Esteban Espíndola: "Yo encontré que en la vida todo se resume a Dios"

El argentino que alcanzó a debutar con River Plate y jugó un Mundial Sub-17 dice estar 'feliz' en Marathón. Recordar a su fallecida madre le hace pequeño el corazón.

FREDY NUILA

Hace cinco años perdió a su madre Alba Esther López y a partir de ahí decidió encontrar abrigo en Dios. Esteban Espíndola es más que atinadas coberturas y liderazgo dentro del campo. Es alguien sensible a la vida que intenta hacer siempre lo correcto.

Leer más: Esteban Espíndola: Un Boxeador de sangre uruguaya que disfruta su soltería

El ex zaguero de Olimpia vive con felicidad su presente verdolaga. "Estoy viviendo algo diferente que es disfrutar cada entrenamiento y concentración, hay un grupo humano con hambre de conseguir las cosas", es la frase con que mejor describe el entorno que le rodea en este favorito Marathón.

La caída del invicto frente a Motagua, asegura, no inmuta al Monstruo ya que "las formas de perder muchas veces tienen mucho que ver, perdimos de una manera que, entiendo yo, fue siendo superiores", recordó.

San Pedro Sula es distinta a Tegucigalpa, acepta, pero con un calor que le hace sentirse vivo. "Adaptándome a la ciudad, es bastante diferente a Tegus, ya sea por la disposición de la ciudad, el clima, la relación que tienen las calles, pero disfruto y me gusta San Pedro; estoy tranquilo, feliz de ser parte de Marathón", expresa.

No haber llegado antes al Monstruo se debió a un asalto que sufrió en si casa en Argentina, algo que describe como "momentos duros familiares" que lo orillaron a "priorizar" porque "la prioridad siempre fue mi familia y el apoyo que ellos necesitaban de mi". Dice que con su padre Rubén Esteban y su hermana Daniela "se decidió en conjunto quedarme allá"

Pero es justamente la muerte de su progenitora, uruguaya como su papá, el motivo que le cambió el mundo: "Si bien fue a través de una enfermedad dura que, queriendo ser positivos, nos ayudó a prepararnos psicológicamente, es una realidad, fue enseñanza como familia y generó una unión que disfrutamos" a día de hoy.

Prosigue, con la voz entrecortada, diciendo que "yo era chico y me imaginaba que mi mamá me iba a faltar y lloraba, cuando me faltó Dios sostuvo mi corazón; mi mamá fue una amiga, una compinche y nos ha enseñado a ser de esa manera", rememora con satisfacción.

Así comenzó a buscar el entendimiento de la Palabra: "Yo encontré que en la vida todo se resume a Dios, me tocó desde muy chico estar en selecciones juveniles, creciendo en el proceso de selecciones, estar en River que es la cima en Sudamérica... encontrarme con tantas cosas de golpe: mi primer contrato a los 16 años, mi auto, planes de compra de propiedades... te encontrás con un mundo que es irreal y ni eso te llena realmente".

PRIMER EQUIPO DE RIVER, TREZEGUET...

La madurez que lo caracteriza no es cosa de dos días, ha sido un largo camino, lleno de alegrías y tristezas.

"Desarrollé con el tiempo porque estuve 13 años en River, fui a la escuela, estaba ocho horas diarias en el estadio y alrededores... te consume la grandeza de un club que lleva tanta gente", resume el también ex Belgrano de Córdoba y Atlético Rafaela.

"Después de realizar mi primera pretemporada con 500 personas fuera del hotel esperándonos, 3 mil mirando un entrenamiento; debutar en primera con lleno, 40 y 50 mil personas...", con orgullo sobre su pasado por el actual campeón de América del cual es hincha.

02.1135(800x600)

Espíndola se relaja en su casa de San Pedro Sula haciendo su Mate.

Espíndola cree que "cuando estás a ese nivel te das cuenta que no alcanza el talento nato de uno, sino que hay que reforzarlo con más entrenamiento y cuidado en la alimentación", motivo que ha observado perjudica al talentoso futbolista hondureño.

Concluyendo la entrevista, el jugador del Verde que tiene una gran amistad con un referente de La Banda como Leo Ponzio, habla de su aprendizaje al jugar con una ex estrella: "Me tocó tener de compañero a David Trezeguet, un tipo que había salido campeón del mundo, de Champions, pero que se mataba en cada entrenamiento y se cuidaba más que muchos de nosotros... vas aprendiendo de ese tipo de profesionales y genera que te contagie lo bueno".

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias