del fútbol se pueden rescatar. Te cuento; “Tatín” Morán se estaba haciendo marero y llegaba con olor a alcohol a los entrenamientos; pero lo llevé con 15 años al Victoria y lo rescaté”, revela.

En 12 años trabajó con el equipo Victoria, haciendo del ahora club de segunda división, uno de los semilleros más grandes en Honduras. Allí descubrió a 76 futbolistas que llegaron a primera división en los que destacan: Marvin Chávez, Pery Martínez, Tatín Morán, Maynor Figueroa, Carlos “Calolo” Palacios, Kevin Hernández, Ronald Maradiaga, Mario Chávez, Porciano Ávila, Ricardo “El Gato” Canales entre otros.

“El mejor jugador que yo he descubierto se llamaba Luis Armando Peña Chávez; era mejor que Marvin Chávez, Pery Martínez Q.D.D.G. y Carlos “Tatín” Morán… tenía talento, pero se encontró con una mujer que lo perdió en las drogas y fracasó. Ese muchacho era talento puro que se pudo ir al extranjero, pero eligió el camino equivocado”, relata el entrenador.

WebGilRodriguez2(800x600)

Pery Martínez QDDG, Maynor Figueroa y Tatín Morán, fueron descubiertos por Gil Rodríguez.

Recientemente fue a ver al Victoria, equipo al que le dio muchos futbolistas y se llevó un trago amargo. “Fui hasta San Manuel, Cortés a ver al Victoria jugar en la Liga de Ascenso y cuando iba a entrar al estadio; me cobraron la entrada. Quedé muy decepcionado porque no valoraron lo que yo les entregué”, dice muy sincero don Gil Rodríguez.

Son 30 años de carrera los que está cumpliendo en este 2019 y don Gil Rodríguez ha dirigido los últimos 18 en la Liga de Ascenso. ¿Por qué no en primera? Su respuesta es fría y contundente: “En Honduras a los formadores de talento no nos pagan y así no se puede vivir”, dice de forma muy folklórica.

Gil se levanta todas las mañanas revisando la lista de futbolistas jóvenes con los que trabaja, los cuales aprenden conceptos no solo de fútbol, sino de vida. “Yo soy sincero, a los jugadores les doy cariño pero también los corrijo. Ellos saben que es por su bien. Creo que junto a Hermelindo Cantarero le hemos sacado una gran cantidad de jugadores a la Selección de Honduras pero nadie nos para bola”, explicó el entrenador.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias